Público
Público

Restricciones covid Euskadi, Andalucía y Castilla y León se suman a Madrid en su oposición a las restricciones al ocio nocturno

Consideran que las decisiones adoptadas ayer por Sanidad en el Consejo Interterritorial invaden competencias autonómicas.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, preside por videoconferencia, junto al ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, este miércoles en Madrid.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, preside por videoconferencia, junto al ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, este miércoles en Madrid. EFE/ Pool Moncloa

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha enmarcado en el "desconcierto absoluto" las decisiones adoptadas ayer en el Consejo Interterritorial de Salud sobre la apertura del ocio nocturno. Considera que invaden competencias autonómicas y ha dejado claro que Euskadi seguirá su propia "hoja de ruta" para hacer frente a la pandemia. 

El Consejo Interterritorial ha adoptado un acuerdo sin unanimidad sobre los horarios de ocio nocturno que podrá abrir hasta las 2 de la mañana (ampliable a las tres) en los territorios con más baja incidencia, y a la hostelería, que podrá hacerlo hasta la 1, hasta que el 70% de la población esté vacunada.

El lehendakari ha recordado que su gobierno no participó en el debate ni en la votación y se ha mostrado asombrado ante lo que ha calificado como "un ejercicio de invasión de competencias". 

Andalucía tampoco acatará las restricciones adoptadas ayer por el Consejo Interterritorial. Juan Marín, el vicepresidente de la junta, ha denunciado "que se trata de una invasión brutal de competencias". 

Marín ha aclarado que Andalucía "solo acatará las medidas que establezca su propio comité de expertos y la Consejería de Sanidad". 

Ayuso reitera que no acatará la "imposición política" de Sanidad

La presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reiterado que su Gobierno no acatará las medidas contra el coronavirus acordadas en el seno del Consejo Interterritorial de Sistema Nacional de Salud, que ha tildado de "imposición política" y "no sanitaria".

"Mientras no sea obligatorio lo que no vamos a ir es contra los intereses de los ciudadanos. Este Gobierno se las tendrá que apañar, como sabe hacer, para apañar y arrollar", ha manifestado, ante los periodistas, en su visita a las obras de la estación de Metro de Gran Vía.

El consejero madrileño de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, ha apuntado que la Comunidad de Madrid no va a reabrir por ahora el ocio nocturno y lo hará en función de la situación epidemiológica, que está cayendo a plomo en las últimas semanas. El consejero se ha reunido recientemente con el sector para que les presenten un plan específico de desescalada que será evaluado por la autoridad sanitaria. "Tenemos una autoridad seria y responsable", ha reseñado.

Baleares defiende su desescalada lenta

Por su parte, la consellera de Salud y Consumo de Balears, Patricia Gómez,  ha comentado que "se juegan mucho" con el inicio de la temporada turística y que no permitirá por ahora la apertura del ocio nocturno para continuar apostando por una "desescalada lenta".

 Gómez ha argumentado que el ocio nocturno es una actividad de "muy alto riesgo" en cuanto a la propagación de la covid-19, por lo que Baleares estudiará durante las dos próximas semanas un plan para la apertura de este sector en el que trabajarán las consellerias de Salud, Trabajo y Turismo. No es comparable la "cantidad de ocio" de Balears con el de otras comunidades autónomas, ha añadido la titular de Salud.

Catalunya critica "las formas" del Consejo Interterritorial

El conseller de Salud, Josep Maria Argimon, ha asegurado este jueves que mantiene su voluntad de dar "aire" al ocio nocturno y puede preparar su reapertura próximamente porque tiene indicadores bajos, pero ha criticado "las formas" del último Consejo Interterritorial de Salud. 

Catalunya votó este pasado miércoles en contra de la propuesta acordada por el Consejo Interterritorial de Salud, sin unanimidad, sobre las restricciones en los horarios al ocio nocturno y hostelería.

Según el plan aprobado, el ocio nocturno solo podrá abrir hasta las 2 de la madrugada en los territorios con más baja incidencia. 

En una rueda de prensa telemática, Argimon ha explicado que votaron en contra "más por la forma que por el fondo" y, en este sentido, ha criticado el poco tiempo que se ofreció a las comunidades para estudiar la propuesta.

En todo caso, como Catalunya está en "niveles muy bajos dentro de la nueva normalidad" en cuanto a los indicadores planteados en el documento aprobado por la Interterritorial, el Departamento de Salud tiene margen para poder planificar la reapertura del ocio nocturno, algo en lo que ya está trabajando.

"Pensamos que tenemos que dar aire a la ciudadanía y a la juventud, un sector que lleva un año cerrado", ha destacado el conseller, que en todo caso no ha fijado ningún plazo para su reapertura: "No será este próximo fin de semana", ha añadido. 

Eso sí, desde esta próxima noche los bares y restaurantes -no considerados de ocio nocturno- amplían horario en Catalunya y podrán abrir hasta la una de la madrugada.

Galicia seguirá su "hoja de ruta"

Galicia seguirá su "hoja de ruta" para la desescalada hasta que la asesoría jurídica de la Xunta determine si algunas "partes" del protocolo que el Ministerio de Sanidad presentó este miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con normas sobre hostelería y ocio nocturno y eventos multitudinarios para la 'nueva normalidad' son de "obligado cumplimiento".

Preguntado por los medios tras participar en un congreso este jueves en Santiago, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha puesto el foco en que "este documento no ha sido aprobado por todas las comunidades autónomas" y en que las que votaron en contra --Madrid, Catalunya, Galicia, Andalucía, Murcia y Euskadi-- aglutinan a "más de la mitad de la población española".

Así, ha remarcado que este texto "no se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE)" y ha afirmado que "hay bastantes dudas" de que "un protocolo que se lleva a una reunión sin acreditar en el orden del día que se va a convertir en una normativa obligatoria" se pueda "cambiar" durante el encuentro para que su contenido deba acatarse.

En este sentido, el presidente gallego ha incidido en que "los documentos vinculantes tienen que aparecer en el orden del día como proyectos vinculantes" y ha recordado que "hasta la fecha" se había trabajado en un protocolo con "recomendaciones", por lo que ha acusado al Gobierno de "improvisar".

Por el momento, el titular del Ejecutivo autonómico ha recordado que la asesoría jurídica de la institución que preside analiza si las normas para la 'nueva normalidad' son vinculantes e invaden competencias autonómicas.

En el caso de que se determinase que el documento debe acatarse, ha asegurado que se presentarán modificaciones, ya que resultaría "muy difícil" explicar a los hosteleros un texto que "no conocen", "no fue hablado con ellos" y "llega a la conclusión de que en espacios exteriores puede haber más peligro que en espacios anteriores".

Más noticias