Público
Público

Rajoy insiste en que repetiría como candidato si se repiten elecciones porque se cree un "activo" en el PP

Sobre el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos ve que "no es de investidura ni de Gobierno ni de nada" y se muestra sorprendido con el "entusiasmo" de Rivera por "apuntalar" al PSOE. Sáenz de Santamaría dice que el acuerdo "no va a ningún lado".

Mariano Rajoy durante la entrevista con Susana Griso en La Moncloa. /EFE

AGENCIAS / PÚBLICO

MADRID.- El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, a falta de lograr él los apoyos necesarios para intentar presentarse a la investidura, prefiere ningunear las negociaciones del PSOE con el resto de formaciones para intentar que Pedro Sánchez sea investido presidente.

Así, este miércoles en una entrevista en 'Espejo Público' de Antena 3, ha considerado que el preacuerdo que han alcanzado el PSOE y Ciudadanos "no sirve para nada" porque no cuenta con los apoyos suficientes ni habla de los temas que importan a la gente como el paro. "Algunos lo califican de pacto de salón o publicitario. Yo no voy a entrar en esas cosas y simplemente digo que no es de investidura ni de Gobierno", ha enfatizado.

Además, el jefe del Ejecutivo en funciones ha confesado que le "sorprende" el "entusiasmo" de Ciudadanos por "apuntalar" al PSOE porque primero le dio la presidencia del Congreso y ahora quiere hacer presidente del Gobierno a Pedro Sánchez. Además, ha criticado que ese pacto no hable de los problemas importantes de España como el paro y la situación económica y se centre en asuntos como los aforamientos. "La gente merece un respeto --ha dicho--. Me gustaría que se hablase de lo importante".

"Algunos lo califican de pacto de salón o publicitario. Yo no voy a entrar en esas cosas y simplemente digo que no es de investidura ni de Gobierno"

En cualquier caso, ha señalado que si Sánchez fracasa en la sesión de investidura él va a "intentar" el acuerdo que planteó tras las elecciones para conseguir un Gobierno de coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos. Según ha agregado, si al final el PSOE no lo "acepta" tendrá que explicar por qué "por su culpa" se va a unos nuevos comicios.

Rajoy ha reiterado que si Sánchez no consigue ser presidente del Ejecutivo, él intentará gobernar con el acuerdo que planteó al día siguiente de las elecciones: con PSOE y Ciudadanos. Hay que recordar que Rajoy ya contó con días suficientes para lograr ese acuerdo tras ser el primer elegido por el rey para ser investido al ser el número uno de la lista más votada en las pasadas elecciones del 20 de diciembre. Aun así, rechazó la propuesta y no logró contar con ningún apoyo para someterse a la votación.

Rajoy cree que su candidatura es lo mejor para el PP

Es más, poniéndose en el caso de que hubiera que repetir elecciones, Rajoy tiene clarísimo que él volvería a ser el candidato del PP porque todavía se considera "un activo" para el partido y porque está convencido de que sería lo mejor para los suyos. Alejado de las presiones internas para que dé un paso atrás, Rajoy asegura que ni se la ha "pasado por la imaginación" renunciar a optar a la Presidencia del Gobierno en las negociaciones y ha señalado que si él tuviera que renunciar, con más razones deberían hacerlo quienes han quedado segundos, terceros o cuartos en los comicios del 20D.

Rajoy no da un paso atrás como candidato del PP: "He llegado a la conclusión de que soy un activo. Si no, no me presentaría. No soy tan irresponsable"

Tras explicar que tampoco su familia le ha pedido que dé un paso atrás, ha insistido en que su intención es ser candidato si hay nuevas elecciones. Y lo hará porque afirma haber llegado a la conclusión de que es "un activo" para el PP. "He llegado a la conclusión de que soy un activo. Si no, no me presentaría. No soy tan irresponsable", ha añadido antes de considerar que su candidatura sería la mejor para el PP porque ve que es "un líder independiente capaz de mantenerse en situaciones difíciles".

El PP votará 'no' a la investidura de Sánchez

Por otro lado, Rajoy ha pedido a Rivera que se posicione sobre los cinco puntos que le planteó el PP: crecimiento económico y empleo, estado del bienestar, defensa de la unidad de España, lucha contra el terrorismo y lucha contra la corrupción. "No puedo validar que no se hable de empleo, de la competitividad de la economía. De todo se puede hablar, pero no son los problemas de los españoles. Me parece poco serio", ha dicho.

Rajoy se ha mostrado "radicalmente en contra" de la supresión de las diputaciones y cree que quitar los aforamientos no es un problema para los españoles

Se refería el presidente del Gobierno a la reforma "exprés" de la Constitución que ha planteado Rivera a Sánchez con cinco puntos, entre ellos la supresión de las diputaciones y de los aforamientos. Rajoy se ha mostrado "radicalmente en contra" de la supresión de las diputaciones ya que supone dejar "en una situación muy complicada" a los pequeños municipios.

Respecto a los aforamientos ha apuntado que "se puede hablar y se pueden quitar" pero, ha insistido, "esos no son los problemas de los españoles" sino que son el paro y el crecimiento económico. Rajoy ha negado que nadie del Ibex le haya llamado y le haya pedido que se abstenga para dejar que gobierne el PSOE. Y ha destacado que el PP votará "no" en la investidura de Sánchez porque no apoyarán un Gobierno cuyo programa es "liquidar" lo que se ha hecho los cuatro años anteriores y ha rechazado la idea de Rivera de formar un Ejecutivo de independientes.

Saénz de Santamaría: "El acuerdo no va a ningún lado"

En la misma línea se ha pronunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha afirmado que el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos "no va a ningún lado" y ha subrayado que es "evidente" que "hay algún otro tipo de interés que no es el de formar gobierno, porque sencillamente es imposible".

Soraya Sáenz de Santamaría: "El acuerdo es absolutamente insuficiente y no resuelve ni alude a los principales problemas que tiene este país"

En declaraciones a los periodistas antes de participar en un desayuno informativo del Foro de la Nueva Ciudad, Sáenz de Santamaría ha dicho que es un acuerdo legítimo y que Ciudadanos puede pactar con quien estime conveniente, pero ha agregado que no es un pacto "ni de investidura ni de legislatura".

Ha recalcado que, con ese pacto, el PSOE sumaría "129-130" escaños, "poco más de lo que tiene el principal partido que ha ganado estas elecciones", y ha cuestionado el contenido del acuerdo. "Si le doy mi opinión política, a mí me parece que es absolutamente insuficiente y no resuelve ni alude a los principales problemas que tiene este país", ha respondido la vicepresidenta.