Público
Público

Sánchez pide trascender de la dialéctica derecha/izquierda y apuesta por la "España moderada" 

El candidato socialista apela al voto más allá de los simpatizantes socialistas y progresistas para conseguir "un Gobierno estable que dependa de sus propias fuerzas". Reitera el compromiso del PSOE con las mujeres, "pero el feminismo no es patrimonio de nuestras siglas, ni de ninguna sigla, aunque parece que el antifeminismo sí tiene varias siglas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pedro Sánchez, este sábado en un acto en Alicante / EFE.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, utilizando una frase habitual entre los máximos dirigentes de Ciudadanos, llamó al voto, “trascendiendo de la dialéctica izquierda y derecha”, a todos aquellos que apuesten por una “España moderada, cabal, sensata y cargada de sentido común”.

Sánchez, en un claro viraje al centro en su discurso, indicó que no sólo hay que llamar a los votantes socialistas o progresistas, sino a todos aquellos “que saben que el único proyecto que puede garantizar la estabilidad y el futuro” es el que representa el PSOE.

El líder socialista, en un mitin en Salamanca en que, de nuevo, se rebasó el aforo previsto, se esforzó en ampliar el abanico de sus posibles votantes porque, según dijo, precisa de “un Gobierno estable que dependa de sus propias fuerzas, y para eso necesitamos una mayoría parlamentaria”, afirmó.

Sánchez, sin hablar de pacto alguno, indicó que España sí necesita un Gobierno que sepa entenderse con aquellos que no piensan como él y que busque una España integradora, “que respete la diversidad y la pluralidad”, y lo contrapuso al objetivo de las derechas que, según dijo, “buscan una España uniformada”.

En este sentido volvió a censurar el cordón sanitario impuesto por Ciudadanos al PSOE, y dijo que el único objetivo político de las tres derechas es que no prospere el proyecto socialista, “no tienen otro objetivo. Es una derecha con tres siglas, que tiene más siglas que ideas”, afirmó.

En un mitin largo, en el que pareció sentirse cómodo el líder socialista, volvió a recordar todas las medidas aprobadas por su Gobierno, reiteró su defensa de los “viernes sociales” ante la utilización partidista que ha hecho el PP y Ciudadanos de la Mesa del Congreso; y anunció el proyecto que aprobará el viernes el Consejo de Ministros contra la despoblación.

HIzo referencias al compromiso socialista con las mujeres y el feminismo, pero aseguró que “el feminismo no es patrimonio de nuestras siglas ni de ninguna sigla, pero parece que el antifeminismo sí tiene varias siglas”.

También avanzó propuestas medioambientales y dijo que en España, en la próxima década, se movilizarán 200.000 millones de euros para cambiar el paradigma del sector energético que crearán en torno a 300.000 puestos de trabajo nuevos.

Sánchez acabó el acto llamando a la movilización, tal y como empezó: “¡Participación, participación, participación”, repitió. Y dijo que nadie se confíen con las encuestas “porque la derecha juega a la abstención, y la abstención significa involución”, afirmó.

Más noticias en Política y Sociedad