Público
Público

Tribunal Supremo Unas 1.500 personas protestan frente al Supremo para pedir la libertad de los presos del 'procés'

La concentración fue organizada por más de cien colectivos. Tras acabar el acto han irrumpido dos fascistas gritando 'Viva España'. Han sido identificados por los policías nacionales que custodiaban el acto.

Publicidad
Media: 4.86
Votos: 14

Concentración convocada hoy ante la sede del Tribunal Supremo en Madrid por la organización soberanista Clam per la llibertat (Grito por la libertad). EFE/ Luca Piergiovanni

"No hay justicia". Ese es el lema y el colectivo que ha reunido la mañana de este sábado en la Plaza de la Villa de París de Madrid, donde se encuentra el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional, a más de un centenar de colectivos. El objetivo era denunciar la falta de justicia en el Estado español y los intervinientes han reclamado la libertad de los denominados presos políticos independentistas catalanes. 'No hay justicia' lo conforman 115 entidades. En torno a 1.500 personas acudieron a la cita, según la organización.

Presentado por la periodista Cristina Fallarás, en el acto han intervenido Manuel Colomer, del colectivo Valencia sin Mordazas; Óscar Reina, portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores; Alicia López, de la Asamblea Feminista de Madrid; Paca Blanco; de Ecologistas en Acción; Lucía Nistal, de la Plataforma Referéndum UAM; y Pol Leiva; de la Asociación Catalana de Derechos Civiles.

Concentración ante la sede del Supremo bajo el lema "No hay Justicia" para pedir la liberación de los políticos del procés. EFE/ Luca Piergiovanni

A la concentración han acudido miembros Esquerra Republicana de Catalunya, entre ellos el diputado de Gabriel Rufián, PDECat y de la CUP. Aunque los organizadores habían anunciado que acudirían diputados de Izquierda Unida y Podemos, no han acudido finalmente. Esta ausencia ha sido denunciada por Rufián a Público: "echamos de menos a insignes revolucionarios de Podemos que nos llevan dando lecciones toda la legislatura". El diputado de ERC cree que "la sentencia [del procés] está firmada" y que es "muy miserable" criticar la huelga de hambre de los presos catalanes. 

Aunque el acto no se centraba exclusivamente en la situación judicial del procés, las pancartas que pedían libertad para los políticos independentistas, los lazos amarillos y las esteladas eran omnipresentes. El manifiesto de 'No hay justicia' denuncia casos como el de La Manada, Altsasu y el No Caso 14-N, entre otros; así como "las malas prácticas clientelares en el ascenso a la carrera judicial". Durante la concentración se han escuchado sobre todo gritos todo de "llibertat presos polítics" pero también a favor de la república.

La protesta ha contado con la actuación musical de Juanjo Anaya y Los Incrédulos tanto al comienzo como al final del acto. Han cerrado la concentración con L'Estaca de Lluís Llach. Justo tras finalizar la canción, dos hombres de mediana edad han irrumpido en el acto con gritos de "Viva España" y una bandera de España. Uno grababa la "acción" del otro, como la han descrito posteriormente. La policía los ha sacado de la zona y les ha identificado. Después, se han despedido en la cercana calle Génova con un "Arriba España" y el saludo fascista. Uno de los dos hombres mostraba una bandera franquista en la funda de su móvil.

Más noticias en Política y Sociedad