Público
Público

Sánchez dice sentirse "más que legitimado" para liderar el PSOE

Deja la decisión sobre el adelanto electoral en Andalucía en manos de Susana Díaz, con la que asegura tener una "excelente relación", y apunta que no hay "ningún motivo" para reunirse con Pablo Iglesias

Publicidad
Media: 1
Votos: 5

Pedro Sanchez y Susana Díaz. EFE.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este jueves que se siente "más que legitimado" para liderar a los socialistas tras haber recibido el apoyo de la militancia, y ha alabado la"excelente relación" que, ha dicho, le une con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

Sánchez ha aprovechado una entrevista de Rac1 para insistir en este aspecto, en un momento en el que distintas fuentes de los socialistas señalan que la andaluza ha perdido la paciencia en lo que respecta a la gestión de Sánchez, y vuelve a mover ficha para perfilarse como candidata a las elecciones generales de este año. "Más allá del ruido mediático tengo una excelente relación con Susana Díaz, sobre todo política, y nos consultamos muchísimas de las decisiones que tomamos en el día a día del PSOE", ha dicho Sánchez.

Tras remarcar que el "rival" es el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha argumentado que el PSOE fue grande cuanto tuvo muchos líderes destacados, y ha añadido que cree que el PSOE necesita más líderes.

En esta línea, el socialista ha querido dejar claro que "le compete" a Susana Díaz decidir "si hay adelanto o no" de las elecciones autonómicas en Andalucía.

El secretario general del partido también ha encontrado "razones objetivas" para que Díaz este meditando la posibilidad de adelantar las elecciones andaluzas. "No tiene ningún sentido que en vísperas de la aprobación del presupuesto de la Junta de Andalucía el socio de gobierno, plantee un referéndum en junio sobre la idoneidad de seguir en ese gobierno de coalición", ha asegurado Sánchez.

Sánchez ha defendido que "hay que ser serios y creo que algunos elementos que IU tiene que reconsiderar y ser consciente de que estar en el gobierno significa un plus de responsabilidad". "Eso es lo que ahora mismo debe meditar IU", ha subrayado.

"Ningún motivo" para reunirse con Pablo Iglesias

El secretario general del PSOE ha asegurado este jueves que no ve "ningún motivo" para reunirse en estos momentos con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en la entrevista con Rac1.

Preguntado por la reunión entre el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y  el secretario general de Podemos, Sánchez ha dicho que para que se produzca cualquier tipo de encuentro con alguien, debe haber una razón o "un motivo", y ahora no ve ninguno para verse con Iglesias.

Eso sí, ha destacado en varias ocasiones que "respeta" cómo gestiona su agenda el expresidente socialista, quien, según ha dicho, no puede ser tildado de 'casta'.

También ha emplazado a los votantes de Podemos a "exigir" que esta formación tenga una estrategia ideológica más definida, y ha destacado que, aunque puede compartir algunos elementos del diagnóstico que hace Iglesias, rechaza las soluciones que propone.
"Comparto con él que hay un problema de fraude fiscal" y que hay que redistribuir mejor la riqueza para incrementar la carga fiscal a quienes ganan más, ha dicho.

Sánchez ha destacado que mientras que Podemos está instalado en la "indefinición ideológica", el PSOE es una fuerza netamente de izquierdas y ha expresado su convencimiento de que los electores acabarán dando la confianza a su partido, para que sea "el partido mayoritario en el escenario político español".

Catalunya, fuera de la reforma constitucional

Pedro Sánchez ha descartado este jueves que en la reforma constitucional que defiende su partido se incluya que Catalunya cuente con un sistema de financiación como el del País Vasco, con un concierto económico.  Sánchez sí se ha mostrado partidario de blindar las competencias autonómicas en educación y cultura y respetar el modelo de inmersión lingüística y el uso del catalán como lengua vehicular en el sistema educativo.

Sánchez ha dicho que su partido se toma "muy seriamente" la movilización del 9N, pero ha expresado su oposición a los planteamientos de CiU y ERC, y también al inmovilismo del Gobierno central.  "En la política catalana hay millones de catalanes que quieren que nos demos una nueva oportunidad para el acuerdo, y es en lo que se va a trabajar", ha agregado.

Asimismo, ha dicho que la reforma constitucional "no es un fin en sí mismo sino una oportunidad", y ha asegurado que un gobierno liderado por el PSOE también daría un vuelco en inversiones en Cataluña, priorizando el corredor mediterráneo.

Tras hacer gala del consenso, ha destacado que el PSOE se volcará en la campaña del 27S "para que haya una alternativa a favor de la convivencia" en Cataluña, y ha destacado que frente a los discursos identitarios, los socialistas pondrán su acento en la igualdad.

También ha dicho que no cree que las elecciones del 27S deban definirse como plebiscitarias, y ha asegurado que el debate sobre el derecho a decidir "es una cuestión sobre la convivencia entre todos" los españoles.s

Más noticias en Política y Sociedad