Público
Público

Rosa María Mateo: "Purga me suena a estalinismo, nazismo y franquismo"

La administradora única de RTVE ha defendido, con una rotundidad llamativa, su gestión con datos comparados con los de la dirección anterior. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

La nueva administradora de RTVE, Rosa María Mateo, pronuncia unas palabras durante el acto de toma de posesión. / EFE

Rosa María Mateo, la administradora única de RTVE tras el decreto del Gobierno, comparece por primera vez ante la comisión mixta de control parlamentario de la corporación RTVE y sus sociedades. Contestará a 26 preguntas de los diferentes grupos parlamentarios, muchas sobre "la purga para barrer y depurar de un plumazo a los periodistas que estaban desarrollando su trabajo con éxito de audiencia", según el Partido Popular.

También tendrá que explicar las medidas aplicadas "para superar la manipulación  a la que se han sometido los informativos en los últimos años", los métodos para la inclusión de la utilización de lenguas cooficiales del Estado, la política para la contratación de colaboradores, sus medidas en pro de la transparencia, la posible emisión de series arrinconadas desde hace años sobre la II República y la Guerra Civil, el motivo por el que ha mantenido a Eladio Jareño como director general, la pérdida de liderazgo de los informativos de TVE en agosto pasado y hasta sobre "la desconsideración con los profesionales" de la casa.  

Pero antes de empezar a responder ha hecho un discurso encendido en defensa de la independencia y de la libertad informativa y "no al servicio del poder ni del Gobierno de turno". "Para mí purga me suena a estalinismo, nazismo, franquismo. Yo les puedo hablar de ceses y de cambios",  ha afirmado y luego ha dado todos los datos comparados sobre los ceses y las contrataciones en la dirección de la casa y en los informativos.

Mientras José María Álvarez Gundín, el exdirector de Informativos montó una redacción paralela con 47 contratados externos, ella ha contratado solo a 2 y ha cambiado a 25 de sus puestos. A los cargos cesados les ha garantizado el 40% de la remuneración perdida. Según Mateo mantienen unos sueldos de entre 65.000 y 70.000 euros anuales. "¿Esto es tratar con desconsideración?", ha preguntado a los diputados y senadores del PP que interrumpían con sus abucheos y comentarios su intervención. La administradora única también ha dado datos de la feminización de la dirección del ente público, recordando que ella es la tercera que ostenta el cargo más alto.  

Más noticias en Política y Sociedad