Público
Público

Puertito de Adeje Asociaciones ecologistas envían a la Fiscalía el proyecto turístico de Cuna del Alma en Tenerife

Entre los denunciados están los representantes del proyecto, el alcalde de Adeje y los redactores de la Memoria Ambiental.

El modelo piloto del proyecto turístico de Cuna del Alma
El modelo piloto del proyecto turístico de Cuna del Alma. Andrea Domínguez Torres

La Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN) ha denunciado ante la Fiscalía las obras de Cuna del Alma. El trabajo conjunto entre asociaciones ecologistas y patrimoniales trata de frenar el macroproyecto turístico que se lleva a cabo en el sur de la isla desde mayo. "No puede ser que un grupo de personas acampadas esté parando delitos contra el medioambiente y el patrimonio. Las instituciones y, en este caso, la Fiscalía deben parar cuanto antes las obras y estudiar la zona", insisten desde ATAN.

Un reducto de historia dentro de una ciudad turística. Como una especie de oasis en el municipio con más oferta alojativa de Tenerife permanecía hasta ahora el Puertito de Adeje. Está alejado de grandes infraestructuras destinadas a la venta de sol y playa, con solo una veintena de casitas, un pequeño puerto para barcas pesqueras y tortugas marinas que nadaban en sus aguas. La masificación de la zona ha llegado de la mano del turismo que persigue a las tortugas, las pocas que quedan, y los barcos recreativos que fondean aprovechando el buen clima. Ahora continúa con el macroproyecto turístico de lujo de Cuna del Alma que pretende convertir en villas y un alojamiento hotelero de lujo 420.000 metros cuadrados de un barranco canario.

Los vídeos de las palas extrayendo especies de cardonal-tabaibal (arbusto autóctono con forma de cactus) o la de un trabajador en un momento de enfado arrancando un posible ejemplar de la planta conocida como viborina triste han dado la vuelta a las redes sociales en Canarias. Las denuncias interpuestas por los colectivos ecologistas hacia la empresa se suman a los activistas que acampan desde hace tres meses en las inmediaciones del proyecto. Ahora, la asociación ecologista Salvar La Tejita ha decidido dar un paso más allá. Por ello denunció este lunes a la promotora Segunda Casa Adeje S.L. y a la Junta de Compensación ante la Fiscalía y la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural.

Entre los denunciados se encuentran el CEO de Cuna del Alma, Filip Andreas Hoste; el director del proyecto, Andrés Muñoz de Dios; el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga (PSOE); los redactores de la Memoria Ambiental; y la empresa Obras y Servicios Canarios H5 S.L., responsable de las obras. "Los denunciados podrían haber incurrido en presuntos delitos contra el medioambiente, patrimonio histórico o contra la ordenación del territorio", reza el documento. La asociación ecologista pide la sanción de los denunciados y la anulación del proyecto de la unidad de actuación en el Puertito de Adeje, así como la paralización cautelar de las obras en un plazo máximo de 15 días.

Las asociaciones atribuyen a los denunciados la presunta comisión de delitos relativos a la ordenación del territorio y el urbanismo, la protección del patrimonio histórico y el medioambiente; así como delitos contra recursos naturales y los relativos a la protección de fauna y flora. Al mismo tiempo, acusan al alcalde de Adeje de un delito por presunta prevaricación administrativa y a los autores de la Memoria Ambiental de un posible delito de falsedad en documento público.

Localización del proyecto

"Es un auténtico reducto de los hábitats semidesérticos de la banda suroeste de Tenerife", explica Salvar La Tejita sobre el Puertito de Adeje. La infraestructura de Cuna del Alma colinda con el espacio natural protegido y sitio de interés científico de La Caleta, y se baña en la zona de especial conservación de Teno-Rasca, una franja marina rica en diversidad de especies. Además, las tierras propiedad de Segunda Casa Adeje S.L. cuentan con especies endémicas, protegidas, así como yacimientos arqueológicos declarados Bienes de Interés Cultural.

A pesar de que Cuna del Alma no está entre los espacios protegidos, expertos en Biología y Ciencias del Mar señalan que el proyecto afectaría a los ecosistemas vecinos por el amurallamiento de La Caleta. El efecto borde, el corte del flujo genético, el aumento de la presencia humana o la entrada de especies invasoras son algunos de los ejemplos aportados por los ecologistas.

La memoria ambiental, en el centro de las críticas

En un estudio elaborado como crítica a la Memoria Ambiental del proyecto, las asociaciones recogen hasta 30 tipos de especies diferentes, una decena de ellas protegidas. También señala la falta de un listado floral en el documento oficial entregado por la promotora. El cardoncillo gris, la esparraguera, la magarza de costa, la viborina triste, la orijama, el cardón, el romero marino, el tarajal, la doradilla velluda o la azucena de risco son las especies endémicas protegidas y recogidas en el estudio crítico. De acuerdo con la Orden de Flora de Canarias, para manipular, extraer o cortar estas especies es necesaria una orden de la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias.

ATAN asegura que cuenta con un "sólido" respaldo de pruebas jurídicas y técnicas para avalar su denuncia. En las 32 páginas de extensión del documento entregado a Fiscalía, Salvar La Tejita califica de "afecciones irreversibles" a los daños sobre los hábitats naturales. Desde hace cinco meses, los diferentes expertos en medioambiente que se han movilizado en redes sociales y sobre el terreno vienen denunciando la extracción y manipulación de flora protegida. Bajo la lógica de la asociación, la empresa no podía contar con los permisos para manipular esas especies porque no estaban contempladas en ningún documento. Algunas de ellas cuentan con protección especial y precisan de las autorizaciones mencionadas.

Expertos en medioambiente denuncian la extracción y manipulación de flora protegida

"La Memoria Ambiental que permite este sector urbanístico está falseada y omite información importante. Han conseguido una serie de permisos ocultando información", resalta Iván, voluntario de ATAN. Salvar La Tejita denuncia que podría existir un "interés espurio" detrás de la omisión de algunas especies y acusa a la promotora de "ocultar el valor patrimonial, histórico y natural de la zona, tanto en la fase de redacción del documento como durante la tramitación del proyecto de urbanización".

El ejemplo utilizado por los ecologistas es el hábitat de interés comunitario cardonal-tabaibal (5330). Salvar La Tejita acusa a los encargados de la Memoria Ambiental de minusvalorar los especímenes de cardonal-tabaibal, con protección especial, presentes en la zona urbanizable del Puertito de Adeje para así facilitar las autorizaciones. Por su parte, la empresa insiste en que el proyecto cumple con la ley vigente. "En todo momento se trabaja conforme a la normativa y se ha entregado la documentación necesaria en cada fase", señalan desde la promotora.

Para la asociación, la falta de especies en la Memoria ambiental tenía la intención de "sortear" a la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (COTMAC). El órgano finalmente dio el visto bueno al texto, pero sin la fauna y flora localizada luego por voluntarios expertos en la zona y recogidas en otros estudios científicos realizados en el lugar.

La empresa insiste en que el proyecto cumple con la ley vigente

Algo similar ocurre con las especies de animales. En total, Salvar La Tejita recoge 32 especies de fauna vertebrada, entre aves, reptiles y mamíferos. A destacar algunos de ellos en peligro de extinción como el halcón tagarote o el cuervo. Además, un estudio de SEO/Birdlife cifra en 70 el número de especies de aves del Puertito de Adeje.

En cuanto a las afecciones directas sobre la zona de especial conservación en la Franja Marina Teno-Rasca, la denuncia detalla diferentes puntos. Por una parte, el vertido de áridos por la modificación de la playa, que podría dañar a los bancos de arena cubiertos por agua marina, a las cuevas marinas y a los sebadales. Por otra parte, los daños a los jóvenes ejemplares de tortuga verde y de angelotes, tiburones en peligro de extinción, que viven en la zona y que sufren la presión de las embarcaciones recreativas.

Daños al patrimonio cultural

Al mismo tiempo, en la denuncia presentada ante la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural también se destacan los daños arqueológicos probados. La destrucción total de un yacimiento arqueológico llevó a la Dirección General de Patrimonio Arqueológico del Gobierno de Canarias (Podemos) a iniciar un expediente sancionador contra la promotora de Cuna del Alma. La sanción asciende a 600.000 euros, la mayor cuantía para infracciones de esta naturaleza. Aún en trámite de alegaciones y en el inicio de la multa, la Directora de Patrimonio, Nona Perera, destacó la "intencionalidad" por parte de la entidad. Faltaba un arqueólogo a pie de obra y no se habían cumplido los protocolos que se habían decidido en el estudio arqueológico, según recoge el expediente iniciado por el Gobierno de Canarias.

Por otra parte, de acuerdo con la ley de Patrimonio Cultural de Canarias, el Cabildo de Tenerife es quien tiene en su poder las herramientas para paralizar la obra por daños al patrimonio arqueológico. En este punto, como ya ocurrió el 31 de mayo, el ejecutivo insular podría detener los trabajos por daños a los elementos culturales. Ahora la constructora avanza en el 98% de la obra. El Gobierno de Canarias solo intervendría en casos en los que existiera una urgencia acreditada y actuando de oficio. Lo mismo ocurre con el Ayuntamiento de Adeje. En este caso y en un plazo de seis meses, los organismos competentes podrían incoar el procedimiento para incluir la protección necesaria a los bienes en peligro.

Más noticias