Público
Público

La regulación de los alquileres PSOE y Unidas Podemos aclaran que no hay acuerdo en la ley de Vivienda tras la última propuesta de Transportes

La contención de los precios en las zonas declaras tensionadas planteada por Transportes es una propuesta que para Unidas Podemos, que pide poder bajar las rentas, sigue incumpliendo el acuerdo de coalición. Desde el departamento dirigido por Ábalos insisten en que todavía no han recibido una respuesta del Ministerio de Derechos Sociales.

Castilla-La Mancha planea subir el IBI a viviendas vacías y cobrar tasas a grandes propietarios
Tras la última propuesta de Transportes sigue sin haber acuerdo en la ley de Vivienda.

La última propuesta en materia de regulación de los alquileres planteada por el Ministerio de Transportes en el marco de la negociación de la ley de Vivienda puede ser, en todo caso, un punto de partida para un futuro consenso, pero, en ningún caso, representa un acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos. Así lo especifican ambas formaciones, después de que se haya apuntado a que esta última proposición se incluiría en la nueva normativa estatal de Vivienda.

El martes, Público avanzó la propuesta del departamento dirigido por José Luis Ábalos, que, por vez primera en las negociaciones con Unidas Podemos, se abrió a regular el precio de los alquileres más allá de los incentivos fiscales.

En concreto, Transportes aboga por que en las zonas tensionadas no se pueda subir el precio del alquiler a los inquilinos que les cumpla el contrato y, además, tampoco se podrá subir el precio establecido si se contrata con un inquilino nuevo. Esto se mantendría en vigor el tiempo en que la zona se declare como tensionada.

Esta propuesta ya ha sido remitida al Ministerio de Derechos Sociales, dirigido por la secretaria general de Podemos, Ione Belarra. De hecho, desde el espacio confederal ya se ha reaccionado a la misma, y se ha dejado claro que, pese a que valoran que Transportes vaya por vez primera más allá de los incentivos fiscales, las medidas planteadas siguen sin cumplir con el acuerdo de coalición, además de que no daría cobertura a la ley catalana de Vivienda, recurrida ante el Tribunal Constitucional, aunque sin pedir suspensión cautelar.

"La regulación que propone el departamento de Ábalos no permitiría bajadas de los precios del alquiler, tal y como recoge el acuerdo presupuestario entre ambas formaciones, ni daría cobertura a la ley catalana de vivienda, la primera en regular los precios del alquiler en España, y que está logrando importantes resultados en Barcelona y otros municipios", aseguraron este miércoles desde el espacio confederal.

Que no hay un acuerdo en esta materia es una versión que también respaldan los socialistas. Desde el Ministerio de Transportes confirman que, una vez trasladada la propuesta, todavía no han recibido una repuesta formal por parte de Derechos Sociales, y que se mantienen a la espera de continuar con las negociaciones.

Un nuevo decreto para evitar desahucios

Fuentes de este departamento consideran que con su propuesta se ha dado un paso importante en las exigencias de Unidas Podemos de regulación de precios y, además, consideran que dichas medidas cuentan con garantías jurídicas. Sin embargo, pese a que el espacio confederal valora el avance, insisten en que no bajar los precios del alquiler sigue incumpliendo los acuerdos alcanzados entre ambas formaciones.

Más allá de la ley de vivienda, está previsto que más pronto que tarde el Gobierno aborde la negociación de la prórroga de la prohibición de los desahucios sin alternativa habitacional. La última extensión expira en agosto, por lo que si no hay una ley de Vivienda antes, los procesos de lanzamiento se podrían reanudar en poco más de un mes.

Ante esta circunstancia, desde Transportes avanzan que se está trabajando en un decreto que extendería la prórroga hasta la aprobación de la ley de Vivienda (que contiene la prohibición de los desahucios). La clave de esta medida en la actualidad es que no se pueden desahuciar a familias vulnerables sin alternativa habitacional sin un informe jurídico previo y sim ofrecer un realojamiento con garantías (que el nuevo destino no sea un polideportivo o un albergue, por ejemplo).

El mecanismo que se negocia en la ley de Vivienda sería, según fuentes de la negociación, más garantista que el actual (que nació para evitar desahucios en plena pandemia y con la vigencia del estado de alarma); y se espera que el nuevo decreto de Transportes en esta materia sea la antesala de la fórmula antidesahucios que contendrá la ley de Vivienda.

Más noticias