Público
Público

Sánchez dice que los socialistas no apoyarán un Gobierno independentista ni de derechas en Catalunya

El líder del PSOE asegura que el autogobierno lo suspendió el secesionismo: “el 155 no suspendió nada”

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El secretario general del PSOE Pedro Sánchez.EFE/F.Villar

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, manifestó este jueves que los socialistas no se plantean apoyar “ni un Gobierno secesionista ni de derechas” en Catalunya después del 21-D, y que apostarán por pactos que defiendan, “la concordia, el autogobierno y políticas de izquierdas”.

El líder socialista, en Los Desayunos de TVE, insistió en que el PSOE y el PSC están radicalmente en contra de la independencia de Catalunya, “por lo que no vamos a hacer presidente a aquellos que abrazan el secesionismo”.

Pero, a la vez, aseguró que tampoco respaldarán un hipotético Gobierno de Ciudadanos aunque fuese la fuerza llamadas constitucionalista más votada, “porque este partido, desde hace unos meses, abraza la política territorial del PP, la recentralización, y no queremos más derecha en Catalunya”.

Sánchez volvió a defender el apoyo de su partido a la aplicación del artículo 155 y destacó que el hecho de que hayan ido conjuntamente PP y PSOE ha servido para “reflejar un mensaje de unidad que ha sido fundamental para trasladar a todos los gobiernos de Europa lo que estaba ocurriendo en Catalunya”, afirmó.

Además, desmintió que la aplicación del artículo 155 haya supuesto una intervención de las instituciones catalanas, “porque el 155 no ha suspendido el autogobierno de Catalunya, quien lo ha suspendido ha sido el independentismo”, señaló.

Advierte a Rajoy de que hay “un gran malestar” por la paralización de la financiación autonómica

Sánchez también se refirió a la polémica sobre la financiación autonómica, y tras dejar claro que el PSOE apoya la aprobación del cupo vasco sin ningún complejo, reiteró su exigencia de que el Gobierno ponga encima de la mesa de forma inmediata una propuesta para la financiación autonómica para las otras dieciséis comunidades autónomas, incluyendo a Catalunya, para la que descartó un sistema similar al cupo vasco.

El líder socialista indicó que “hay un gran malestar” con esta parálisis institucional, y recordó que la financiación autonómica no es una cosa de políticos, “se trata de la educación, la sanidad, la dependencia. Es donde nos jugamos el Estado de Bienestar, indicó.

Por ello, pidió una financiación que garantice la igualdad en estos servicios para todos los españoles y, a la vez, suficiencia financiera a cada territorio, lo que ve posible por el crecimiento económico y si se aborda una reforma fiscal en profundidad.

Por otra parte, Sánchez se refirió también a sus relaciones con Unidos Podemos para indicar que son correctas tanto a nivel personal con Pablo iglesias, como a nivel político.

No obstante, precisó que hay un profundo descuerdo con esta formación por cómo ha afrontado la situación de Catalunya, “donde han antepuesto la agenda secesionista, como ha ocurrido en el Ayuntamiento de Barcelona, y creo que es un grave error”, afirmó.

Más noticias en Política y Sociedad