Público
Público

Sánchez insiste en que su única opción para gobernar es la “vía del 199”

El secretario general del PSOE advierte de que quedan apenas tres semanas y que “ya no hay margen para el error”

Sánchez reclama a Podemos y Ciudadanos "unidad" en esta "hora decisiva".

MADRID.- En una breve intervención ante el Comité Federal del PSOE; en la que ni siquiera habló del retraso del 39º Congreso federal que era el motivo de la convocatoria, el líder socialista Pedro Sánchez se reafirmó en que su única opción para gobernar es la llamada “vía del 199”, es decir, el “casi imposible” acuerdo con Podemos y Ciudadanos.

En dos ocasiones recordó que los tres partidos suman más de 15 millones de votos y tienen al menos dos poderosos objetivos en común: renovar España y acabar con el Gobierno de Mariano Rajoy.

Es por ello que pidió la unidad de lo que Sánchez denomina “las fuerzas del cambio”, a las que advirtió de que “ya no hay margen para el error”. En este sentido, indicó que el PSOE se ratifica en su determinación de intentar formar este Gobierno y acabar con el Ejecutivo de Mariano Rajoy. “Por nosotros no va a ser”, apuntó, y aseguró que su partido se va a volcar en intentar dicho acuerdo estas semanas que restan, con las reuniones a tres entre PSOE, Podemos y Ciudadanos.

Sánchez apuntó que España necesita un Gobierno no partidista, plural, progresista y parlamentario, “porque será en el Congreso donde se decidirán todas las cosas”, dijo.
Asimismo, se ratificó en que se mantendrá en las negociaciones en las dos líneas marcadas por el Comité Federal del 28 de diciembre: ningún pacto con el PP, y ninguna investidura que pueda ser facilitada por partidos independentistas. Y, por último, ratificó que si el PSOE vuelve a llegar a un acuerdo que cambie sustancialmente el existente ahora con Ciudadanos, volverá a someterlo a consulta con su militancia.

No se vio a un Sánchez muy animado, pero lejos de tirar la toalla insistió una y otra vez a Podemos y a Ciudadanos que “no bloqueen el reloj del cambio”. Como bien dijo, quedan dos o tres semanas, pero el acuerdo se sigue antojando muy difícil con las premisas en las que se mantiene el PSOE.

Sánchez dijo que para lograr el pacto está dispuesto “a ceder”, pero no explicó en qué cuestiones, pero las líneas rojas que lo imposibilitan siguen en pie.

Más noticias de Política y Sociedad