Público
Público

Reunión de los "barones" socialistas en Ferraz Los barones del PSOE, proclives a buscar un pacto con las comunidades gobernadas por el PP sobre financiación autonómica

Constatan sus diferencias, aunque pactan unos principios muy generales para afrontar la negociación. Se suman a la propuesta del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo para afrontar esta problemática sin partidismo y acudirán a la reunión convocada en Santiago. Los presidentes socialistas dicen que primarán los intereses de sus territorios.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Europa Press

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, quiso juntar este viernes en Ferraz a todos los presidentes autonómicos socialistas para intentar apaciguar la tormenta que se avecina cuando se abra el melón de la financiación autonómica e intentar ir con posiciones más o menos comunes.

Y, al menos, consiguió tras la reunión un acuerdo de seis puntos de principios generales para afrontar la negociación, según se refleja en un comunicado del PSOE, donde se detalla los objetivos comunes: Suficiencia financiera; autonomía financiera y corresponsabilidad fiscal, en coordinación con la Hacienda estatal; equidad en la prestación de servicios públicos para garantizar la igualdad de acceso de los ciudadanos y ciudadanas, con independencia del lugar donde residan; solidaridad entre nacionalidades y territorios que componen España, con el objetivo de lograr un desarrollo económico y social equilibrado desde el punto de vista territorial; estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera para garantizar el sostenimiento del Estado del Bienestar y lealtad institucional entre administraciones.

Pero más allá de estos "principios inspiradores" como se los denomina en la propia nota emitida por el PSOE tras el encuentro, en la reunión se mantuvieron las diferencias y algunos de los principales barones socialista quisieron dejar otro mensaje claro en la reunión: el acuerdo tiene que surgir pactado con otras comunidades que ahora gobierna el Partido Popular.

Como siempre, quien más claro lo dijo fue el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page quien dijo que este asunto es necesario debatirlo con las comunidades gobernadas por el Partido Popular, siguiendo el planteamiento del presidente de Galicia, Alberto Núñez-Feijóo, quien mantiene que hay que superar el partidismo y es el promotor de una reunión entre comunidades autónomas de distinto signo, fijada para el próximo 23 de noviembre en Santiago de Compostela, para abordar esta cuestión, donde acudirán varios presidentes autonómicos socialistas. Ferraz no pidió a ninguno de sus barones que no acudiera a dicho encuentro. 

García-Page defendió el encuentro gallego y dio a entender que acudirá a la reunión de Feijóo y lanzó un aviso a navegantes: "Hay veces que llamamos frente a una reunión de presidentes del PP y del PSOE y, otras veces, diálogo, si la reunión es con independentistas, pero es el mismo castellano. Hay que hablar", afirmó.

De la misma opinión es el presidente valenciano, Ximo Puig, quien apuntó que la financiación autonómica no se puede abordar sólo desde la perspectiva del PSOE, aunque añadió que "tampoco desde el frentismo o desde el dumping fiscal" .

El president de la Generalitat Valenciana, uno de los dirigentes más activos en pedir un nuevo sistema de financiación, reclamó un Pacto de Estado, en el que dijo que también deberían estar implicados los agentes sociales.

Persisten las diferencias

Lo que también quedó claro en la reunión es que las diferencias sobre el modelo de financiación persisten en el PSOE, y los barones dejaron muy claro que  primarán los intereses de sus territorios por encima de los partidos. Y es evidente que los criterios de financiación autonómica no son los mismos los que propone Extremadura o los que quiere plantear la  Comunidad Valenciana. 

A la reunión asistieron la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra; y el secretario de Organización, las ministras de Hacienda, María Jesús Montero, y Política Territorial, Isabel Rodríguez. Y casi todos los presidentes socialistas: Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Adrián Barbón (Asturias), Javier Lambán (Aragón), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Concha Andreu (La Rioja), Ximo Puig (Comunidad Valenciana) y Francina Armengol (Baleares). Por Canarias acudió el viceconsejero de Presidencia de Canarias, Antonio Olivera. La presidenta navarra, María Chivite, no asistió, aunque estas comunidad tiene su propio modelo.

Más noticias