Público
Público

Reforma ley aborto Montero plantea eliminar los tres días de reflexión obligatorios antes de abortar

Igualdad ha avanzado algunas de las claves de su futura reforma, entre las que se incluyen la protección de las mujeres frente al acoso de las clínicas y la promoción de los anticonceptivos masculinos.

La ministra de Igualdad, Irene Montero
La ministra de Igualdad, Irene Montero en rueda de prensa. E.P.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha avanzado este jueves que eliminará los tres días de reflexión obligatorios para la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) y que regulará la objeción de conciencia de las clínicas para que sobre el cuerpo de las mujeres solo decidan las mujeres. Además de tratar la violencia reproductiva.

Estas propuestas quieren "consolidar los derechos feministas" y se enmarcan en la nueva reforma de Ley de salud sexual y reproductiva (BOE) que prepara el Ministerio de Igualdad.

Penalizar el acoso de las clínicas

También quiere "penalizar el acoso a las clínicas" que practican IVE, una situación que, tal y como ha apuntado, no solo sufren las mujeres, sino también las profesionales que trabajan en dichos centros; y regular la objeción de conciencia de los médicos para que "no esté por encima del derecho a decidir sobre su cuerpo" de las mujeres y que estas puedan realizar la IVE en "un hospital público, cercano a su domicilio, eligiendo el método y con todas las garantías para sus derechos".

En su intervención, también se ha referido a otras cuestiones que trata esta norma, más allá del aborto, y que, a su juicio, también hay que modificar. Así, la ministra apuesta por garantizar una educación en salud sexual y reproductiva para todos los niños del país. Más ahora cuando, según ha indicado, esta educación "está puesta en tela de juicio por la extrema derecha".

La titular de Igualdad ha defendido esta materia como "base para erradicar" las violencias machistas y para "transformar la cultura de la violación o del sometimiento en la cultura del consentimiento" que se ha impulsado desde
la Ley del 'solo sí es sí'.

Luchar contra la explotación reproductiva

Promocionar y potenciar el acceso a la anticoncepción masculina o tratar la violencia de la mujer dentro del ámbito reproductivo, son otras cuestiones que Montero ha señalado en su intervención. En este último punto ha incluido la
necesidad de dar respuesta a la "explotación reproductiva", en referencia a la gestación subrogada.

"Creemos que todos estos aspectos son fundamentales si queremos consolidar esta generación de derechos feministas", ha señalado Montero, en referencia al conjunto de medidas que ha impulsado su departamento en esta legislatura, como la Ley de 'solo sí es sí', las leyes Trans y LGTBI y el Plan Corresponsables, según ha enumerado.

En este sentido, ha señalado que esta reforma, en la que ya se está trabajando, recibirá "un impulso" en "próximos meses" para que sea "una realidad cuanto antes" y que "en esta legislatura", la garantía de los derechos sobre la salud sexual y reproductiva se una a los derechos relativos a la libertad sexual y de colectivo trans y LGTBI ya abordados por Igualdad.

Más noticias