Público
Público

Puertas giratorias El exministro Rafael Catalá ficha por una gran empresa del sector del juego en pleno debate sobre la regulación de las apuestas

El que fuera ministro de Justicia en el Gobierno de Mariano Rajoy trabajará para una de las grandes empresas de la industria, Codere, como asesor global de relaciones institucionales. 

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 5

Rafael Catalá durante su etapa de ministro de Justicia en el Congreso de los Diputados. - EFE

Como han hecho otros muchos políticos que dejan de serlo, Rafael Catalá, el que fuera ministro de Justicia en el Gobierno de Mariano Rajoy, ha encontrado una buena colocación tras dejar dejar su escaño el pasado 21 de mayo: según ha adelantado El Confidencial, Catalá ha fichado por Codere, una de las grandes empresas del sector del juego –casinos, apuestas 'online' y máquinas recreativas– como colaborador externo y asesor global de relaciones institucionales.

El exministro actuará como lobista y defenderá al sector del juego, ahora mismo en la picota, ante los partidos y las instituciones. De hecho, El Confidencial asegura que Codere espera que Catalá exponga ante los poderes público "la visión de la compañía y suavice cualquier regulación que sea muy restrictiva". 

Catalá ya trabajó para Codere entre 2005 y 2011, años en los que fue secretario del consejo de administración de Codere, empresa controlada por varios fondos de inversión. Dejó el puesto en diciembre de 2011 cuando fue nombrado secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras del Ministerio de Fomento.

El fichaje de Catalá se produce apenas dos meses después de haber dejado su escaño en el Congreso. Ahora regresa a la empresa para la que ya trabajó y a una industria, la del juego, que está más que en entredicho en los últimos tiempos ante la proliferación de las casas de apuestas y el incremento del juego online. La facilidad para apostar es tal, sobre todo en internet, que el juego amenaza con convertirse en un problema social, especialmente entre los jóvenes.

Podemos presentó en octubre de 2018 una moción para regular el sector del juego, instando el Congreso a pronunciarse sobre la publicidad de los juegos de azar y su presencia en los medios de comunicación. "El juego presenta un especial riesgo para la salud pública y es una patología adictiva", se afimaba en el texto de esa moción.  


Más noticias en Política y Sociedad