Público
Público

Sánchez: "Ser patriota es trabajar todos los días por que en España se viva mejor"

El presidente del Gobierno reivindica el patriotismo de derechos sociales, denuncia la radicalización de PP y C’s y aboga por “reconstruir el contrato social” en educación, empleo, Estado del bienestar, pensiones y transición energética

Publicidad
Media: 1
Votos: 2

Sánchez lanzó este sábado la candidatura a la alcaldía de Zaragoza de Pilar Alegría, primera mujer que opta a ese puesto en la lista del PSOE. (EFE)

"Ser patriota es trabajar todos los días por que en España se viva mejor" y no "decir todos los días Viva España" mientras uno se golpea el pecho, señaló este sábado en Zaragoza el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sanchez, que participó en el mitin que lanza oficialmente las campañas de Javier Lambán a la reelección como presidente autonómico y de la consejera de Universidad, Pilar Alegría, como candidata a la alcaldía de Zaragoza. Será la primera mujer que ocupe ese puesto en la lista en toda la historia del socialismo aragonés.

Sánchez, que reivindicó un patriotismo basado en la defensa de los derechos sociales y no solo en los símbolos, denunció la radicalización de PP y C’s tras la irrupción de Vox en las instituciones. "Tres derechas que compiten por ver quien defiende peor la unidad de España" y por "explotar las diferencias entre los territorios", dijo, al tiempo que reivindicaba la moderación.

"La moderación y el sentido común lo representan el PSOE y el Gobierno de España", señaló, mientras anotaba que la oposición de centro-derecha "solo tiene una idea: ir contra el Gobierno de España, aunque acierte" y alertaba a ambas formaciones del riesgo de su deriva: "cada vez que se alejan más de la moderación se acercan más a la irrelevancia"

El presidente del Gobierno dejó dos ‘recados’ de Estado para ambas formaciones. Por una parte, les afeó sus críticas a la postura del Gobierno en la crisis de Venezuela, pactada con los ejecutivos conservadores de Francia y de Alemania. "¿Por qué lo que es posible en Europa no es posible en España", se preguntó, antes de afirmar que "les exijo que sean leales con el Estado".

Y, por otra, reclamó su aval para los Presupuestos Generales del Estado. "Tras siete años de injusticia social, no apoyar unos presupuestos sociales no es una opción", señaló, por lo que "exijo a la oposición que, con un voto afirmativo o una abstención, permita la tramitación" de las cuentas.

La intervención de Sánchez tuvo también contenido electoral. En este sentido, se refirió a las próximas municipales y autonómicas como un momento clave tras la irrupción de la extrema derecha y la radicalización de los dos partidos que hasta hace dos meses aseguraban disputarse el centro.

"El 26 de mayo decidimos si avanzamos o involucionamos", dijo, mientras lanzaba una especie de programa de Gobierno en el que abogaba por "reconstruir el contrato social" a base de avanzar en cinco ejes: en educación, empleo, Estado del bienestar, pensiones y transición energética.

El líder de los socialistas destacó la labor de Javier Lambán al frente del Gobierno autonómico y avaló la candidatura de Alegría a la alcaldía de la capital aragonesa. "Eso es lo que se necesita en Zaragoza", dijo, en alusión a las apelaciones al consenso que la candidata había hecho en su intervención.

Pilar Alegría, primera alcaldable socialista en Zaragoza

"Tengo ganas de pelear y de recuperar esta ciudad de Zaragoza y de darle por primera vez una alcaldesa socialista. Me voy a dejar la piel por volver a conquistar la confianza de los zaragozanos", dijo Alegría, que aseguró, en alusión a la tormentosa legislatura municipal que ahora está finalizando, que "no quiero cuatro años más de parálisis y de políticas sectarias mientras el mundo se mueve. Quedarse en el mismo sitio es retroceder, y Zaragoza tiene que arrancar".

Alegría trazó las líneas maestras de su programa, en el que destaca la propuesta de habilitar viviendas públicas para jóvenes "con alquileres baratos, que no pasen de 200 o 300 euros, porque solo así se pueden emancipar", un "plan de choque para el cuidado del espacio público" y una reorientación de las políticas sociales para "adaptarlas al envejecimiento de la población" y al problema de "la soledad indeseada", cada vez más extendido en la ciudad.

"Nuestro principal reto es seguir convenciendo a los ciudadanos y conseguir que se movilicen, que nadie se quede en casa" el 26 de mayo, dijo la candidata, que añadió que "me vais a permitir que no confíe en esa derecha que cabalga a espaldas del miedo y que hace política a base de tweets baratos". "Tenemos la responsabilidad de generar confianza, ilusión y seguridad", anotó, para hacer una "política en clave positiva en la que nadie se sienta fuera".

"A Aragón le ha sentado de maravilla la igualdad"

Lambán, por su parte, insistió en referirse a "la lealtad a España" como una de las señas de identidad del PSOE, junto con la "pasión por la igualdad, que solo es alcanzable desde la libertad", y reivindicó el Estado autonómico: "A Aragón le ha sentado de maravilla el autogobierno" y "el Estado de las autonomías ha demostrado que la suma de las partes es superior al todo indiferenciado anterior", señaló, al tiempo que llamaba a "cortar el paso a una derecha" que pretende "una paulatina vuelta al blanco y negro que nadie quiere para sus hijos".

El presidente del Gobierno de Aragón se refirió a la extrema derecha como "una patología política" con la que reaparecen "viejos fantasmas". No obstante, se mostró reacio a apelar al miedo en la larga campaña electoral que comienza a arrancar. "No pretendemos que la gente nos vote por miedo a otros, digámosles que nos voten porque merece la pena apostar por las políticas de igualdad, por España y por Europa", dijo, "sin esgrimir banderas de miedo y sin ahuyentar a la gente".

Por último, Fran Timmermans, candidato socialista a presidir la Comisión Europea y dirigente del Partido Laborista holandés, reivindicó el papel integrador de la UE, para la que reclamó un modelo "de abajo hacia arriba" en el que "se escuche a la ciudadanía", y llamó a "superar el nacionalismo, que es como el alcohol, que produce un breve momento de euforia pero una resaca muy larga". "La subida del nacionalismo y del extremismo nos motiva a pedalear cada vez más fuerte", anotó.

Más noticias en Política y Sociedad