Público
Público

Repetición de las elecciones Los partidos de la izquierda aragonesa encaran el 10-N poniendo pegas a sus candidatos

Las direcciones federales de PSOE y Podemos frenan en seco las reclamaciones de las autonómicas para relevar a Susana Sumelzo y Pablo Echenique de las listas de Zaragoza mientras Equo discrepa con Cha sobre la conveniencia de presentar a Asensio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las tres formaciones de izquierda con posibilidades de obtener escaños en Aragón (Podemos, PSOE y Chunta) han iniciado la campaña poniendo en tela de juicio la idoneidad de sus cabezas Aragón de lista (Pablo Echenique, Susana Sumelzo, y Carmelo Asensio) por Zaragoza.

La izquierda aragonesa ha logrado superar en enrevesamiento la ya de por sí asombrosa capacidad de división demostrada en los últimos tiempos por los partidos progresistas: las tres principales candidaturas concurrirán al 10-N con sus respectivos cabezas de lista por la provincia de Zaragoza cuestionados desde las propias organizaciones y, en los casos de PSOE y Podemos, con un enfrentamiento abierto con las direcciones federales de sus partidos.

Los tres amagos de crisis han quedado, en principio, zanjados sin mayores consecuencias de cara al exterior, aunque en todos los casos, socialistas, Unidas Podemos y Cha-Más País, a la espera de que los resultados de la repetición electoral refuercen las posiciones de unos o de otros, lo que anticipa un horizonte de resacas electorales intensas en el plano orgánico en cualquiera de los escenarios.

Podemos fue el primer partido de la izquierda aragonesa en oficializar su conflicto. Unos días después de que Cha dejara en un segundo plano la posibilidad de una confluencia con ellos IU y Equo al considerar su “línea prioritaria de trabajo” sondear la coalición con Más País, a la que acabarían sumándose los ecosocialistas el pasado viernes, el secretario autonómico de los morados, Nacho Escartín, declaraba al informativo Buenos Días, de Aragón TV, que la presencia de Pablo Echenique como cabeza de lista de Unidas Podemos “es uno” de los problemas que impedía un eventual acuerdo con los aragonesistas.

“Así se lo voy a plantear” al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó, mientras abogaba por “candidatos enraizados en el territorio” y por explorar “a tope la presencia de Chunta” en una lista de confluencia negociada “con generosidad”.

Podemos respalda a Echenique

La dirección estatal de los morados zanjó el asunto de manera expeditiva, sin debate en los medios. La presencia de Echenique como cabeza de lista de Unidas Podemos por Zaragoza no era cuestionable por varios motivos como el hecho de repetir todas las listas, que sus integrantes hubieran sido elegidos en unas primarias y que en estas el actual secretario Institucional de los morados fuera el aspirante más votado por detrás de Pablo Iglesias e Irene Montero.

Mientras fuentes de Cha niegan haber puesto condiciones a una eventual confluencia en Aragón que para ellos era una opción como mucho secundaria, el rifirrafe entre las direcciones autonómica y estatal de los morados no deja de ser más que un nuevo capítulo de un enfrentamiento que comenzó meses atrás y que, como ha ocurrido con otros territorios, sigue sin resolver por el largo periodo electoral.

Otra cosa es que el tirón electoral de Echenique sea cuestionable a priori en ese flanco del electorado: la lista de Unidas Podemos por Zaragoza que encabezaba el 28 de abril obtuvo 77.555 votos dentro de un resultado global de 102.930 votos en la comunidad que son, respectivamente, 37.000 más de los que un mes después lograría la candidatura liderada por Maru Díaz con Escartín en el número dos y casi 50.000 más en el conjunto del territorio.

El 26-M, el Podemos-Equo de Díaz y Escartín obtenía en Aragón y en Zaragoza poco más de la mitad de los apoyos que el Unidas Podemos (con IU) de Echenique cosechaba el 28-A, aunque está por ver cuál es el nivel de voto de referencia en noviembre, con las siglas de Más País compitiendo en la comunidad.

En cualquier caso, la dirección federal de Podemos ha organizado para este viernes un encuentro con la militancia en el que Echenique estará arropado por dos portavoces de los morados, Ione Belarra, adjunta en el Congreso, y Noelia Vera, del Consejo de Coordinación. “Se trata de normalizar la situación y de aportar sentido común, de trabajar la unidad de cara a las elecciones del 10 de noviembre”, apuntan fuentes de la formación”.

Lambán pide sin éxito relevar a Sumelzo

El segundo partido en cuestionar a su cabeza de lista por Zaragoza ha sido el PSOE, cuyos secretarios generales autonómico y provincial, Javier Lambán y Juan Antonio Sánchez Quero, pidieron por carta al responsable federal de Organización, José Luis Ábalos, que relevara a Susana Sumelzo en ese puesto.

En la carta, adelantada por El Periódico de Aragón, sostenían que Sumelzo carece de “arraigo social”, personal y orgánico en la provincia y apuntaban que, por ese motivo, la militancia iba a ser reacia a colaborar con ella durante la campaña.

Ferraz, de cuya ejecutiva forma parte Sumelzo, dejó morir la polémica y la Comisión de Listas ni siquiera llegó a tratar el asunto. Pese al incuestionable peso orgánico de los dos firmantes, formalmente se trataba de una carta de dos militantes cuya posición carecía del aval de la ejecutiva provincial, la cual, en todo caso, debería haber propuesto un candidato alternativo.

En este caso, como ocurre en Podemos, el movimiento de Lambán y Sánchez Quero, cuyo alcance no se acaba de vislumbrar en medios políticos, reabre, también a la espera de los resultados del 10-N, las heridas internas que afloraron en el PSOE aragonés, y entre este y el federal, en el convulso año que vivió esa formación entre la salida de Pedro Sánchez en octubre de 2016 y su regreso a la secretaría general con las primarias de mayo del año siguiente.

Hay otro paralelismo entre la situación previa al 10-N de los morados y los socialistas: la lista de Sumelzo sacó el 28 de abril, con una movilización histórica y sin la concurrencia de Cha, 173.557 votos en la provincia de Zaragoza, la misma en la que un mes más tarde la candidatura de Lambán obtenía 143.694 votos.

Cha ratifica a Asensio ante Equo

El tercero de los candidatos de la izquierda con posibilidades de salir elegido que ha visto cuestionada su idoneidad para encabezar la lista de Zaragoza ha sido Carmelo Asensio, aunque en este caso no por su propio partido, Chunta Aragonesista, sino por sus socios de Equo, que plantearon que ocupara ese puesto el exdiputado de Podemos Pedro Arrojo, que declinó la propuesta.

Los ecosocialistas, que se integrarán en la coalición zaragozana con Cha y Más País, apostaban por un candidato de perfil más ambientalista y menos ligado a cualquiera de las formaciones que integran la alianza, explicaron fuentes de Equo. Sin embargo, como en los casos anteriores, la polémica nacía muerta ya que el acuerdo de Chunta con el partido de Errejón faculta a los primeros para designar al cabeza de lista.

Las dos formaciones han comenzado a trabajar en el programa de la coalición mientras los órganos de Cha en Huesca debaten si finalmente presentan lista en esa provincia. La de Teruel descartó comparecer en esa demarcación para no interferir en las expectativas de la plataforma Teruel Existe.

Más noticias en Política y Sociedad