Público
Público

La pelea por la sucesión de Rajoy Santamaría dice llevarse un 50% de los apoyos de Cospedal por el rechazo al "pacto de perdedores" con Casado

Según los cálculos de su candidatura, contarán con el apoyo de más de un 60% de los 3.083 compromisarios que decidirán quién debe suceder a Mariano Rajoy al frente del PP. Por su parte, el equipo de Pablo Casado afirma exactamente lo contrario, y defiende que cuenta con un 65% de los votos en liza, frente al 27% que atribuyen a su rival.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

.- La presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados 1(i), la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (2i), la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal (2d), y la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa (1d), durante el acto conmemorativo de la Fiesta del 2 de Mayo, celebrado hoy en la Real Casa de Correos de Madrid. EFE/Chema Moya

La guerra de apoyos en el PP continúa, y ambos candidatos siguen usando sus cálculos y estimaciones como armas arrojadizas; los dos desprecian las cifras del otro, y los dos aseguran contar con el respaldo de más de un 60% de los compromisarios.

Fuentes del equipo de Soraya Sáenz de Santamaría aseguran que esperan obtener el 50% de los apoyos a la candidatura fallida de María Dolores de Cospedal, que no logró pasar a la segunda vuelta del proceso congresual. 

De hecho, advierten de que los 3.083 compromisarios que votan en esta segunda vuelta "no son bolsas de plástico que puedan pasar de mano a mano", por lo que descartan que su rival vaya a llevarse los votos de todos los delegados que planeaban apostar por Cospedal, como sostienen en su equipo. 

El equipo de Casado se atribuye cerca de 2.100 compromisarios, y sólo 836 apoyos a Santamaría

También justifican su estimación sobre este "trasvase" de apoyos de la secretaria general del PP a la exvicepresidenta del Gobierno por el "rechazo" que habría generado entre los compromisarios el "pacto entre perdedores", firmado por Casado con todos los candidatos que no han pasado a la segunda vuelta.

Según sus cálculos, en la votación de este sábado contarán con el respaldo de más de un 60% de los compromisarios, superando "ampliamente" los 15 puntos de distancia con respecto a Casado, que a su vez también se vende como claro ganador.

Así, y mientras aseguran que no han estado "jugando a variar la cifra", y que sus cálculos son "rigurosos" y "contrastados", critican que la candidatura del vicesecretario de Comunicación cifrara sus apoyos en más de 2.000 "hace una semana", y hoy "está hablando de empate técnico". "O los cálculos que hacían entonces se equivocaban, o se equivocan ahora". 

Casado se atribuye un 65% de los votos

En otro orden de cosas, desde la candidatura de Casado también cuestionan los cálculos de su rival. Frente a esto, sostienen que en sus propias estimaciones no están haciendo "la cuenta de la vieja", y explican que sus cifras provienen de un "análisis de big data" en dos barridos, contando con el censo oficial de compromisarios como referencia.

Con estos datos sobre la mesa, afirman que los dos barridos ya realizados permiten atribuir cerca de 2.100 compromisarios a Casado, y sólo 836 apoyos a Santamaría. Así, calculan que Santamaría sólo tendrá el 27% de los apoyos, frente al 65% de Casado.

Justifican que el segundo barrido arroje el mismo resultado que el primero, cuando Cospedal aún no había anunciado su apuesta por Casado, afirmando que ya anticiparon su apoyo en una primera simulación.

En la misma línea, y poco después de que el equipo de Santamaría lanzase un vídeo en el que varias mujeres del PP -alcaldesas, diputadas, concejales- anuncian su apuesta por Santamaría, desde la candidatura de Casado aseguran que ya cuentan con el respaldo de al menos un 48% del total de compromisarias, frente al 30% de Santamaría -y al 22% por confirmar -.

Reunión Santamaría-Casado, sin acuerdo

Por otra parte, desde el quipo de Santamaría han revelado que la exvicepresidenta del Gobierno y el vicesecretario de Comunicación han mantenido una "reunión cordial" y secreta en la sede de la formación, en la madrileña calle Génova. "Ha sido un encuentro discreto", sostienen, sin desvelar más datos.

Esta candidatura había pedido en varias ocasiones a Casado un encuentro de este tipo, y finalmente su reunión ha tenido lugar a apenas tres días del XIX Congreso. También se ha zanjado sin que logren nada parecido a un acuerdo, y por tanto no habrá lista de unidad. 

A su vez, desde el equipo de Casado han destacado que ha sido "una conversación privada" que se ha prolongado durante algo menos de una hora. En ella han mantenido sus posiciones, y han trasladado a Santamaría su voluntad de integrarla si logran ganar.