Público
Público

REUNIÓN DEL G7 Movimientos sociales organizan una contracumbre ante la cita del G7 en Biarritz

La localidad vascofrancesa se prepara militarmente para el encuentro de los siete mandatarios más poderosos del mundo. Los movimientos que organizan las jornadas de movilizaciones advierten sobre los intentos de criminalización.

Publicidad
Media: 4.54
Votos: 13

Integrantes de la plataforma G7 EZ en una rueda de prensa. G7 EZ

De pueblo encantador a cuartel al aire libre. De lugar ideal para hacer surf a sitio idóneo para que la Policía te meta en un barracón. Biarritz, el municipio costero del País Vasco francés que cada verano atrae a miles de turistas, vive el agosto más raro de su historia: del 24 al 26 de este mes se darán cita allí los siete mandatarios más poderosos de la tierra, agrupados en el G7. La tensión está asegurada.

Mientras los Gobiernos de Emmanuel Macron y Pedro Sánchez se coordinan para realizar un gigantesco operativo policial –del lado español participarán alrededor de mil agentes (incluyendo ertzainas), que se sumarán a más de 10 mil miembros de las fuerzas de seguridad francesas–, colectivos sociales y sindicatos preparan unas jornadas de protesta y movilización contra este encuentro del G7.

El acto central será una contracumbre que tendrá lugar entre los días 21 y 23 en las localidades de Irun y Hendaia. Las plataformas G7 Ez (G7 No) y Alternatives G7 impulsan ese evento, que se realizará bajo el lema “¡Defendamos nuestras alternativas”. “Más de cien organizaciones han unido sus fuerzas para deconstruir la arquitectura neoliberal y los múltiples de sistemas de dominación que están destruyendo nuestro mundo. Como resultado, esta contracumbre ofrecerá más de setenta conferencias, talleres y actividades culturales centradas en siete temas centrales de las luchas”, subrayan los impulsores de esta iniciativa.

Entre las temáticas a abordar figuran el “respeto de la diversidad y la libertad de los pueblos, por un mundo descolonizado y sin discriminaciones”, “por un mundo radicalmente feminista, abajo el patriarcado” o “por una democracia social y con los mismos derechos para todos y todas, abajo el autoritarismo”. Esos distintos puntos serán tratados en distintos talleres que contarán con la participación de activistas de varios países.

En los materiales elaborados de cara a ese encuentro defienden además que “ninguna persona es ilegal en ese planeta”, por lo que reclaman “la abolición de las fronteras para los seres humanos”. También llaman a acabar “con las guerras y el imperialismo” y reclaman la salida del capitalismo “y de la dictadura de las multinacionales”.

La plataforma Alternatives G7 –en la que participan organizaciones como ATTAC, Ecologistas en Acción o Paz con Dignidad, además de sindicatos franceses y distintas entidades sociales- cree que hay sobrados argumentos para movilizarse contra la cumbre en la que participarán Donald Trump (EEUU), Angela Merkel (Alemania), Emmanuel Macron (Francia), Carlos Giuseppe Conte (Italia), Boris Johnson (Reino Unido), Justin Trudeau (Canadá) y Shinzo Abe (Japón).

“Durante décadas, el G7 ha desempeñado el papel de dirección económica y financiera junto con el FMI, la OMC y el Banco Mundial”, destacan en un manifiesto. En esa línea, advierten que se trata del “espacio donde siete de las mayores potencias económicas del mundo y la Comisión Europea se unen para perpetuar un sistema que ha llevado al crecimiento de las desigualdades y a la destrucción de nuestro planeta, al tiempo que ha permitido que continúe la omnipotencia y la influencia perjudicial de las grandes empresas”.

"Criminalización"

Del mismo modo, los promotores de la contracumbre advierten sobre los intentos de “criminalización” realizados por el Gobierno francés, que ya ha instalado barracones en un parking de Baiona –localidad situada a ocho kilómetros de Biarritz y a unos 30 de Irún– para recluir a manifestantes.

“Es preocupante la imagen que está trasladando a los medios de comunicación el ministerio de Interior francés, como si estuvieran preparándose para una batalla. Esto me hace acordar a lo que ocurrió en el G20 de Hamburgo, en el que había 20 mil manifestantes y 80 mil policías”, afirma a Público la coordinadora de ATTAC en España, Cuca Hernández, quien tomará parte en la contracumbre. “Estamos hablando de un encuentro pacífico de intercambio”, subrayó.

En declaraciones a la Televisión Pública Vasca (EITB), el fiscal de Baiona, Samuel Vuelta Simon, reconoció las dimensiones de ese despliegue, aunque prometió que no se practicarán “detenciones preventivas”.

Más noticias en Política y Sociedad