Público
Público

Rajoy, a los jóvenes del PP: "Hablad bien de España; las cosas no están mal"

El presidente del Gobierno carga contra quienes quieren "cambiar el sistema". Evita hablar de corrupción a pesar de una pregunta de Nuevas Generaciones en este sentido.

Publicidad
Media: 1.82
Votos: 11

Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal con la presidenta de NNGG, Beatriz Jurado, y el secretario general, Javier Dorado. EFE/Angel Díaz

MADRID.- El presidente del Gobierno ha hecho su segunda aparición esta mañana en la Convención Nacional del PP, tras acudir ayer a su inauguración y escuchar cómo José María Aznar cuestionaba duramente su proyecto. Mariano Rajoy, que antes estuvo apoyando la ponencia "Del crecimiento a la ilusión" del presidente de Extremadura, José Antonio Monago, acudió a un encuentro con Nuevas Generaciones (NNGG), la organización juvenil del PP, con el optimismo de una gestión que le fue negada ayer por Aznar, el cual no le citó ni una vez, más allá del saludo inicial.

"Hablad bien de España", invitó Rajoy a sus cachorros, porque "las cosas no están tan mal, aunque queda por hacer". Con frases como "somos un gran país", "somos un país de los más importantes del mundo" o "estoy orgulloso de este país", el líder conservador arremetió contra aquéllos que "quieren cambiar el sistema" que les permitió estudiar en colegios públicos "si querían", ir a hospitales sin pagar o "presentarse a las elecciones". En la cabeza de todos estaba Podemos, pero nadie los citó.

El presidente del Gobierno se dirigió a los jóvenes de NNGG para elogiar a España por su sanidad o educación públicas, sus cifras de turismo que han "pulverizado" los récords con los 65 millones de visitantes en 2014 o sus empresas que ganan los concursos de obras públicas fuera (citó el Canal de Panamá o el AVE Medina-La Meca). Sin embargo, Rajoy aprovechó para cargar contra "aquéllos que hablan mal de esta España" y que "nos quieren negar el derecho al optimismo".

Rajoy anunció que hablará de corrupción en su discurso de mañana para clausurar la Convención Nacional

Tras su intervención inicial, tres miembros de NNGG se dirigieron al presidente para exponerle sus preocupaciones (Catalunya, empleo, agricultura o corrupción) y felicitarlo y pedirle que no los abandone, que él es la persona indicada para "liderar el partido" en este momento. Rajoy intervino al final para volver a introducir su cuña electoral: España va bien aunque podría ir mejor e irá mejor. Esta legislatura acabará con "un millón de empleos más", aseguró el presidente.

Rajoy, una vez más, sin embargo, evitó referirse a la corrupción en plena conmoción del PP tras la salida de la cárcel y las declaraciones de Luis Bárcenas, aunque anunció que lo hará mañana en su intervención de clausura. Lo más cerca que estuvo el jefe del Ejecutivo de apelar a la corrupción en el PP fue su reconocimiento de que "los políticos podemos cometer errores y los cometemos. Somos seres humanos. Tenemos sentimientos". 

Más noticias en Política y Sociedad