Público
Público
Únete a nosotros

Reciben a Rajoy en Valencia al grito de "ladrón", "corrupto" y "presidente"

El presidente del Gobierno en funciones ha llegado a Alfafar (Valencia) donde los ciudadanos le aguardaban para mostrarle opiniones diversas

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

Mariano Rajoy a su llegada a la plaza del Ayuntamiento de Alfafar.- EUROPA PRESS

VALENCIA.- El presidente del Gobierno en funciones y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha sido recibido a su llegada a un acto en Alfafar (Valencia) tanto por ciudadanos que le han dado ánimos al grito de "presidente", como por detractores, que le han llamado "ladrón" y "corrupto".

Rajoy ha llegado sobre las 13.15 horas a la plaza del Ayuntamiento de Alfafar, donde los ciudadanos que aguardaban al líder del PP han mostrado opiniones diversas. Así, mientras un grupo le ha recibido con gritos de "presidente, presidente", otros le han reprochado los casos de corrupción con expresiones como "ladrón", "corrupto" y "chorizo".

Además, un pequeño grupo de personas ha simulado contar en voz alta y en valenciano billetes, en referencia a la grabación incluida en el caso Imelsa en la que presuntamente el expresidente de la Diputación de Valencia y del PP provincial Alfonso Rus contaba dinero procedente de 'mordidas'.

Otras personas han lanzado sobres al aire y una de ellas le ha ofrecido uno a Rajoy, quien lo ha cogido. Asimismo, en la plaza del Ayuntamiento se han visto pancartas en las que se podían leer frases como "Rajoy, ladrón, trabaja de peón" o "Rajoy no te quieren ni en tu casa".

Por su parte, otras personas han aplaudido al líder 'popular' nada más bajar del coche oficial y lo han animado con gritos de "bravo Rajoy" y "presidente, presidente". Asimismo, un hombre ha pedido al jefe del Ejecutivo que se fotografiara con su bebé y el presidente ha aceptado.

Mariano Rajoy ha tardado un cuarto de hora en recorrer los alrededor de 100 metros que separan el Ayuntamiento del edificio Ventura Alabau, donde se ha reunido con representantes de la educación concertada, pertenecientes a la Mesa por la Educación en Libertad.

Posteriormente, ha intervenido en un acto y, aunque tenía previsto dar un paseo por las calles comerciales de la localidad, no lo ha hecho. Al salir del edificio donde le esperaba su coche oficial, varias personas le han aplaudido, mientras que otras han vuelto a increparle con gritos de "ladrón" y "sinvergüenza". Estas opiniones dispares han provocado, incluso, discusiones entre algunos vecinos del municipio.

Más noticias en Política y Sociedad