Público
Público

​Rajoy confirma que el PP no apoyará un Gobierno de Sánchez

El presidente en funciones se aferra a la 'gran coalición' y a su candidatura. Avisa a los corruptos de su partido de que "ya no se pasa por ninguna".

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el portavoz del partido en el Congreso, Rafael Hernando, durante la reunión que ha mantenido hoy con los diputados de la formación. EFE

MADRID. -El presidente del Gobierno en funciones ha aparecido por primera vez después de confirmarse que el rey encargó a Pedro Sánchez que intentase formar un Ejecutivo. Mariano Rajoy presidió la reunión del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados y confirmó lo que era ya un secreto a voces: el PP no apoyará ni facilitará con su abstención un Gobierno del PSOE, sea con el apoyo de Podemos e IU o sea con el de Ciudadanos.

Rajoy se aferró uno por uno a los argumentos que viene dando desde el 21 de diciembre -y ya en campaña electoral- y expuso a los suyos su intención de seguir apostando por la 'gran coalición'​ PP-PSOE-Ciudadanos con él como presidente, pues Rajoy ha confirmado, asimismo, que su candidatura sigue intacta. "Dije al rey que mantengo mi candidatura en el PP a presidente del Gobierno. Ésta es la situación a día de hoy", afirmó el jefe del Ejecutivo en funciones.

El PP aguardaba la intervención de Rajoy de hoy como "un puro trámite", sin esperar novedad alguna por cuanto si la postura del PSOE con respecto a la 'gran coalición' no ha cambiado ("No, no y no"), el presidente está atado de pies y manos. Así que Rajoy se ha dedicado a advertir sobre todos los males que caerían sobre España si se confirma un pacto de izquierdas para gobernar. El líder conservador recordó la situación actual de Grecia y le ha lanzado un mensaje directo a Sánchez: "No se puede gobernar con radicales, independentistas y 90 escaños. Es simplemente imposible", alertó.

Rajoy, que sólo recibió un par de aplausos de sus parlamentarios, y sin excesivo entusiasmo, recordó que PSOE, PP y C's tienen base de acuerdo, particularmente, por todo lo que atañe a la Constitución y la unidad de España. En este punto, el presidente se refiere siempre a objetivos y líneas generales: creación de empleo, unidad de España, crecimiento económico, etc; pero Rajoy evita mencionar la forma en la que cada partido quiere alcanzar sus metas, que es, precisamente, donde se encuentra esa discrepancia de fondo.

Los resultados de la encuesta del CIS de enero se colaron asimismo en la sesión parlamentaria del PP, y Rajoy aprovechó para sacar pecho por que su partido siga siendo la fuerza más votada con él al frente: "Somos la primera fuerza política y vamos a seguir actuando con coherencia", esto es, según el líder del PP, manteniendo su candidatura a la Presidencia del Gobierno con la 'gran coalición' como opción única.

¿Y ahora?

Con todo, Rajoy advirtió a sus filas: "Veremos cosas y pasaremos situaciones difíciles, pero, también en esta ocasión, os aseguro que vamos a pasar bien". El presidente es consciente de la soledad de su partido y del estado de ánimo de sus dirigentes y militantes, pero él, que se considera un 'resistente' nato -e hizo mención implícita a sus malos momentos en esta frase-, pide a los suyos que lo sean también y confíen en un desenlace positivo de la formación de Gobierno. Así se lo traslada a su círculo más cercano cada vez que tiene ocasión, aseguran fuentes cercana al presidente.

La "corrupción en Valencia" mereció 30 segundos del discurso de hoy de Rajoy, simplemente, para recordar que el PP está haciendo "lo máximo" que puede hacer en este asunto: expulsar del partido a los detenidos y nombrar a una gestora en el PP provincial. El jefe del Ejecutivo zanjó el asunto con una frase no exenta de polémica: "Esto se acabó y aquí ya no se pasa por ninguna". ¿Y hasta ahora?

Más noticias en Política y Sociedad