Público
Público

La fortuna oculta del rey emérito El rey Juan Carlos recibió 6,5 millones de euros en 2008 en sus cuentas de Suiza a través de cinco transferencias anónimas

El emérito recibió utilizó ese dinero para viajes, gastos personales y también para invertir en Bolsa. Por otra parte, Juan Carlos I niega  tener una fortuna oculta en la isla de Jersey.

La Fiscalía abre una tercera investigación al rey emérito
El rey Juan Carlos en una imagen de archivo. 

Público | efe

El rey Juan Carlos I ha negado ser propietario de una supuesta fortuna oculta en la isla de Jersey, al tiempo que ha rechazado haber movido dinero fuera de España en fechas recientes, según una información que publica hoy lunes el diario El Mundo.

Sin embargo, El Confidencial publica este mismo lunes nuevos documentos que comprometen aún más del posición del rey emérito. Según esta información, Fundación Zagatka, una sociedad instrumental constituida en Liechtenstein en el año 2003 por un primo del monarca, Álvaro de Orleans-Borbón, y dirigida por éste desde entonces, recibió en diciembre de 2008, en plena crisis económica, na transferencia de origen desconocido de 5,5 millones de euros. 

La Fundación Zagatka, que fue presuntamente utilizada para cobrar comisiones ilegales, además de esos 5,5 millones recibió otras cuatro transferencias de 250.000 euros cada unos meses antes en una de sus ocho cuentas en Credit Suisse. Curiosamente, el dinero llegó en un momento en que las cuentas del rey emérito estaba a punto de entrar en números rojos. Las dos primeras transferencias de 250.000 euros cada una se produjeron en marzo de de 2008, cuando apenas quedaban 5.000 euros en las cuentas del rey emérito en el banco suizo.  Pero esos nuevo fondos fueron invertidos en un fideicomiso. 

La secuencia se repitió cuatro meses después, en julio de 2008: el 1 de julio cuando apenas quedaban 692,3 euros en la cuenta, se realizaron otras dos transferencias por un valor total de 500.000 euros, dinero que también fue a parar a un fideicomiso. Los investigadores del caso creen que ese dinero fue utilizado fundamentalmente para pagar viajes, vuelos privados y otros gastos del rey emérito.

La mayor entrada de dinero opaco en la presunta sociedad pantalla de Juan Carlos I se produjo el 11 de diciembre de 2008: 5,5 millones de euros de una tacada, sin que nadie explicara el origen de ese dinero. En los días siguientes ese dinero fue utilizado para comprar acciones de grandes empresas. El encargado de hacerlo fue el bróker Arturo Fasana, asesor fiscal cuyo nombre apareció en la trama Gürtel.

El origen de ese dinero, 6,5 millones, es desconocido, pese al que el fiscal suizo que dirige la investigación en la Fiscalía de Ginebra, le preguntó a Álvaro de Orleans-Borbón, pero éste sólo ofreció respuestas vagas. 

Tampco Credit Suisse no efectuó indagaciones de ningún tipo, aunque en 2015 terminó invitando a la fundación a cambiar de banco. A partir ese momento, la sociedad, constituida en Liechtenstein en 2003 por Álvaro de Orleans-Borbón, pasó a trabajar exclusivamente con otra entidad con sede en Ginebra, Lombard Odier.

El histórico de la cuenta revela además que estos fondos se mezclaron con otros que también están bajo sospecha como el ingreso de un cheque de 4,6 millones de dólares en 2009, aunque en esa ocasión Credit Suisse anotó al menos el supuesto motivo de la transferencia. Según explicó Álvaro de Orleans al banco, la constructora OHL le pagó esa cantidad por un trabajo de asesoría en el desarrollo urbanístico de Mayakobá, un resort de lujo en plena Riviera Maya mexicana que el grupo de Juan Miguel Villar Mir vendió en 2016 por 470 millones de euros.

Los investigadores consideran que el verdadero beneficiario de Zagatka es Juan Carlos I y desde las cuentas de la fundación se pagaron facturas de vuelos privados del monarca, estancias en hoteles y regalos. La documentación del banco también refleja retiradas de efectivo por importe de 100.000 euros.

Mientras tanto, el diario El Mundo publica este lunes que durante la última semana el rey emérito ha trasladado a su entorno más próximo que no es el propietario de ningún vehículo financiero con sede en las Islas del Canal de la Mancha y que bajo ningún concepto ha ordenado movimientos bancarios con fondos fuera de España en plena investigación de la Fiscalía del Tribunal Supremo.


Más noticias de Política y Sociedad