Público
Público

El rey se operará en Madrid en los próximos días para sustituirle la prótesis de cadera

Juan Carlos sufre una infección en dicha prótesis. La operación la dirigirá el doctor Miguel Cabanela, que trabaja en la clínica Mayo de EEUU. Pese a las continuas recaídas, el rey no se ha planteado la abdi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rey tendrá que someterse a una operación para sustituir la prótesis que tiene implantada en la cadera izquierda, debido a que sufre una infección en la misma. Los servicios médicos de la Casa Real han confirmado que la intervención tendrá lugar en Madrid 'en los próximos días' y que será llevada a cabo por el equipo del doctor Miguel Cabanela, especialista en cirugía de cadera de la clínica Mayo en Rochester (EEUU). Sin embargo, pese a la ancianidad del monarca y sus continuos achaques, sigue empeñado en ostentar su cargo y ha rechazado de plano la posibilidad de una abdicación o de una posible inhabilitación.

El jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, ha explicado que el rey sufre un proceso de infección en la zona de la prótesis que le fue implantada hace un año, que le ha provocado las molestias 'que se han hecho bastante evidentes' en este mes de septiembre durante sus apariciones públicas.  Por tanto, fueron el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández-Tapia, y el traumatólogo Ángel Villamor, que le operó de esa misma cadera, los que recomendaron a Juan Carlos consultar a Miguel Cabanela -al que ha definido como 'uno de los mejores especialistas del mundo en cirugía de cadera'- quien viajó a España para examinar al rey.

Tanto el doctor Cabanela como Spottorno han señalado que aún no se ha decidido 'cuándo y dónde' se realizará la intervención, que será 'en los próximos días' y que está pendiente de los resultados de algunas pruebas médicas. En cualquier caso, se decidirá en las próximas 48 horas, han avanzado.  Además, han informado de que  esta nueva intervención quirúrgica puede abarcar entre ocho semanas y seis meses, dependiendo de si es necesaria una o más intervenciones. 

La primera serviría para extraerle la prótesis infectada, que sería sustituida con una temporal y, la segunda, al cabo de unas ocho semanas, en la que se le implantaría la prótesis definitiva. Sin embargo, esta decisión se tomará en el mismo momento de ser intervenido. En cualquier caso, Cabanelas ha avanzado que un cambio en una prótesis conlleva un periodo de hospitalización de entre cuatro y siete días.

Con respecto a los insistentes rumores y deseo de buena parte de la sociedad de que el rey, debido a su mala salud, se plantee abdicar, Spottorno ha dejado claro que el monarca 'no se ha planteado en ningún momento la abdicación', ya que 'es un acto personalísimo del rey' y 'tampoco ha lugar a plantearse la posible inhabilitación y la introducción de la fórmula de la regencia', ha apostillado.

Incluso, ha recalcado que Juan Carlos 'no está inhabilitado para el ejercicio de sus funciones' y ha insistido en que el príncipe Felipe no asumirá sus funciones: 'El rey es el jefe del Estado y sus funciones no son delegables. por tanto, el príncipe no puede asumir sus tareas. Pero eso no quiere decir que el rey no pueda estar representado en sus múltiples actividades'.

'Su majestad es un hombre vigoroso para su edad, toma muy pocas medicaciones'Pese a las continuas recaídas que ha padecido en los últimos años, el doctor Cabanela ha hecho un alarde de la buena salud de la que, a su entender, goza el rey. 'Su majestad es un hombre vigoroso para su edad, toma muy pocas medicaciones, incluso menos que yo', ha bromeado el médico. Y ha cifrado entre un 92 y un 94% el éxito en este tipo de cirugías.

Preguntado sobre los cambios que sufrirá la agenda del monarca debido a la operación, Spottorno ha asegurado que 'habrá que adaptar la agenda al calendario clínico. El doctor Cabanela ha citado dos modalidades de intervención. Por tanto, dependerá de qué modalidad de intervención se haga y del proceso de recuperación. La proximidad del 12 de octubre y de la Cumbre Iberoamericana -el 19 de octubre- hacen que no sea seguro que su majestad participe en estos actos'.  Sin embargo, Spottorno ha rechazado que el príncipe pueda sustituir a su padre en la cumbre de Panamá porque se trata de una cita en la que acudan solo los jefes de Estado y de Gobierno.

Preguntado por el estado de ánimo con el que el rey afronta este nuevo paso por el quirófano, el doctor Fernández-Tapia ha asegurado que 'el estado anímico de su majestad es muy bueno dadas las circunstancias que para un paciente supone una recaída en una recuperación. Pero dada la personalidad del rey ha reaccionado de una forma extraordinariamente buena'.  Y Spottorno ha admitido que en la familia real 'ha habido preocupación y ahora hay optimismo y un cierto alivio'.

En total, Juan Carlos se ha sometido a siete operaciones en casi tres años, la última en marzo de este año de una estenosis de canal y un agravamiento de una hernia discal. En las anteriores ocasiones fue intervenido de un pulmón, una rodilla, el talón de Aquiles y las dos caderas. El último paso del rey por el quirófano tuvo lugar algo más de tres meses después de la anterior intervención quirúrgica cuando se le reconstruyó con una prótesis la cadera izquierda, desgastada por la artrosis.

Pocos meses antes, en abril de 2012, el traumatólogo Angel Villamor ya había intervenido al rey para implantarle una prótesis en su cadera derecha, también desgatada por la artrosis y que se fracturó tras sufrir una caída en su polémico viaje de caza a Botsuana. Días después de esta intervención, Juan Carlos tuvo que regresar al quirófano tras sufrir una luxación por un 'mal movimiento'.

Antes de esa fecha, el doctor Villamor realizó en junio de 2011 una artoplastia en la rodilla derecha del monarca, que en septiembre de ese mismo año fue intervenido quirúrgicamente del telón de Aquiles. Un año antes, en mayo de 2010, había pasado por quirófano para que le extirparan un nódulo pulmonar, que resultó benigno. El resto de operaciones a las que se ha sometido el jefe del Estado no son tan recientes. Hay que retroceder al año 2001 para encontrar otra intervención quirúrgica del rey, en este caso para que le eliminaran unas varices.

Más noticias en Política y Sociedad