Público
Público

El PSOE zanja el debate: no irá a una moción de censura con los independentistas

Ábalos dice que los socialistas "no tenemos tanta ansia de gobernar a costa de todo y menos a cambio de la unidad territorial de este país”

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, preside la reunión de la Permanente del PSOE, celebrada en la sede de Ferraz. EFE/ Ballesteros

MANUEL SÁNCHEZ

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quiso zanjar este lunes el debate sobre la posibilidad de que los socialistas presenten una moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy: no habrá dicha moción en toda la legislatura con el apoyo de los independentistas.

Ante la propuesta de algunos partidos catalanes que están en el Parlamento de apoyar al PSOE en dicha moción, sin vincularla a la celebración del referéndum como antes se pedía, Ábalos indicó que ya en verano les llegó ese mensaje y respondieron que no darían el paso. “No tenemos tanta ansia de gobernar a toda costa, y menos a cambio de la unidad territorial del país”, afirmó el “número tres” del PSOE.

Según el dirigente del PSOE creen que algunos puedan estar buscando atajos con estas propuestas para burlar sus actos unilaterales, pero no van a encontrar en ese camino al PSOE. “No pueden ser nunca nuestros aliados aquellos que no comparten ni la unidad de España ni nuestro modelo de Estado. No es posible ir con ellos a una moción de censura”, reitieró.

Para el dirigente socialista, ya se pasó la oportunidad de haberlo hecho cuando Sánchez se presentó a la investidura y había otras circunstancias políticas, “pero algunos prefirieron entonces el gobierno de la derecha y cerrar caminos, en lugar de abrir otros nuevos”, dijo.

No obstante, Ábalos no cerró la puerta a esta posibilidad, pero no en la clave de echar al Gobierno de PP, sino presentando una moción con los planteamientos del PSOE, constructiva y con finalidad de que se visualice una alternativa, tal y como hizo Felipe González en la última etapa de los gobiernos de la UCD.

El secretario del área de Organización del PSOE, José Luis Ábalos Meco, y la presidenta de la formación socialista, Cristina Narbona, durante la reunión de la Permanente del PSOE, celebrada en la sede de Ferraz. EFE/ Ballesteros

Ábalos, que compareció en rueda de prensa tras la Ejecutiva Federal, también adelantó que el PSOE va a llevar una posición común a la reunión del Consejo de Política y Fiscal para el nuevo modelo de financiación autonómica. En este sentido, explicó que el PSOE pondrá encima de la mesa elevar la inversión en Educación (al 5%), en Sanidad (al 7%) y en servicios sociales (2%).

El secretario de Organización siguió insistiendo en pedir al Gobierno que ponga encima de la mesa una propuesta porque es lo que le corresponde hacer, “pero nosotros también queremos concreta de qué queremos hablar”.

El PSOE concreta sus propuestas en materia de financiación autonómica con más inversión en Educación y Sanidad

Ábalos dio a entender que estos datos se los ha hecho llegar el líder del PSOE, Pedro Sánchez; al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; para empezar ya una negociación, a través en de distintas conversaciones que están manteniendo periódicamente.

El dirigente socialista no pudo concretar si ambos se han reunido, pero dijo que sí han hablado sobre los diez acuerdos de país que ha puesto el PSOE encima de la mesa, y explicó que el presidente del Ejecutivo se ha mostrado más abierto a buscar acuerdos en dos temas: financiación autonómica y en política de agua. No obstante, indicó que no hay avance alguno ni mesas de trabajo, y sólo ha mostrado su disposición a negociar. Ábalos indicó que, pese a ello, el PSOE no renuncia a sacar adelante los diez acuerdos que se ha propuesto.

Finalmente, al ser preguntado por la reunión del ex secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba con la coordinadora general del PDECat, quiso bajar la polémica sobre los reproches que horas antes hizo el ex líder del partido por no haberle llamado. Ábalos dijo que el PSOE se limitó a decir cuando fue preguntado que no conocía la reunión, ni su contenido, “y entendemos que no debió de ser relevante, porque de haber sido así Rubalcaba nos lo hubiera trasladado”, se limitó a decir.