Público
Público

Sánchez dará su primera rueda de prensa en solitario y con preguntas tras más de 60 días 

Desde que es presidente del Gobierno, solo se ha prodigado en el exterior en sus encuentros con los medios.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y el presidente de Francia, Emmanuel Macron (i), durante la rueda de prensa que han ofrecido esta tarde tras reunirse en el Palacio de la Moncloa de Madrid. EFE/ Zipi

Dos meses y dos días después de su toma de posesión como presidente del Gobierno, Pedro Sánchez comparecerá por fin en solitario en una conferencia de prensa en España en la que aceptará preguntas.

Según fuentes consultadas, si no hay más problemas de agenda, Sánchez acudirá a la sala de prensa de La Moncloa el próximo viernes, 3 de agosto, tras el último Consejo de Gobierno antes de las vacaciones de verano, ya que el Consejo de Gobierno no se volverá a reunir hasta el 24 de agosto.

Este encuentro estaba previsto inicialmente para el viernes 27, pero se frustró por la cumbre de Lisboa, y se quiso fijar para el lunes 30, lo que también se pospuso alegando motivos de agenda, ya que este día recibe en La Moncloa al presidente de Canarias, dentro de la ronda de dirigentes autonómicos que está haciendo.

Con la previsible comparecencia del viernes, Sánchez mantiene la tradición que abrió José Luis Rodríguez Zapatero de hacer un balance ante los medios de comunicación antes del verano y a final de año, algo que también continuó Mariano Rajoy durante su mandato.

Hasta la fecha, una única comparecencia en Moncloa

En todo este tiempo, el presidente ha esquivado a los medios de comunicación españoles, y su presencia en la sala de prensa de La Moncloa se ha reducido a una primera comparecencia sin preguntas para anunciar su Gobierno, y una rueda de prensa acompañado por el presidente de la república francesa, Enmanuel Macron, que sólo admitía plantear dos cuestiones a los medios españoles.

Sánchez donde se ha prodigado más ha sido el exterior, donde sí ha comparecido ante los medios con Angela Merkel en Alemania y, de nuevo, con Macrón en Francia. También lo hizo en la cumbre de la OTAN. En todos los casos, salvo el de Macron, ha evitado la tradicional rueda de prensa conjunta.

Su único acercamiento a los medios españoles ha sido en un improvisado e inusual corrillo en el Congreso con periodistas, de apenas veinte minutos. El resto de su mandato se ha mantenido alejado.

También ha optado por no salir ante los medios de comunicación cuando ha recibido a distintos presidentes autonómicos, derivando la posición del Gobierno a la vicepresidenta, Carmen Calvo; o a simples notas de prensa.

Intensa agenda

Desde La Moncloa se le quiere restar importancia a esta situación, que achacan a la intensa agenda que se ha impuesto el presidente, pero no aclaran si a partir de ahora sus explicaciones públicas antes los medios de comunicación serán más habituales.

Sánchez, en toda su etapa como líder del PSOE, no ha mostrado nunca un especial entusiasmo por las ruedas de prensa y, en contra de lo que hacía José Luis Rodríguez Zapatero cuando no estaba en el Gobierno, no era habitual su presencia en la sala de prensa de Ferraz los lunes tras la celebración de la Ejecutiva Federal.

Según fuentes cercanas al presidente, Sánchez se siente más cómodo en reuniones informales con periodistas, habitualmente "off the record", y sí hizo varios encuentros de este tipo en el proceso de primarias frente a Susana Díaz y también en algunas campañas electorales. No obstante, como presidente del Gobierno tampoco lo ha hecho en estos dos meses.