Público
Público

Sánchez insiste en el "gobierno a la portuguesa" e inicia su agenda con colectivos sociales

El presidente del Gobierno en funciones se reúne con colectivos expertos en la lucha por la Igualdad y con asociaciones de Digitalización y Ciencia para construir un programa con el que negociar con el resto de fuerzas políticas.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez / EFE

Primero un programa pactado con colectivos sociales y luego negociación con el resto de fuerzas políticas. Esa es la agenda que maneja el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de cara a tratar de sacar adelante su investidura, después del rechazo del Congreso la pasada semana a designarlo como líder del Ejecutivo.

El secretario general del PSOE se reúne este jueves con asociaciones en defensa de la Igualdad y con colectivos expertos en materia de Digitalización y Ciencia, en su primera ronda de contactos con la sociedad civil. El presidente ha insistido en que su objetivo es sacar adelante un Gobierno en solitario con el apoyo parlamentario de otras fuerzas políticas, siguiendo el ejemplo de países como Portugal y Dinamarca.

Sánchez ha asegurado que da por descartada la opción del gobierno de coalición tras su investidura fallida y ha vuelto a pedir a los partidos conservadores, PP y Ciudadanos, que faciliten la formación de un Ejecutivo: "No significa que me tengan que apoyar, simplemente que faciliten la formación de un Gobierno".

En este sentido, ha desgranado los seis ejes en los que basó su discurso de investidura: empleo, digitalización, transición ecológica, feminismo e igualdad de género, fortalecimiento de la convivencia territorial y del proyecto europeo, y la lucha contra la exclusión social. En base a estos ejes, Sánchez quiere elaborar un programa para negociar con el resto de partidos, en especial Unidad Podemos, al que ha tildado de nuevo de "socio prioritario".

"No se trata de presionar" a Unidas Podemos

A su juicio, "es evidente que en la investidura no funcionó una de las opciones que se estaba defendiendo por nuestro socio preferente, que es Unidas Podemos, en relación con el gobierno de coalición. Pero eso no significa que no haya más alternativas. Está la alternativa d Dinamarca, de Portugal… donde hay un entendimiento entre fuerzas progresistas, que es lo que estoy pidiendo para España".  Por ello, su objetivo es el de "explorar esas otras alternativas", pero "tendiendo primero la mano a la sociedad civil".

También ha explicado Sánchez que su objetivo es el de lograr una investidura y un Gobierno "que no dependan de las fuerzas independentistas", lo que pasa, a su juicio, por un acuerdo "progresista" y porque las derechas "faciliten" ese Ejecutivo. También ha insistido el presidente en que las reuniones con los colectivos no es una forma de presionar a los de Pablo Iglesias: "No se trata de presionar, se trata de aplicarnos lo que les estamos diciendo al resto de formaciones. El PSOE toma nota de la investidura y lo que hace es sentarse con los colectivos sociales, construir un programa abierto, que tiene lógicamente un componente progresista, y yo espero que todas las formaciones políticas sean conscientes de que tiene que haber Gobierno en España".

Más noticias en Política y Sociedad