Público
Público

PSOE y Podemos, más alejados que nunca para alcanzar un gobierno común

Las conversaciones entre los dos partidos se encuentran totalmente rotas. Los socialistas han dado pasos atrás hasta llegar a la oferta de junio y ofrecen negociar sólo un acuerdo programático. 

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la quinta reunión desde el 28-A / EFE

público

PSOE y Podemos han roto completamente las conversaciones y se encuentran más alejados que nunca. No hay ningún punto en común para alcanzar un acuerdo: los socialistas han dado pasos atrás hasta llegar a la propuesta de principios de junio y sólo ofrecer al partido morado un acuerdo programático. Mientras que en Podemos crece la desconfianza y Pablo Iglesias ha llegado a asegurar que el PSOE "no tiene proyecto para el país". 

El secretario general del partido morado se refirió así a los socialistas el pasado viernes, después de la investidura fallida, durante su programa de debate Fort Apache. "Cuando alguien dice: yo quiero ser presidente del Gobierno con la abstención del PP y Cs y, si eso no puede ser, con Unidas Podemos, demuestra que no tiene proyecto para este país", aseguró. 

El partido morado ha sido muy crítico con las intenciones de los socialistas de sacar adelante la investidura tanto con el apoyo de Unidas Podemos como con el del PP y Ciudadanos. De hecho, ahora apuntan que negociaron el gobierno de coalición porque al PSOE no les quedó más excusas después de que Iglesias diera un paso atrás y renunciara a estar en el Consejo de Ministros. 

Sin embargo, y a pesar de que Pedro Sánchez dijera que Iglesias era el único obstáculo para formar una coalición, en los días después se evidenció que esto no era así. El reparto de ministerios y las filtraciones a la prensa encallaron las negociaciones. 

Ahora el PSOE, lejos de mostrar su intención de volver a negociar y superar estas diferencias, sólo ofrecen negociar un acuerdo programático. En una entrevista en RNE, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, aseguró que "la fórmula de apoyar al gobierno con objetivos concretos es una buena fórmula, con mucha historia en Europa". 

Esto se complica aún más porque la vicepresidenta también apuntó que quieren llegar a un programa para un gobierno progresista que "no dependa de los independentistas". La única fórmula que hay para esto y para garantizar la legislatura sin contar con ERC es sumar los apoyos de algún partido de la derecha. Como reconoce Calvo, partidos "alejados" de Podemos. Algo que parece imposible de conseguir a día de hoy.

Más noticias