Público
Público

Salida a Bolsa de Bankia Rodrigo Rato: "El presidente del BBVA y De Guindos me dijeron que dimitiera"

La Audiencia Nacional retoma tras casi un mes de pausa el juicio contra el expresidente de Bankia y exvicepresidente del Gobierno con José María Aznar y otra treintena de acusados por la ruinosa salida a Bolsa de la entidad, beneficiaria de la mayor parte del rescate público a la banca. Rato denuncia presiones "sin base legal" por parte del Gobierno de Rajoy.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

26/11/2018.- El expresidente de Bankia Rodrigo Rato (d) junto al exconsejero de Caja Madrid José Antonio Moral Santín (i), durante la primera sesión del juicio por la salida a Bolsa de la entidad en 2011 que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares. EFE/Fernando Alvarado

Nuevo giro de los acontecimientos: "El presidente del BBVA me dijo que lo mejor era que dimitiera". Rodrigo Rato, expresidente de Bankia, ha desvelado este lunes que en 2012 fue su entonces homólogo en el BBVA, Francisco González, el primero en pedir su dimisión como presidente de la entidad, incluso "minutos" antes de que lo hiciera el entonces ministro de Economía, Luis de Guindos. El BBVA y Francisco González se encuentran ahora mismo bajo todas las miradas, tras conocerse que la entidad contrató los servicios del comisario jubilado José Manuel Villarejo Pérez, hoy en prisión provisional, para espiar a empresas y políticos.

Rato: "En mi conciencia no había ninguna sensación de que tuviéramos un problema de salvedades, nadie me lo había transmitido"

En una reunión celebrada el 6 de mayo en la sede del Ministerio, en el paseo de La Castellana, y ante la presencia además del presidente de La Caixa, González habría reclamado a Rato que abandonase el cargo por su vínculo con el PP, y poco después se habría visto secundado por el propio de Guindos, siempre según el relato del exvicepresidente del Gobierno con José María Aznar.

Así, tras esta petición, y después de que de Guindos le dijera que se fuera "inmediatamente, sin esperar ningún plazo," el expresidente de Bankia afirma que decidió obedecer por el "interés de los accionistas". "Así lo hice, lo comuniqué en un correo interno a la plantilla antes de comer el día 7, y por la tarde lo anunciamos Goirigolzarri [José Ignacio Goirigolzarri, hoy presidente de Bankia] y yo a la opinión publica", ha precisado.

Rato ha respondido este lunes a las preguntas del fiscal jefe Antiocorrupción, Alejandro Luzón, una vez reanudado tras casi un mes de parón el juicio por la ruinosa salida a Bolsa de Bankia, en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid). Hay 34 personas físicas y jurídicas sentadas en el banquillo por esta macrocausa.

Confiaba en devolver 6.000 millones que se tragó Bankia, pero "lo posible puede luego no suceder"

Rato, sobre la no devolución del dinero del FROB: "El problema de los posibles es que luego pueden no suceder"

Por otro lado, Rato sostiene que esperaba que Bankia pudiera devolver 6.000 millones de euros de dinero público inyectados en la entidad por el FROB. Según su relato, también lo  contemplaba el Banco de España -"No es que a nosotros nos hubiera dado una exaltación generalizada"-, si bien, es capaz de despachar que esto no ocurriera como habían previsto, porque "el problema de los posibles es que luego pueden no suceder".

Este "posible" se sustentaba, dice Rato, en que la entidad no tenía "problemas de liquidez ni de retirada de depósitos", lo que "luego llegó con la intervención". 

Se da la circunstancia de que la entidad que dirigió el exvicepresidente de Aznar se embolsó un total de 24.424 millones de euros de dinero público, si bien recientemente el propio Banco de España reconoció que da por perdidos más de 14.000 millones de este rescate.

Así, en línea con el relato que ha expuesto hasta la fecha, Rato ha defendido que no contempló problemas o incumplimientos por parte de la entidad que, en marzo de 2012, le impidieran aprobar las cuentas del ejercicio 2011. "En mi conciencia no había ninguna sensación de que tuviéramos un problema de salvedades, nadie me lo había transmitido", apostillaba. 

La de este lunes era la cuarta sesión del juicio, hasta ahora siempre dedicado a las preguntas a Rato. La enfermedad de la fiscal que le interrogó anteriormente, Carmen Launa, ha llevado a que el proceso se interrumpiera el 9 de enero, tras sólo tres sesiones de preguntas del Ministerio Público al expresidente de Bankia, hoy en prisión por su condena a cuatro años y medio de cárcel por las tarjetas black de esta entidad.

Las presiones "sin base legal" del Gobierno

Por otra parte, Rato ha denunciado hoy que sufrió presiones por parte del Gobierno de Mariano Rajoy para que aumentara los saneamientos de las finanzas de esta entidad. Estas presiones "sin base legal alguna" ni siquiera habrían contado con "la cobertura de las normas contables del Banco de España", siempre según su relato.

Tampoco esta línea de defensa es nueva: el pasado 9 de enero, Rato ya señaló al Gobierno como responsable de su destitución como presidente de la entidad. "Rajoy me echó de Bankia. Fue una intervención política", afirmó entonces.

En sus respuestas de este lunes, el expresidente de Bankia ha asegurado que el Gobierno le instó a elevar desde 7.000 a 15.000 millones su petición de fondos para sanear las cuentas de la entidad, y sin dar parte al Banco de España: "El Banco de España no me propone nada, es el ministerio".

Concretamente, Rato señala al Ministerio de Economía como responsable de estas "presiones" que, a su entender, evidenciaban el "nerviosismo y pánico" de las autoridades. 

Más noticias en Política y Sociedad