Público
Público

Sánchez: "Catalunya nos unió a Rajoy y a mí, y debería hacerlo con los partidos constitucionalistas"

El presidente del Gobierno, en la presentación de su libro, defiende el “nuevo PSOE” y dice que los “referentes socialistas lo fueron de una sociedad que ya no es”. Asegura que ha querido trasladar "su verdad", sin exculpar ni acusar a nadie

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación de su libro 'Manual de resistencia', en un hotel de Madrid. EFE/Kiko Huesca

Durante casi hora y media, en un formato cómodo facilitado por las preguntas y los comentarios del presentador Jesús Calleja y la periodista Mercedes Milá, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez hizo la presentación de su libro “Manual de Resistencia”, no yendo mucho más allá de lo que cuenta en su obra, salvo que confesó casi admiración por Mariano Rajoy, de quien dijo que había aprendido su “sentido de Estado y admitió que le tenía “aprecio y respeto”.

Sánchez confesó que él pasó por diversas etapas con Rajoy, pero el acercamiento personal se produjo durante las negociaciones para la aplicación del artículo 155. "Catalunya nos unió a Rajoy y a mí, y también debería hacerlo ahora con los partidos constitucionalistas", afirmó.

Rodeado de casi todo su Gobierno, muchos “vips” de los medios de comunicación, diputados que querían hacerse ver, la redactora del libro Irene Lozano, y asesores de La Moncloa, Sánchez hizo algunas confesiones, más que sobre el contenido del libro, sobre sus intenciones al hacerlo.

Dijo que lo había escrito desde la perspectiva de líder de la oposición, y que lo hizo con un objetivo: “Trasladar mi verdad”; afirmó. Indicó que intentó contar su “historia personal” que comparó con la que pasaron muchos españoles con la crisis económica. “Yo me caí, y me volví a levantar”, indicó.

Afirmó que ha hecho el libro porque “me lo debía a mí mismo, a los periodistas que me han seguido este tiempo y a la sociedad”, y que ha intentado dar una visión constructiva. “No rehuyo ningún debate, ni exculpo ni acuso a nadie. Todo corresponde con mi verdad y mi experiencia”, recalcó.

Y, como se refleja en el libro, otra parte sus respuesta fue para reivindicar el “nuevo PSOE”. y, aunque dijo defender los 140 años de historia de su partido, afirmó que “los referentes socialistas fueron referentes de una sociedad que ya no es, y ahora nos toca a otra generación”.

Explicó que cree que siempre fue cuestionado por los viejos estamentos del PSOE por miedo al cambio y, en su opinión, hubo riesgo de que el partido se quedase anclado en el siglo XX, pero reivindicó que el “nuevo PSOE” es “el PSOE se siempre, el PSOE que sabe evolucionar, adaptarse y servir a la sociedad”.

El líder socialista, como reivindica constantemente en el libro, indicó que otra renovación que hacia falta en el PSOE era tener una dirección federal fuerte, algo de lo que, en su opinión, había carecido muchos años en favor del poder que tenían los territorios.

También aclaró que nadie le ha llamado para corregir algunas aseveraciones de su libro, y se mostró sorprendido por la polémica sobre las conversaciones que relata con el Rey ya que, según dijo, fue relatada en su día y en parecidos términos por varios medios de comunicación y, además, asegura que no cuenta interioridades.

Finalmente, Sánchez anunció que los beneficios del libro, que está siendo récord de ventas y de plagios según dijo el presidente de Planeta, serán donados a las persona sin techo.

El acto tuvo un toque un tanto frívolo -Milá hasta mebcionó el supuesto romance de Albert Rivera con la cantante Malú- en el que no se vio a Sánchez demasiado cómodo, intentando en todo momento "hablar de su libro".

Más noticias en Política y Sociedad