Público
Público

El sector chavista no descarta aún presentar una alternativa a la sucesora de Griñán

Los críticos del PSOE de Andalucía apurarán su decisión hasta la celebración del Comité Director del próximo martes. Estudian si deben respaldar a Susana Díaz "por responsabilidad", ant

IÑIGO ADURIZ

La batalla puede estar a punto de comenzar en el seno del PSOE de Andalucía. El sector crítico afín al expresidente de la Junta Manuel Chaves se debate aún entre la posibilidad de allanar el camino al hoy jefe del Ejecutivo autonómico, José Antonio Griñán, en sus intenciones de dar el relevo cuanto antes a la líder del partido en Sevilla y consejera de Presidencia, Susana Díaz, y entre la de tratar de salir fortalecido de la precipitación de su líder presentando un candidato alternativo a la dirigente socialista y luchando por ganar las primarias del partido del 29 de julio.

Fuentes de la dirección del PSOE de Jaén, provincia controlada por ese sector crítico y en la que se concentra el mayor número de simpatizantes del mismo, han confirmado a Público que están aún "dándole vueltas" a las posibilidades que se les plantean en este escenario del que, insisten, no tuvieron conocimiento hasta el pasado martes. Fue en la reunión que Griñán mantuvo con los secretarios generales de las ocho provincias andaluzas cuando se enteraron de las pretensiones de su secretario general autonómico. 

Reconocen que tienen "poco margen de maniobra", y afirman que su federación provincial fue "de las que más sorpresa" se llevó ante el discurso pronunciado por el presidente de la Junta el miércoles, en el Debate del Estado de la Región. No descartan, en cambio, dar la batalla en las próximas semanas por tratar de volver a controlar el partido y, para decidirlo, se dan de plazo hasta el próximo martes, cuando se reúne el Comité Director del PSOE de Andalucía. El máximo órgano entre congresos aprobará previsiblemente el calendario de primarias presentado ayer por la Ejecutiva regional. 

Las fuentes consultadas insisten, en todo caso, en que son conscientes del daño orgánico que ha producido el anuncio de Griñán a todo el partido y más allá de las fronteras andaluzas. Este sector es, además, cercano a la Ejecutiva federal que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha resultado más que tocado por la decisión del presidente del PSOE. De hecho, la mano derecha de Chaves en los últimos años, Gaspar Zarrías, es el responsable de política municipal del equipo del secretario general federal y hombre de su entera confianza.

Quizá por ello los socialistas de Jaén contemplan también la posibilidad de no dar un paso adelante de cara a estas primarias. "También debemos ser responsables en los momentos en los que estamos", dicen. Esa puede ser una razón, si bien también podría ser determinante el peso de este sector en el conjunto del partido, que medios andaluces contabilizan en torno al 30% del total, y que por la rigidez de los plazos y la precipitación de las primarias parece difícil ampliar en tan poco tiempo. 

Pero quizá el principal problema de los críticos es la falta de nombres. Los dirigentes andaluces consultados no han querido entrar en especulaciones. Pero ayer, en los pasillos del Congreso de los Diputados sonaban algunos, aunque el que se sigue hablando con más fuerza es el de la exconsejera de Igualdad de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro.

Más noticias de Política y Sociedad