Público
Público

Rivera usa el escándalo de Interior para arañar votos del PP: "Si no les gusta lo que ven, confíen en C's"

El líder de Ciudadanos cree que se puede dar por hecho que Rajoy es responsable si no hace dimitir a Fernández Díaz y compara al Gobierno con Maduro: "Que un ministro construya falsas acusaciones contra la oposición es más propio de Venezuela"

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El presidente de Ciudadanos,Albert Rivera, durante su intervención en un desayuno informativo organizado por El Diario de Burgos, en Burgos. Foto: CIUDADANOS.

BURGOS.- El escándalo de las conversaciones del ministro del Interior con el director de la Oficina Antifraude de Catalunya para perjudicar a ERC y CDC le ha venido a Albert Rivera como caído del cielo. No sólo le 'legitima' para poder insistir en la marcha de Mariano Rajoy, sino que también le permite buscar arañar el voto de los conservadores desencantados:  "Si no les gusta lo que ven, confíen en Ciudadanos", ha sentenciado esta mañana en un desayuno informativo organizado por El Diario de Burgos

El líder de C's apelaba a todos aquellos que no compartan "las falsas acusaciones, las tramas, las filtraciones de Montoro...", enumeró. Y volvió a pedir, como ya hizo con anterioridad en sendas entrevistas en radio y televisión, la dimisión de Jorge Fernández Díaz. Aunque quiso negar la evidencia y desligó el caso de los futuros resultados de PP y Ciudadanos en las urnas. "No es un problema electoral. Es algo que afecta a la credibilidad de quien dirige nuestra política. Es otra mancha en el currículum del presidente", justificó su respuesta. 

Rivera endureció su discurso con respecto a la mera petición de "explicaciones" de ayer, cuando aún no había leído la noticia. Hoy, habiendo escuchado ya los cortes de la exclusiva de este diario, no sólo pidió la cabeza del principal implicado en el escándalo, sino que dejó entrever que el propio Rajoy es responsable del caso. "Un ministro del Interior no puede inventar pruebas y tramas contra cualquier partido de la oposición. Si esa voz es suya, el ministro tiene que dimitir. Y si el presidente está al corriente, es más grave todavía. Si Rajoy está al corriente, tiene que hacer dimitir al ministro. Si no lo hace, es evidente que sí lo sabía", sentenció.

Fernández Díaz se ha negado a dimitir y, lejos de ello, ha criminalizado a 'Público' culpándole de "conspirar" contra él y contra el PP en plena campaña. "Conspiración es intentar construir pruebas contra la oposición. Los resortes del poder son para garantizar derechos, no para conculcar libertades. Eso no es propio de España, es propio de Venezuela", ha opinado Rivera, comparando al Ejecutivo de Rajoy con el de Maduro o Chávez. No faltó la intención de identificar a Podemos con aquellos que "quieren" traer ese modelo a España. 

"Un ministro del Interior no puede inventar pruebas y tramas contra cualquier partido de la oposición"

"Yo no quiero controlar a la Policía ni la Televisión Pública" -criticó en referencia a los de Pablo Iglesias. "Tampoco quiero vivir en un Estado policial, sino en uno de Derecho, donde el ministro del Interior nos protege, no conspira; y donde el ministro de Hacienda nos hace cumplir nuestras obligaciones pero no airea las declaraciones de nadie", mitineó, de nuevo contra el PP. 

Asimismo, para volver a pedir la marcha de Rajoy, recordó que "Soria ya tuvo que dimitir por los papeles de Panamá": "Se acaba un ciclo político; hay que renovar el Gobierno". En ese saco metió también a los socialistas y, aunque se mostró dispuesto a pactar con ambos, pidió también regeneración. "Se puede contar con PP y con PSOE, sí, pero con renovación". "Hay mucha gente decente en PP y PSOE que quieren cambiar las cosas. Si C's tiene la fuerza suficiente, esos partidos cambiarán también", insistió.

Y, dejando entrever que la marcha de Pedro Sánchez también contribuiría a la formación de Gobierno tras el 26-J, espetó: "Si Rajoy o Sánchez no hubieran primado sus sillones tendríamos Gobierno", zanjó para volver a proponer su pacto "antisillones". "Yo me comprometo a no ser el obstáculo para que España se ponga en marcha", insistió, tras proponer de nuevo la mesa de negociación a tres bandas para conformar la "gran coalición". Incluso se mostró partidario de que todos los candidatos que contribuyan al bloqueo terminen dimitiendo si hay nuevas elecciones. 

Además, respondió a las apelaciones al voto útil de Rajoy -que hace campaña contra C's al afirmar que, con la ley electoral, votarles no tiene sentido porque no conseguirán buena parte de los escaños- apelando a su capacidad de mediación entre PP y PSOE. Rivera reconoció que la ley electoral les "perjudicó" el 20-D, por lo que pidió el voto -sobre todo indeciso- para lograr más "escaños". "Cuanta más fuerza tengamos, mejor negociaremos. Y habrá Gobierno, pero también habrá cambio", repitió de nuevo. Pero también advirtió al bipartidismo de su "debilidad" si pretenden gobernar en solitario: "Un Gobierno con 120 escaños o con 90 no aguanta ni seis meses. Es necesario un acuerdo amplio para reforzarlo o no habrá reforma constitucional, ni de la Educación, ni del Poder Judicial", argumentó tras constatar que son necesarios "un mínimo de tres partidos" para todo ello. 

También se enzarzó especialmente con Rajoy por 'apropiarse' de los escaños de C's. El presidente en funciones siempre se queja de que los naranjas pidan su cabeza, a lo que Rivera ha respondido: "Él con sus escaños puede hacer lo que crea conveniente. Yo haré lo mismo", sentenció rotundo para incidir en que él entrará en un gobierno sólo si éste se compromete a realizar "cambios".  Entre esos cambios, se incluye la marcha del líder del PP. "Si Rajoy vuelve a ser presidente, será que tiene mayoría absoluta o que pacta con el PSOE. Si el PSOE acuerda con el PP las mismas políticas para que nadie cambie, nosotros estaremos en la oposición", se comprometió. El 27-J se verá. 

Más noticias en Política y Sociedad