Público
Público
Únete a nosotros

Rubalcaba y Navarro ultiman en Madrid el modelo federal del PSOE

La dirección federal ya ve las "bases" para un acuerdo que se cerrará el sábado, durante la Conferencia Territorial del partido que se celebrará en Granada. El PSC insiste en la necesidad de respetar el "principi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Habrá acuerdo. Tanto el PSOE como el PSC insisten en las últimas semanas en que ambos serán capaces de dejar de lado sus diferencias antes del sábado, cuando la Conferencia Territorial de los socialistas deberá aprobar en su reunión en Granada el modelo de Estado que defenderá el principal partido de la oposición en los próximos años. Y hoy, durante una reunión en Madrid los líderes de ambos partidos han constatado una vez más la posibilidad de alcanzar ese pacto. 

Los principales elementos que separan a Alfredo Pérez Rubalcaba y Pere Navarro siguen siendo el derecho a decidir del pueblo de Catalunya que defienden los socialistas catalanes y que el PSOE jamás avalará, la definición del propio Estado como plurinacional así como las competencias en materia fiscal que deberían asumir cada una de las comunidades autonómas en el caso de que algún día llegara a producirse la reforma constitucional que exige el principal partido de la oposición y cuyo diseño se concretará este fin de semana.

Fuentes de la Ejecutiva federal han explicado que la de hoy ha sido una reunión 'casi definitiva' entre los dos líderes socialistas antes de la aprobación del texto en cuestión. Pero todo apunta -así lo han constatado también miembros de la dirección del PSOE- a que la negociación se ha hecho más fluida una vez que el partido ha rebajado las expectativas de su propuesta contemplando tan sólo los aspectos más generales de esa reforma constitucional.

El encuentro es no obstante 'positivo' para el círculo más cercano a Rubalcaba, ya que 'ha habido avances' que permiten a esas fuentes adelantar que 'hay bases para el acuerdo'. Un pacto en el que también están participando el resto de secretarios generales de las diferentes federaciones socialistas, pero cuyas negociaciones adquieren una especial relevancia en el caso del PSC, el partido hermano del PSOE en Catalunya, ante el replanteamiento de las relaciones entre ambas formaciones a raíz de la Diada del pasado septiembre que desembocó en una marea independentista y llevó a los socialistas catalanes a apoyar el derecho a decidir. 

Los diputados del partido de Navarro en el Congreso confesaban esta tarde desconocer la intención de su líder de viajar a Madrid para mantener un encuentro con el líder del PSOE. E insisten en que algunas de las exigencias que plasmaron en su propia propuesta de reforma constitucional, la elaborada por la Fundació Rafael Campalans, son las que provocan los principales choques con sus socios españoles.

Pero sobre todo, en lo que más hincapié hacen en el PSC es en la necesidad de mantener el principio de ordinalidad para los diferentes territorios. Se trata así de impedir que las comunidades autonómicas más dinámicas, 'como Catalunya', pierdan incentivos para seguir creciendo y aportando al conjunto del Estado. Esta condición supondría un punto de desigualdad que no aceptan la mayoría de las federaciones del PSOE. Así lo han recalcado, entre otros, el líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig, o el de los madrileños, Tomás Gómez. Estos y el resto de líderes autonómicos limarán definitivamente esas diferencias este sábado.

Más noticias en Política y Sociedad