Público
Público

Rivera se erige en adalid de la unidad de España y marca líneas rojas a un posible acuerdo con Podemos

En vísperas de la reunión a tres entre PSOE, Podemos y su propio partido, el líder de los naranjas asegura: "No puede haber un buen gobierno para España si ese gobierno incluye a gente que quiere romper el país".

Inés Arrimadas y Albert Rivera en Madrid. / EFE

PÚBLICO / EUROPA PRESS

MADRID.— El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, asegura que quiere dialogar y buscar consensos, pero en vísperas de la reunión a tres entre PSOE, Podemos y su propio partido, sigue cerrado a un acuerdo con la formación que lidera Pablo Iglesias. Rivera vuelve a marcar líneas rojas al afirmar este lunes que "no puede haber un buen gobierno para España si ese gobierno incluye a gente que quiere romper el país".

En un desayuno informativo de Europa Press acompañando a Inés Arrimadas, Rivera se ha erigido en adalid de la unidad de España: "Ciudadanos trata de evitar que gobiernen los que quieren romper este país y hacer referéndum para dividirnos a los españoles".

Rivera ha recordado que quedan sólo cuatro semanas para que se acabe el plazo para formar un gobierno y ha instado a otros partidos a "bajar a la arena a dialogar y buscar consensos". "No son buenas unas elecciones para España", ha dicho, porque, en su opinión, eso dejaría al país "bloqueado hasta septiembre"; sin embargo, Rivera cree que "tampoco sería bueno un mal gobierno para España". Él aboga por un Ejecutivo "reformista y ambicioso, no conformista, que luche contra la corrupción y por una economía sostenible y próspera y que defienda la unión y la igualdad",

En este contexto, ha apostado por "no tirar la toalla" y por trabajar por lo que une a los españoles. En su opinión, la solución no es un referéndum sobre la independencia de Catalunya o de otras regiones, sino que lo que se debe hacer es reformar el país e invitar a los catalanes a sumarse a esa tarea.

"Y en eso, seguro que Inés tiene mucho que decir", ha afirmado, mostrándose convencido de que la alternativa encabezada por Arrimadas en Catalunya "tarde o temprano acabará siendo un gobierno".