Público
Público

Puig y Oltra reivindican el "mestizaje" político con motivo de su primer
año en la Generalitat Valenciana

El president ha asegurado que su gobierno ha puesto en orden los agujeros económicos dejados por el PP, como fueron la Feria de Valencia o la Ciudad de la Luz.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra. EFE/Juan Carlos Cárdenas

EFE

VALENCIA.- El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha reivindicado, con motivo del primer aniversario de su gobierno, que es un ejecutivo de cambio, que ha mejorado "sensiblemente" la vida de los valencianos y que se caracteriza por ser transparente y honrado, y estar cohesionado.

Puig se ha pronunciado así durante una comparecencia conjunta con la vicepresidenta Mónica Oltra, en la que ambos han analizado los "366 días de cambio" en la Comunidad con el ejecutivo formado por el PSPV-PSOE y Compromís, que cuenta con el apoyo parlamentario de Podemos.

El president ha asegurado que su gobierno ha puesto orden en las "minas" dejadas por el PP y ha asegurado que no tienen "ni un ápice de satisfacción", porque el objetivo es mejorar siempre "todos los engranajes".

También ha adelantado que quizá tenga que fortalecerse la "muy raquitizada arquitectura institucional" de la Generalitat para ganar fortaleza.

Sobre la posible entrada de Podemos en el ejecutivo, Oltra ha recordado que si ese partido no forma parte del mismo es porque "no ha querido", y ha asegurado que no existe "ningún obstáculo" para que cuando lo decida pueda entrar en el gobierno, aunque tampoco van a ejercer sobre ellos "presión".

En el capítulo de la autocrítica, el president ha admitido que quizá un "error" ha sido no haber tenido en cuenta la "profundidad" de todo el "campo de minas" dejado por el PP, como los agujeros económicos en Feria Valencia o la Ciudad de la Luz.

Puig ha reconocido que quizá hay que mejorar cosas en la gestión pero ha advertido que las elecciones generales "no provocarán ningún cambio" en su ejecutivo, pero las aprovecharán para "mejorar".

Los cambios en el Gobierno valenciano se harán "de manera global y cuando toque abordarlos", ha enfatizado Oltra, quien ha recordado que ya ha habido cambios de directores generales.

Tanto Puig como Oltra han insistido en la cohesión del gobierno del PSPV-PSOE y Compromís, que según el president es "exponencialmente superior" al del anterior Consell del PP, y ha evidenciado que "el mestizaje funciona" y es "una buena idea" a exportar, porque ha alejado la visión de "dos gobiernos".

Puig ha recordado que al principio "nadie daba un duro" por la cohesión del Gobierno valenciano, pero ha superado ya dos elecciones generales y ha demostrado que el interés general está por encima del partidista, mientras que hay "muy buena relación" y "sintonía" entre sus integrantes, empezando por él y la vicepresidenta.

Oltra ha confesado que en estos momentos firmaría por seguir en un gobierno plural, y no en uno formado solo por su partido, porque eso da riqueza, amplitud de campo, "quita sectarismos y dogmatismos" y "aleja tentaciones" de confundir partido e institución, de manera que es "una fórmula de éxito, es tecnología política punta".

También han valorado la "lealtad" de Podemos en su apoyo parlamentario, y según ha asegurado Puig pronto habrá una reunión para la revisión del Pacto del Botánico sobre gobernabilidad, en la que podrán hablar "de todo".

Respecto a los logros alcanzados este año, Puig ha admitido que "posiblemente no son hitos revolucionarios", pero han conseguido mejorar la vida de la gente, y ha reivindicado que se ha demostrado que la Comunidad Valenciana "ya no es el foco de atracción" por la corrupción o las malas prácticas, sino por una "gobernanza del siglo XXI".

El president de la Generalitat ha insistido en que la prioridad de su gobierno ha sido "rescatar a las personas" y devolverles derechos.

Más noticias de Política y Sociedad