Público
Público

Sánchez denuncia el "complot burdo" de la derecha y ultraderecha: "Han tratado de amordazar el parlamento"

El presidente del Gobierno acusa de un intento de atropellar la democracia por parte de la la "derecha política, judicial y mediática". "Esto es inaceptable", ha afirmado desde Bruselas. El líder del Ejecutivo lanza un mensaje tras las maniobras en el Tribunal Constitucional y el Congreso: "La democracia prevalecerá". 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa ofrecida desde Bruselas este jueves.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa ofrecida desde Bruselas este jueves. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido muy contundente tras lo sucedido durante la jornada de este jueves en el Congreso y el Tribunal Constitucional (TC). El líder del Ejecutivo ha denunciado el "complot burdo" de la derecha y la ultraderecha. "Han tratado de amordazar al parlamento", ha destacado desde Bruselas donde ha ofrecido una rueda de prensa al término del Consejo Europeo. 

En todo caso ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía española: "La democracia prevalecerá y la Constitución prevalecerá". Para Sánchez, la derecha y la ultraderecha tenían el objetivo de mantener el bloqueo de una institución como el TC como ya lo han hecho con el CGPJ. "Han intentado bloquear el parlamento y una votación. Algo que no había ocurrido en los 40 años democracia", ha añadido.

"No sabemos lo siguiente que harán. Pero los españoles deben tener la certeza que la democracia prevalecerá", ha insistido. Además, ha señalado la complicidad entre la derecha política, la derecha judicial y la derecha mediática en el "intento de atropellar la democracia". "Es inaceptable", ha afirmado con rotundidad en este punto. "Lo que se espera del TC es que impere el sentido común y que impere la CE", ha remarcado. 

Sánchez ha reiterado que "los poderes emanan del pueblo en una democracia" para rechazar las maniobras que han intentado emprender partidos como PP y Vox con la connivencia del TC. Y se ha defendido de las críticas sobre las formas de reformar el Código Penal y el sistema de elección de los magistrados del TC. "Es una tramitación parlamentaria que se ajusta al reglamento de la cámara. Es acorde. No puede haber ningún tipo de excusa para usar esta tramitación para otro tipo de argumentos", ha afirmado. 

"Hablar de golpismo, de Gobierno criminal como ha hecho la oposición durante cuatros años... ¿Quién da más? ¿Cuál es la siguiente? Quedan pocos epítetos. Y lo más importante es reclamar y reivindicar el respeto, no solo frente al insulto sino por la soberanía popular", ha afirmado también Sánchez. En este sentido ha remarcado que este Gobierno ha sido respaldado por los votos y por los diputados. "Lo que tiene que hacer la derecha es reconocer el resultado de las elecciones y asumir que está en la oposición", ha añadido. 

Respuesta a Page y la situación en Catalunya

El líder del Ejecutivo ha sido cuestionado expresamente por las posiciones del presidente de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page, al respecto de las reformas emprendidas. "Respeto su declaración pero no la comparto", ha contestado. Para argumentarlo, ha reiterado los argumentos que viene dando Moncloa sobre la situación en Catalunya. "La última década ha sido una pérdida de tiempo en Catalunya. Se rompieron puentes y fue un fracaso. La judicialización fue un fracaso. La vía unilateral también un fracaso. Lo que le conviene a España y Catalunya es la convivencia. Se tata de superar una etapa negra", ha afirmado. 

Según ha destacado Sánchez, ahora y al contrario que en 2017, la unidad del independentismo está rota. La vía unilateral no se plantea. Y que la ley y la CE se cumple en todos los territorios. El presidente ha reiterado que su objetivo es 
dar respuesta política a un conflicto político. 

"No podemos volver a debates del pasado", ha contestado Sánchez al ser preguntado sobre la posibilidad de que haya un referéndum como plantean desde ERC. "El procés ha acabado. Estamos en ese momento, de cierre de una etapa e inicio de una nueva. En Catalunya no va a haber ninguna consulta de autodeterminación. Tenemos que contribuir con soluciones que superen la fractura", ha manifestado. 

Ha reconocido el presidente que las decisiones que ha ido tomando son "arriesgadas". Pero que es mejor eso que no hacer nada. "Eso nos llevó a 2017, a la ruptura y un 1 de octubre que dañó la reputación de la democracia española. No nos lo podemos permitir". Además, ha recordado que cuando el PP estaba en el Gobierno ellos apoyaron sus decisiones como la aplicación del artículo 155. "A Rajoy le hicieron no uno sino varios referéndum. Cuando heredamos la situación me encuentro la irresponsabilidad. España no se rompe, no se hunde y en todo caso cuando estuvo cerca de romperse fue cuando ellos estaban en el Gobierno", ha enfatizado. 

Más noticias