Público
Público

Sánchez y Casado coinciden en hacer una reforma electoral para evitar bloqueos en las investiduras

El líder del PP le propuso el modelo griego y "premiar" al más votado con 50 diputados más; mientras que el PSOE estudia una iniciativa de Odon Elorza similar a la ley vasca, que contempla que en una segunda investidura sea elegido el candidato que tenga más votos. La propuesta popular no requiere un cambio constitucional, pero sí la que plantean los socialistas.

Publicidad
Media: 3
Votos: 7

09/07/2019.- El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (i) saluda al líder del PP, Pablo Casado, durante la entrevista que han mantenido en una nueva ronda de consultas para la investidura, este martes en el Congreso de los Diputados. EFE/Kiko Huesca Crédito: EFE

La reunión celebrada el martes entre Pedro Sánchez y Pablo Casado no sirvió para convencer al líder del PP de que se abstuviera en la investidura, pero sí se dieron acercamientos en otros asuntos entre ambos dirigentes y, en especial, en la necesidad de una reforma electoral para evitar el bloqueo político y garantizar la investidura del presidente del Gobierno.

Según fuentes consultadas de PP y PSOE, ambos dirigentes coincidieron que en el actual escenario de pluralismo político la fórmula de investidura que contempla la Constitución hace muy complicada la elección de un presidente de Gobierno, y se pueden repetir constantemente escenarios como el del 2015, el del 2016 o el actual, donde todo conduzca a la repetición de elecciones.

Fuentes de los populares indicaron que Casado defendió ante Sánchez el modelo griego, que ha posibilitado que haya presidente en este país dos días después de las elecciones. Dicho modelo consistiría en "premiar" con 50 diputados más a la fuerza más votada de los que obtuviese en las urnas. Esto supondría ir a un Congreso de 400 escaños, pero es algo que ya se contempla en la Constitución.

Sánchez, según fuentes del PP, se limitó a escuchar la propuesta de Casado, sin aventurarle ninguna respuesta positiva o negativa ante esta propuesta, pero sí se mostró dispuesto a abordar esta reforma al inicio de la legislatura.

Fuentes socialistas, sin embargo, aseguran que no está en sus planes el modelo de Grecia, y para esta reforma se piensa más en la legislación que está en vigor en el País Vasco. De hecho, el diputado donostiarra  Odon Elorza presentó el pasado 26 de junio a la dirección del Grupo un documento muy elaborado para cambiar el actual sistema de investidura para la elección del candidato a la Presidencia del Gobierno. Dicha propuesta también la ha elevado a la Ejecutiva Federal del PSOE.

Elorza, según relató a Público, ya hizo esta propuesta en el 2017 ante la Comisión Gestora que por aquel tiempo dirigía el PSOE, pero su iniciativa no obtuvo respuesta ni fue tomada en consideración. En esta ocasión, por el contrario, el texto articulado de nueve folios que ha presentado el diputado, puede ser la base de la reforma legislativa que quiere proponer el PSOE.

Eso sí, como anuncia el propio Elorza en su propuesta, dicho cambio conllevaría modificar el artículo 99.4 de la Constitución, que ahora mantiene que en los segundos o terceros intentos de investidura se requiere la misma mayoría que en el primero para salir elegido presidente del Gobierno. Es decir, mayoría absoluta en una primera votación; y que haya más votos afirmativos que negativos en la segunda.

Articulo 99.4 de la Constitución

La propuesta de Elorza propone que en un segundo intento de investidura se rebajen las exigencias para salir elegido, de tal forma que sea presidente del Gobierno el candidato de los que tengan los requisitos para presentarse y quieran hacerlo –la reforma apunta a todos aquellos que cuenten con el respaldo de al menos el 10% de los diputados– que logre más votos a favor en la Cámara Baja, no pudiéndose votar en contra y dando a los parlamentarios en esa votación sólo la opción de abstenerse o votar a favor.

En concreto, en el texto que ha presentado Elorza, el artículo 99,4 quedaría así: "Si efectuadas las citadas votaciones no se otorgase al candidato la confianza
para la investidura, el Rey llamará de nuevo a consulta a los Grupos Políticos con
representación parlamentaria, quienes le podrán plantear nuevos candidatos a la
Presidencia del Gobierno, que cuenten con el apoyo de al menos un décimo de
los miembros de la Cámara. El Rey elevará las mismas como propuestas a la
Presidencia del Congreso para su tramitación en votación simultánea y tras la
exposición por los candidatos de los respectivos programas políticos. La
confianza se entenderá otorgada a aquella candidatura que obtenga el mayor
número de votos afirmativos, siendo nombrado Presidente por el Rey",

El PSOE es consciente que para esta modificación del texto constitucional requeriría, al menos, el respaldo del Partido Popular, aunque no es una reforma agravada de la Carta Magna que tendría más dificultades para salir adelante..

Elorza considera que podría ser una fórmula para acabar con las "coaliciones destructivas" de los grupos que sólo buscan el bloqueo político sin tener ninguna otras alternativa que ofrecer.

La reforma no se tramitará antes de unas hipotéticas elecciones en noviembre, pero sí al inicio de la legislatura

No obstante, la propuesta de Elorza no sería para aprobar ahora de forma inmediata y que se pudiera aplicar tras unas hipotéticas elecciones en noviembre, en el caso de que fracasara la investidura del candidato socialista, porque el objetivo es buscar el máximo consenso posible y, además, el propio diputado indicó que para su aplicación también habría que reformar previamente el Reglamento del Congreso.

Lo que sí confirman tanto desde el PSOE como desde el PP es que hay voluntad política en buscar fórmulas para que el proceso de investidura no lleve a la parálisis política como está ocurriendo en los últimos años.

Más noticias en Política y Sociedad