Público
Público

Puigdemont niega ser un proyecto del Kremlin

"Madrid no tiene ninguna prueba de que recibiéramos alguna propuesta de ayuda", asegura en una entrevista con un diario ruso realizada un día antes de ser detenido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresident catalán Carles Puigdemont atiende a los periodistas tras su participación en un acto en el Pallamento de Finlancia, en Helsinki, el pasado 22 de marzo. REUTERS

El expresident Carles Puigdemont niega ser un proyecto del Kremlin y que el líder ruso, Vladímir Putin, sea culpable de todos los problemas que aquejan a la Unión Europea (UE), según publica este miércoles un diario ruso. "Madrid no tiene ninguna prueba de que recibiéramos alguna propuesta de ayuda. Y nosotros no buscamos apoyo financiero en ningún país. Ni en Rusia ni en ningún otro país", dijo Puigdemont al periódico Nóvaya Gazeta en una entrevista mientras estaba en Filandia la pasada semana.

Puigdemont, que concedió la entrevista al rotativo ruso en Finlandia un día antes de ser detenido por las autoridades alemanas, admitió que cuando escuchó esas acusaciones por vez primera pensó que eran una "broma". "¿Cómo puede a alguien ocurrírsele la idea de que actuamos por órdenes del Kremlin? Es algo increíble. Pero gradualmente entendí que la gente comenzó a creerse los cuentos que ellos mismos habían inventado", señaló, a la vez que dijo que "la moda de buscar a (presidente de Rusia, Vladímir) Putin detrás de todo es un insulto para los rusos".

"No es correcto decir que Rusia es siempre culpable y de que manipula a inocentes. Esta moda demuestra la clase de problemas que atraviesa Europa. Y Rusia no tiene relación alguna con esos problemas", consideró.

Puigdemont agregó que eso no significa que no haya que criticar a Rusia, pero insistió en que "los problemas europeos los hemos provocado nosotros mismos".
"La campaña de búsqueda de la culpabilidad de Rusia en todo lo que ocurre me pareció al principio una broma de mal gusto. Ahora esta broma se ha convertido en un problema gravísimo. El problema es que ahora se trata de presionar para que la gente vea la mano de Rusia en cada fracaso de la UE", aseguró.

El político secesionista, que estaba en Finlandia cuando la justicia de España emitió la euroorden de detención de Puigdemont, fue arrestado el domingo en una estación de servicio de Alemania después de cruzar la frontera danesa con intención de dirigirse a Bruselas, a donde huyó hace cinco meses para eludir la acción de la Justicia española.

Más noticias en Política y Sociedad