Público
Público

Rita Barberá no liderará la oposición al renunciar a su acta de concejal en Valencia

El presidente en funciones de la Comunidad Valenciana y líder del PP regional, Alberto Fabra, dice que "por ahora" se queda y liderará el Grupo Popular en las Cortes Valencianas.

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5

La alcaldesa en funciones de Valencia, Rita Barberá, en una imagen de archivo. EFE

La alcaldesa de Valencia en funciones, Rita Barberá, ha anunciado este viernes que renuncia al acta de concejal en el Ayuntamiento, un día antes de que se constituya el nuevo consistorio y de que, con toda probabilidad, Joan Ribó (Compromís) se convierta en alcalde con los apoyos del PSPV y València en Comú.

Barberá ha señalado que en esta nueva etapa se dedicará a ser presidenta del grupo popular de Les Corts Valencianes y ha manifestado emocionada que su etapa como alcaldesa ha sido "la más fructífera" de su vida y que nadie le "quitará ese honor".

En su comparecencia ante los medios de comunicación, ha advertido que no se presentaba ante los periodistas para "decir adiós", porque es valenciana, vive en Valencia y seguirá "atenta a lo que pase en Valencia".

Rita Barberá renuncia, de esta manera, a liderar el grupo municipal del PP en la oposición, tras haber perdido la mayoría absoluta en las elecciones del 24 de mayo, y pondrá fin a 24 años al frente de la Alcaldía de Valencia, 20 de los cuales con mayoría absoluta.

 

"Lo único que consiguen es acaparar las instituciones haciendo un juego de mercadeo de cargos"

Fabra dice que se queda 

El presidente en funciones de la Comunidad Valenciana y líder del PP regional, Alberto Fabra, ha afirmado este viernes que "en principio" y "por ahora" se quedará y liderará el Grupo Popular en las Cortes Valencianas para ejercer una oposición "que genere el mayor grado posible de estabilidad".

En declaraciones a Onda Cero, Fabra ha expresado su "sorpresa" por el previsible cambio de Gobierno en las instituciones valencianas, porque "aquellos que en su día decían que no se iban a juntar (PSOE, Compromís y Podemos) nunca han llegado a ese acuerdo frente al PP". "Lo único que consiguen es acaparar las instituciones haciendo un juego de mercadeo de cargos", ha lamentado.

Además, ha afeado al PSOE que, pese a los "intentos de evitar el radicalismo", haya preferido gobernar con Podemos y Compromís a permitir que el PP gobierne en los ayuntamientos donde ha sido la fuerza más votada. "Si Compromís y Podemos no eran buenos para ser socios en la Generalitat, tampoco lo debían ser en los ayuntamientos", ha lamentado.

Cree que debe haber "cambios en tanto en algunas personas, como en políticas y en comportamientos"

Así, ha augurado "tiempos complicados" con ese gobierno y ha adelantado que ya le preocupan algunas medidas, como "querer hacer más grande la Administración", porque eso "va a significar subir impuestos" y que los ciudadanos tengan menos en sus bolsillos.

En cuanto a la reflexión que debe hacer el PP por su pérdida de poder tras el 24M, cree que debe haber "cambios en tanto en algunas personas, como en políticas y en comportamientos" para conectar mejor y ser más directos con los ciudadanos. A su juicio, el presidente del gobierno y del PP, Mariano Rajoy, es consciente de esa necesidad.

En su opinión, el principal problema es la comunicación, porque está claro que los ciudadanos no han valorado que el país está mejor que hace cuatro años. Además, ha reconocido que, aunque tal vez no lo vieran con la misma claridad, antes del 24M los 'populares' ya eran conscientes de este problema y que han "desaprovechado un tiempo para poder corregir esa situación".

Es más, ha asegurado que sí que ha habido "reflexiones de personas del PP" que trasladaron la necesidad de comunicar mejor, y que todos eran "conscientes de esa debilidad" pero no han sabido corregirla. Ahora, ha dicho, tienen otra oportunidad porque lo que está en juego en las generales "da vértigo".

Más noticias en Política y Sociedad