Público
Público

PSOE y PSC cierran el texto de la propuesta federal que no reconoce a Catalunya como nación

La negociación se tensó a raíz de que Jáuregui rechazara el miércoles una reforma constitucional que asumiera la plurinacionalidad del Estado. Los socialistas catalanes creen que Rubalcaba se vio entonces obligado a acep

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ya hay acuerdo. PSOE y PSC han confirmado esta tarde que ya han consensuado el texto sobre la reforma constitucional en clave federal que aprobará mañana el Consejo Territorial del principal partido de la oposición. El documento recogería algunas de las exigencias de los socialistas catalanes, como el principio de ordinalidad, aunque no las 'consultas territorializadas' y ni siquiera la definición del Estado como plurinacional.

Fuentes del PSC consultadas por Público han reconocido, no obstante, que la negociación ha sido dificultosa, y que incluso ha estado a punto de romperse en el último momento y, en concreto, en las últimas 48 horas. El que tildan como 'incendio' se inició a primera hora del miércoles, cuando en un desayuno informativo el coordinador de la Conferencia Política, Ramón Jáuregui, se mostró tajantemente en contra del reconocimiento de la plurinacionalidad que reclaman los socialistas catalanes al defender el contenido actual de la Carta Magna, que tan sólo reconoce 'nacionalidades y regiones'.

En su propuesta de reforma constitucional, el PSC requería añadir el término naciones, de manera que la redacción final definiera a España como un Estado 'de naciones, nacionalidades y regiones'. 

Siempre según fuentes de los socialistas catalanes, eso hizo que sus negociadores, el secretario de Acción Política, Antonio Balmón, y el presidente de la Fundación Campalans, Miquel Iceta, apretaran contra las cuerdas al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y que este accediera finalmente a asumir el principio de ordinalidad que exigían los socialistas catalanes, y que supondría que la nueva Constitución reconocería que las comunidades autónomas que más aportan a las arcas del Estado no reciban una financiación menor que otros territorios por parte de la administración central.

La Ejecutiva federal afirma desconocer el peso que tuvo el discurso de Jáuregui en la redacción final del texto respecto a ese asunto, que dicen siempre estará condicionado a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. E insisten en que a pesar de la polémica, ese principio de ordinalidad ya estaba contenido en los primeros borradores que manejó el exministro. 

Desde el PSC se felicitan de haber conseguido un reconocimiento a sus 'singularidades' por parte del PSOE, a pesar de que su principal objetivo, que era que se considerara a Catalunya como una nación dentro del Estado, no ha sido aceptado en ningún momento por el equipo de Rubalcaba. El entorno más cercano al secretario general reconocía en declaraciones a este diario que el texto se reafirma en la definición de España como la de un Estado de 'nacionalidades y regiones'.

Esas mismas fuentes indican, además, que la propuesta sí asume esas singularidades, pero lo hace 'para todos'. Lo que contempla el documento, insisten, son 'los hechos diferenciales' de cada una de las comunidades autónomas, pero 'todos los que hay'. 'Los que ya recogía la Constitución y los que se han ido generando en estos treinta años', apuntan. Entre estas características propias mencionan la lengua, la cultura o el derecho civil de cada uno de los territorios.

Lo que destacan desde el PSC es que la inclusión del principio de ordinalidad anunciado hoy mismo por Rubalcaba en rueda de prensa les satisface. Tanto, que consideran que abre el camino en las negociaciones entre ambas formaciones para reestablecer el protocolo de colaboración que mantienen desde hace más de 30 años.

Más noticias en Política y Sociedad