Público
Público

PSOE y Unidos Podemos La corrupción de la Casa Real enfrenta a los aliados de la moción con el Gobierno que apoyaron

Las posturas contrarias sobre las iniciativas para investigar los casos de corrupción de Juan Carlos I y sobre la publicación de la lista de beneficiarios de la amnistía fiscal han dejado ver el primer gran choque entre los que fueron los apoyos de Sánchez y el Ejecutivo.

Publicidad
Media: 4.10
Votos: 10

Pedro Sánchez al ser nombrado presidente de Gobierno por los apoyos de Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís y PNV / EUROPA PRESS

En menos de una semana se ha anunciado una larga ristra de medidas contra la corrupción de la Casa Real: reformas por la transparencia de la monarquía, comparecencias en el Congreso, preguntas sobre su impunidad y una comisión de investigación sobre los negocios y supuestas prácticas irregulares del rey Juan Carlos de Borbón. Esta última irá firmada por Unidos Podemos, ERC, Compromís, PDeCAT, EH Bildu y apoyada por el PNV. Estos apoyos frente al Gobierno que ha alegado que, de momento, no apoyará la comisión

Estas posturas contrarias, junto con el rechazo del Gobierno a presentar la lista de beneficiarios de la amnistía fiscal por la ley de Montoro, han escenificado este martes el primer conflicto entre todos los grupos que llevaron a Sánchez a la Moncloa y su propio Gobierno.

El presidente iba a intentar limar las diferencias anunciando durante su comparecencia en el Congreso que va a prohibir las amnistías fiscales anónimas y sin cerrar la puerta a otras iniciativas, tras escuchar al director del CNI hablar sobre el rey. Sin embargo, no ha sido suficiente. Ione Belarra, la diputada de Unidos Podemos que ha asumido el protagonismo en el debate, terminaba su intervención con una exigencia clara: que Sánchez rectifique, publique el nombre de los “defraudadores” y apoye la comisión de la investigación.

Sin los resultados esperados de llegar a un acuerdo, fuentes de los distintos grupos confirman a Público que hay mucha "decepción" y "preocupación" con la postura del Gobierno respecto a la Casa Real. No sólo por la falta de apoyo a estas iniciativas, también porque el PSOE ha quitado importancia sobre las nuevas pruebas de la corrupción de la monarquía, tal y como ya alegó el pasado viernes Isabel Celaá, afirmando que "son grabaciones antiguas" que "no les estremecen".

Garzón sostiene que "es una alianza republicana" la que ha hecho a Sánchez presidente

Aunque el debate ha ido más allá y lo ha puesto Alberto Garzón sobre la mesa: "Los partidos que apoyamos la moción de censura somos muy distintos entre nosotros, pero compartimos valores de la tradición republicana", sosteniendo que "es una alianza republicana lo que a usted le ha hecho presidente. No nos abandone, no abandone este principio, que sólo pide la verdad, transparencia y repensarlo todo". Una postura que el PSOE no asume y que tiene un trasfondo ideológico que pone a prueba la alianza entre el Gobierno y los aliados. Unos apoyos de los que, además, depende el Ejecutivo ya que sólo con ellos puede llevar a cabo medidas y reformas en el Congreso.  

Fue también el líder de Izquierda Unida el que dio el primer paso para reivindicar la necesidad de investigar las supuestas prácticas irregulares de la Casa Real. Cuando se conoció a través de OK Diario y El español  las grabaciones de la aristócrata y empresaria Corinna zu Sayn-Wittgenstein que desvelaban prácticas irregulares de Juan Calos I, el partido de Garzón anunció que presentaría una batería de medidas. La primera, solicitar la comparecencia del director del CNI en la comisión de secretos oficiales, un órgano en el que se debate a puerta cerrada y cuyo contenido es ilegal desvelar. Una fórmula que Podemos ha criticado y ante la que he pedido que se realice con taquigrafos y sin que se tenga que ocultar. La comparecencia se llevará a cabo, de momento, siguiendo la fórmula cerrada y a petición del propio director, Sanz Roldán.

Seguido de esto, el pasado viernes anunció que impulsaría una comisión de investigación que se registrará por el grupo confederal de Unidos Podemos. Hoy, reclamar el apoyo del Gobierno a la comisión y criticar su postura ha sido el foco de la intervención de Garzón: "¿No debería esta Cámara, en última instancia, preocuparse por que miembros de la Casa Real hayan hecho actividades que si las hubiéramos hecho cualquiera de los que estamos aquí serían ilegales? Una comisión de investigación es lo que procede. Por eso, nosotros le invitamos al PSOE a que se sume a un proceso que ya demandan muchos grupos y que creo que forma parte de repensar nuestro país".

Compromís ha registrado otra PL para que la Familia Real deba dar cuenta de sus bienes y actividades

Además de esta medida, Compromís ha registrado este martes una Proposición de Ley para incrementar la transparencia de la Casa Real de forma que el Congreso de forma que sus miembros deban registrar sus cuentas, hacer declaraciones de sus bienes y de sus actividades, de la misma forma que lo hacen los diputados y senadores. Además, Unidos Podemos también presenta una Proposición no de Ley sobre la lucha contra el fraude fiscal y la promoción de la transparencia en cuanto a la amnistía fiscal con el objetivo de conseguir que el Gobierno desvele los nombres de los "defraudadores" de la ley del PP.

También partido morado, según lo anunciado por el Secretario de Organización, Pablo Echenique, solicitará la comparecencia de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para que aclare si el Ejecutivo no tiene capacidad jurídica para publicar esta lista, y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, como responsable política del Centro Nacional de Inteligencia, para conocer la información que tenían los servicios secretos.

Según confirman fuentes de Unidos Podemos, la comisión de investigación será registrada, seguramente, esta semana. Sin embargo, el foco estará en la comparecencia del director del CNI que, previsiblemente, será antes del debate sobre la comisión y tras la que el PSOE deberá posicionarse.