Público
Público

Salida a Bolsa de Bankia Rato se lava las manos y responsabiliza al Banco de España de la fusión que originó Bankia: "No nos dio muchas opciones"

El expresidente de la entidad insiste en que el supervisor tenía a "15 personas" en Bankia y comocía sus "tripas". Con tono altanero y con varios reproches a la fiscal Carmen Launa, el también exvicepresidente del Gobierno  ha comparecido ante la Auidiencia Nacional como acusado por la ruinosa salida a Bolsa del banco, que se tragó más de 24.000 millones.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

magen del monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional de el expresidente de Bankia durante el juicio que se sigue contra él y otros 34 acusados por la salida a bolsa de Bankia. La Audiencia Nacional ha acordado hoy mantener a todas las acusaciones, incluidas las populares, personadas en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia, lo que permite seguir a la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) y la Confederación General del Trabajo (CGT), que piden hasta doce años de cárcel para la treintena de acusados.EFE/Fernando Villar

El Banco de España fue quien orquestó la fusión de las siete cajas que dio lugar al grupo BFA Bankia, fue quien dictó los pasos a seguir y no dejó "muchas opciones" a quienes entonces estaban al frente de la entidad. E, incluso su ruinosa salida a Bolsa no fue una "decisión empresarial, sino legal", apoyada por el Banco de España y por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero -al que señala como responsable también de lo apresurado de su debut bursátil-.

Rato: "El Banco de España nos indicó claramente los pasos que teníamos que dar; no nos dio muchas opciones"

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia, que se tragó más de 24.00 millones de dinero público del rescate a la banca, ha intentado descargar este martes toda la responsabilidad de la fusión que originó el grupo sobre el supervisor, y ha incidido en que  esta operación era la única forma de cumplir con los requisitos de capital, en que todo fue "una instrucción"  que se limitaron a cumplir.  También ha dejado claro que sólo responderá a preguntas del Ministerio Público, de su abogado y del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), si bien este martes únicamente ha contestado a la representante de la Fiscalía, Carmen Launa.

Como acusado en el juicio por la ruinosa salida a Bolsa de la entidad, Rato ha comparecido ante la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, en la primera jornada de este macroproceso en lo que va de año. El exvicepresidente del Gobierno con José María Aznar  lleva encarcelado en Soto del Real desde octubre, cumpliendo su pena de cuatro años y medio por el caso de las tarjetas black de Caja Madrid. En esta causa, la  Fiscalía pide para él cinco años de cárcel por un delito de fraude a los inversores, mientras que el supervisor al que el exministro de Economía señala no se sienta en el banquillo de los acusados, como sí hacen Bankia, BFA y la auditora, Deloitte.

"En los dos años y tres meses que fui presidente de Caja Madrid y Bankia, [el supervisor] nunca me requirió que estuviésemos incumpliendo sus recomendaciones"

Así, en la primera parte del interrogatorio, Rato ha insistido particularmente en su señalamiento al Banco de España, repitiendo en varias ocasiones que el supervisor conocía "las tripas de la entidad", ya que tenía "a quince personas" supervisándola. A lo largo de la jornada ha empleado distintas palabras para explicarse, alternando entre un tono tranquilo y otro  más altivo, muy alejado del que usó cuando pidió perdón al ingresar en la cárcel, pero en ningún momento ha querido dejar en segundo plano estas ideas. 

"Durante el tiempo que yo fui presidente,15 funcionarios del Banco de España estuvieron siempre en la sede central"; ·"En los dos años y tres meses que fui presidente de Caja Madrid y Bankia nunca me requirió que estuviésemos incumpliendo sus recomendaciones", ha apostillado.

Reproches a la fiscal

Rato ha dirigido varios reproches a Launa, en respuesta a su repaso a las irregularidades que rodearon el estreno bursátil de esta entidad. Incluso ha llegado a interrumpir una de sus argumentaciones con un seco "no perdamos más tiempo". De hecho, la mayoría de cuestiones de la fiscal tenían que ver con la situación del Banco de Valencia, controlado por Bancaja, y con cómo esta situación pudo afectar a BFA-Bankia. Visiblemente molesto, Rato ha repetido que esta entidad no formaba parte de la fusión.

Según su relato, la fusión nunca entró en sus planes para la entidad que presidía: Caja Madrid estaba cerca del límite de requisitos de capital, la legislación le exigía someterse a un proceso de fusión fría y fue informado de que ésta tendría lugar por parte del entonces gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez"El Banco de España nos indicó claramente los pasos que teníamos que dar; no nos dio muchas opciones", ha incidido. También ha asegurado que la entrada de Bancaja en la fusión fría fue determinada por el supervisor. 

"Las instrucciones, el dinero y el control" de esta operación, según Rato,  fueron "diseñadas" por el FROB, y éste, como el Banco de España, habría apostado por contar también con Bancaja, al entender que era buena "una fusión más grande", zanjaba.

Más noticias en Política y Sociedad