Público
Público

El rey Juan Carlos se borra de la Copa de Vela en plena crisis por el 'caso Corinna'

En plena ebullición del 'caso Corinna', el rey emérito ha decidido no participar en la edición de la Copa de Vela de este año, así como tampoco visitar Bogotá, tal y como estaba planeado. Alega problemas musculares que han derivado a una lesión que le reduce en gran medida sus desplazamientos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

El rey emérito Juan Carlos I, a bordo de un barco de regatas.- EFE/ARCHIVO

Don Juan Carlos no competirá en la Copa del Rey de Vela en Palma la próxima semana, ni irá a Bogotá el 7 de agosto a la investidura del nuevo presidente de Colombia, por una lesión en la muñeca que le ha generado problemas musculares en la zona cervical y lumbar, han informado fuentes del Palacio de la Zarzuela.

Debido a que esta lesión "afecta a sus desplazamientos, el Rey Juan Carlos ha decidido no acudir" a Palma, donde la Copa del Rey iba a empezar el próximo lunes, ni a Colombia a la toma de posesión de Iván Duque, según las fuentes.

El servicio médico de la Casa del Rey ha comunicado a don Juan Carlos que "no debe realizar actividades físicas intensas debido a la reagudización, por sobrecarga de apoyo, de una antigua lesión en la articulación cubitocarpiana derecha que le ha generado problemas musculares asociados en regiones cervical y lumbar derecha, que en este momento podrían verse agravados".

Desde hace varios meses se daba por hecha la presencia de don Juan Carlos en la Copa del Rey de Vela, donde iba a coincidir en la competición con Felipe VI, algo que no sucedía desde 2009, última ocasión en la que participó.

El anuncio de su ausencia en las regatas tiene lugar en medio de la repercusión que ha tenido la grabación divulgada en los últimos días en la que la empresaria Corinna zu Sayn-Wittgenstein le acusaba de tener cuentas en Suiza y de utilizarla como testaferro. Los audios entre Corinna y el excomisario José Manuel Villarejo, que datan de 2015 y que se conocieron el pasado 11 de julio, van a ser investigados por la Audiencia Nacional.

También dieron pie a que el director del CNI, Félix Sanz Roldán, compareciese el pasado miércoles en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso y a que Unidos Podemos haya pedido una comisión de investigación, que apoyan PNV y los independentistas catalanes.

Desde Zarzuela, han hecho hincapié en que la decisión adoptada por Juan Carlos I de no ir a Palma ni a Colombia ha sido suya, una vez que ha conocido el diagnóstico del equipo médico y la inconveniencia de hacer esfuerzos intensos, como los que iba a tener que hacer en las regatas o en su desplazamiento a Colombia. El padre de Felipe VI pasó por el quirófano el pasado 7 de abril para sustituirle la prótesis de la rodilla derecha que le implantaron en 2011 y poder ganar movilidad y estabilidad.

No obstante, ha tenido que seguir usando bastón para poder caminar, lo que ha podido contribuir a que se haya sobrecargado la zona de la mano y la muñeca en la que se le ha reproducido la lesión. El anterior jefe del Estado, que en enero cumplió 80 años, iba a competir en la Copa del Rey con el Bribón Gallant en la categoría 6 Metros Internacional (6M), una de las invitadas por la organización, y con el que se proclamó campeón del mundo en Vancouver (Canadá) el pasado mes de septiembre.

Una vez que completó la rehabilitación de la operación de rodilla, Juan Carlos I ha tomado parte en varios actos públicos, aunque su última aparición fue el pasado 7 de junio en la reunión anual del patronato de la Fundación Cotec, junto a su hijo Felipe. Desde entonces, se le ha visto de forma esporádica en visitas de carácter privado, como cuando estuvo en La Haya (Holanda) el 30 de junio con la infanta Elena para ver la última regata de la Vuelta al Mundo por Etapas.

Hace dos semanas, también fue a Sanxenxo (Pontevedra) con idea de participar en una regata, pero no lo pudo hacer debido a la falta de viento. Don Juan Carlos contaba igualmente con acudir a la toma de posesión de Iván Duque en Bogotá el 7 de agosto, al igual que hizo hace cuatro años en la del presidente saliente, Juan Manuel Santos.

En el listado de acuerdos adoptados por el Consejo de Ministros el pasado viernes, apareció el decreto por el que se delegaba en don Juan Carlos la representación en la toma de posesión, pero a las pocas horas el Gobierno informó de que se trataba de un error.