Público
Público

Puigdemont descarta renunciar a su escaño y pide que se permita la investidura de Sánchez

El expresident dice que que fijará su residencia en Berlín, lo que ha comunicado a las autoridades judiciales alemanas tras salir de prisión, hasta que pueda volver a Bruselas, si acaba como él desea el proceso de extradición a España.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresident catalán Carles Puigdemont, durante su rueda de prensa en Berlin. REUTERS/Hannibal Hanschke

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont descartó este sábado renunciar a su escaño de diputado en el Parlamento catalán y planteó la necesidad de que se abra una mediación internacional para solucionar un conflicto catalán que, ha recalcado, es político y no judicial.

Tras su salida ayer de la prisión de Neumünster, Puigdemont ofreció este sábado una rueda de prensa en Berlín, donde dijo que su intención no es interferir en la política alemana, pero sí consideró que el conflicto catalán necesita una mediación internacional, con ayuda "de otro país, diferente a España, o de una organización internacional", al tiempo que reiteró que "no tiene por qué" renunciar al acta de diputado para facilitar una investidura porque tiene sus "derechos intactos".

Puigdemont llamó al Estado español a dejar de "interferir" en el Parlament y respetar los "derechos" que, a su juicio, tiene el número dos de su partido, JxCat, Jordi Sànchez, para ser candidato a presidente de la Generalitat. "Les invito a cambiar de estrategia y a dar el primer paso para que este conflicto que es político pueda tener una resolución política", manifestó dirigiéndose al Gobierno español.

Puigdemont pide una mediación internacional, con ayuda "de otro país, diferente a España, o de una organización internacional"

El líder de JxCat reafirmó así la propuesta de candidatura de Sànchez para la presidencia de la Generalitat, pese a estar encarcelado en Soto del Real (Madrid), después de que el Comité de Derechos Humanos de la ONU aceptara a trámite la demanda que presentó el exlíder de la ANC.

Tras recordar a sus compañeros que se encuentran "injustamente" en prisión y en el exilio, destacó el apoyo de los diputados de JxCat y ERC que han viajado a Alemania para apoyarle y denunciar la situación de "ocupación e intervención inaceptable" que sufren, a su juicio, las instituciones catalanas.

Tras señalar que son representantes de la mayoría parlamentaria por decisión de los electores, criticó que las "interferencias del Estado" impidieran la investidura de Jordi Turull y pidió que se deje al Parlamento catalán elegir "sin restricciones" a uno de sus miembros como presidente de la Generalitat. "Es lo que dice la ley y es además lo que nos han encargado los ciudadanos" recalcó.

El expresident catalán Carles Puigdemont con otros miembros de JxCat, tras su rueda de prensa en Barlín al día siguien de su salida de la prisión alemana. REUTERS/Hannibal Hanschke

Recordó que retiró "provisionalmente" su candidatura a la presidencia del gobierno catalán para facilitar un gobierno liderado por Jordi Sànchez y reclamó a Madrid "un cambio de estrategia" para dejar de entorpecer la "responsabilidad" del Parlament y permitir que sea elegida una persona que "tiene intactos sus derechos como diputados y por eso puede ser elegido".

Permitir que sea elegido presidente, a su juicio, sería "un signo de respeto a la democracia", y un manera de iniciar "una nueva era de diálogo" para "resolver políticamente un problema que a todas luces es político". 

Residencia en Berlín

El expresident señaló que fijará su residencia en Berlín, lo que ha comunicado a las autoridades judiciales alemanas tras salir de prisión, hasta que pueda volver a Bruselas, si acaba como él desea el proceso de extradición a España.

En una multitudinaria rueda de prensa organizada en un centro autogestionado del multicultural barrio de Kreuzberg, Puigdemont hizo una primera intervención en inglés, español y catalán antes de contestar a las preguntas de los periodistas.

"Yo continúo estando en el exilio", manifestó Puigdemont para señalar que, si al final de proceso de extradición que se sigue en la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein se le permite viajar libremente, su idea es regresar a Bruselas, donde ha fijado su residencia. "Mi intención, obligación y voluntad es quedarme en Alemania" mientras su estudia la extradición por el delito de malversación de fondos públicos, el único aceptado por la Audiencia tras descartar el de rebelión.

Según señaló, ha comunicado a las autoridades del país que está a su "disposición permanente" mientras continúa el proceso. 

Más noticias en Política y Sociedad