Público
Público
las cloacas de interior

Rosalía Iglesias, esposa de Bárcenas, reitera que ha temido por su vida y por la de su marido en relación a la 'Kitchen'

Ha declarado en la comisión del Congreso de los Diputados por videoconferencia desde la prisión de Alcalá-Meco, donde cumple condena por la trama Gürtel.

Rosalía Iglesias
Rosalía Iglesias, esposa de Luis Bárcenas, en su comparecencia en el Congreso desde la prisión de Alcalá. Público

Rosalía Iglesias, esposa de Luis Bárcenas, ha declarado este jueves en la comisión del Congreso sobre la operación 'Kitchen'. Lo ha hecho por videoconferencia desde la prisión de Alcalá-Meco, donde cumple condena de trece años por la trama Gürtel. Iglesias es parte perjudicada por la operación 'Kitchen', fue vigilada e incluso retenida, junto con su hijo, por un falso sacerdote, en 2013, en el contexto de la operación perpetrada por la 'brigada política' de la Policía, con el objetivo de sustraer pruebas contrarias al PP. "Soy la primera interesada en que se sepa todo, soy una víctima, en mi familia hemos vivido situaciones muy duras, pero no puedo contestar porque hay una parte aún secreta en la investigación judicial y puedo perjudicar el procedimiento".  

Iglesias ha reconocido que "temí por mi vida y de mi marido" en relación a la operación 'Kitchen', pero no ha querido contestar si aún sigue sintiendo ese temor en la actualidad. Ha recordado que no está inmersa en ninguna causa judicial, salvo como perjudicada en la que desarrolla la Audiencia Nacional sobre dicha operación, en la que participó de lleno el comisario jubilado Villarejo.

Sobre el episodio en el que un falso cura asaltó la vivienda de Bárcenas, cuando éste estaba en prisión, maniatando a su hijo y a ella misma, Iglesias ha dicho que "no puedo decir nada en relación con esta causa porque se sigue investigando. Hubo un juicio y ese señor fue condenado a 22 años de cárcel".

También ha explicado este jueves que Sergio Ríos, el chófer-espía que trabajaba para el matrimonio Bárcenas y a la vez informaba a Villarejo de sus movimientos, contaba con las llaves de su estudio de restauración, que fue asaltado para sustraer pruebas contra el PP que guardaba allí Bárcenas. "No me enteré de nada, esa persona disponía de las llaves del estudio", ha dicho Iglesias y ha matizado: "Al principio estábamos contentos con los servicios de Sergio Ríos". 

Más noticias