Público
Público

Sánchez logra el apoyo del PNV y presenta este lunes con Iglesias su acuerdo programático

El Gobierno se compromete con los nacionalistas vascos a impulsar las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales. El PSOE presiona en todos los frentes a ERC para conseguir que haya investidura el próximo 5 de enero.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se estrechan la mano en el Congreso de los Diputados tras firmar el principio de acuerdo para compartir un gobierno de coalición tras las elecciones generales del pasado domingo, en Madrid (España), a 12 de noviembre de 2019.

El PSOE acelera la máquina para poder celebrar la investidura de Pedro Sánchez el próximo 5 de enero. Tras anunciarse al mediodía la firma con el PNV que garantiza el apoyo de los nacionalistas vascos a la investidura, se conoció también que el candidato socialista, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, presentan a las 17:00 horas de la tarde de este lunes su acuerdo programático para un gobierno de coalición.

A esto se une que este lunes también se conoció el informe de la Abogacía del Estado sobre la inmunidad del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras que, al parecer, no es rechazado por los republicanos catalanes.

Sólo falta, por tanto, que ERC en la Ejecutiva que también celebra este lunes defina su posición final en torno a la investidura de Sánchez, aunque su decisión tenga que ser ratificada posteriormente por el Consell Nacional, lo que no será antes de final de año.

Si ERC, como se espera, opta por la abstención, es probable que el PSOE no espere al pronunciamiento del Consell Nacional y se convoque el primer pleno de investidura para el próximo 2 de enero.

Para ello, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, llamará este martes a los portavoces de todos los grupos para comunicarles la fecha de la investidura y convocar posteriormente el pleno.

Pedro Sánchez, hasta ahora, tiene asegurado 165 votos a favor. Los 120 socialistas, los 35 de Unidas Podemos, los dos de Más Páis, el voto de Compromís, el voto del PRC y los seis del PNV, que le serían más que suficiente para salir elegido en una segunda votación siempre que se abstuviera ERC.

Adecuar la estructura del Estado

El acuerdo alcanzado entre el PSOE y el PNV para que los nacionalistas vascos voten a favor de la investidura de Pedro Sánchez consta de doce puntos y en el mismo se incluye el compromiso del Gobierno para "impulsar las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales".

Para alcanzar este objetivo, en el texto se habla de que debe ser a través "del diálogo entre partidos e instituciones" para encontrar una solución, "tanto al contencioso con Catalunya como en la negociación y acuerdo del nuevo Estatuto del País Vasco, atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia".

Además, el Gobierno también se compromete con el PNV a informarle con antelación suficiente de los proyectos e iniciativas que el Gobierno desee impulsar. Asimismo, el PNV también se ha garantizado que todas las medidas fiscales que presente el Ejecutivo deben ser consensuadas y acordadas previamente con su grupo parlamentario.

El presidente del PNV, Andoni Ortúzar, hizo una valoración muy positiva del acuerdo que, según dijo, era bueno para el País Vasco y para acabar con la parálisis política en España. No quiso adelantar la fecha de la investidura, pero bromeó con que si finalmente Sánchez es elegido presidente el próximo 5 de enero, "sería un buen regalo".