Público
Público

Puigdemont espera en Cerdeña pasar a disposición judicial y confía en las "garantías del derecho de la Unión"

El expresident catalán se encuentra "absolutamente tranquilo", según afirma su su abogado, Gonzalo Boye.

El expresident Carles Puigdemont, en una imagen de archivo del pasado mes de marzo de 2021.
El expresident Carles Puigdemont, en una imagen de archivo del pasado mes de marzo de 2021. STEPHANIE LECOCQ / EFE

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont se encuentra detenido en la isla italiana de Cerdeña, a la espera de pasar a disposición judicial, que no se sabe con certeza si será hoy o mañana, explicó hoy a Efe su abogado, Gonzalo Boye.

"Estamos a la espera de que nos indiquen si va a haber hoy o mañana una comparecencia", dijo Boye, asegurando que su posible presencia en el Tribunal de Apelación de Sassari "a las 9.00 horas de la mañana de este viernes" como se había dicho inicialmente "está en el aire". El abogado explicó que el expresidente catalán "fue detenido en el aeropuerto" el jueves, "al bajar del avión". Había acudido para asistir a un encuentro de difusión de la cultura popular catalana.

El expresident catalán se encuentra "absolutamente tranquilo"

Su defensa aseguró tras su detención que el expresident catalán se encuentra "absolutamente tranquilo" porque confía en las "garantías del derecho de la Unión". "Está absolutamente tranquilo porque sabe lo que estamos haciendo, por qué fue a Italia y qué garantías le permite el derecho de la Unión", ha añadido el abogado.

El Tribunal Supremo asegura que la orden europea de detención y entrega cursada por este tribunal por un delito de sedición está activa y nunca ha dejado de estar vigente. El Parlamento Europeo retiró la inmunidad del expresident el pasado mes de julio pero alegando el compromiso de que podría mantener su actividad como europarlamentario.

Sin embargo, su defensa afirma que Puigdemont ha sido víctima de una "detención policial por una orden fraudulenta respecto al derecho de la Unión" que, a su parecer, se ha mantenido en vigor a pesar de que no podía estarlo.

El letrado ha subrayado que así lo "garantizó" el Reino de España en su respuesta al Tribunal General de la Unión Europea, cuando el pasado 31 de julio resolvió retirarle la inmunidad porque el Supremo tenía suspendidas las euroórdenes que dictó contra él. "Si el Supremo tiene otra voz distinta a la del Reino de España va a tener un problema, porque el Tribunal no lo va a permitir", ha advertido Gonzalo Boye.

Más noticias