Público
Público

Los seis detenidos de UGT-Asturias quedan en libertad como investigados

Los implicados califican de "desproporcionada" la operación de la Guardia Civil y reiteran que no han cometido "ninguna ilegalidad".

El ex secretario general de UGT-Asturias, Justo Rodríguez Braga (3i), y otros detenidos a su llegada a la sede de UGT en Oviedo. /EFE

EFE

OVIEDO.- La titular del juzgado número 4 de Oviedo ha dejado en libertad sin medidas cautelares a los seis detenidos en relación con el presunto fraude en la gestión de cursos de formación por parte de UGT-Asturias tras ser trasladados esta mañana a la sede judicial.

Tras pasar 24 horas detenidos, el juzgado de instrucción número 4 de Oviedo ha dictado la orden de libertad sin medidas cautelares, aunque mantiene para todos ellos la condición de investigados.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), el auto dictado por la titular del juzgado que instruye la causa abierta por un delito contra la Hacienda Pública en su modalidad de fraude en subvenciones y falsedad documental refleja además la obligación de que los detenidos comuniquen cualquier cambio de domicilio a efectos de posibles notificaciones judiciales.

Según el abogado de UGT, Francisco Alonso, que representa a cinco de los detenidos, el auto de la jueza "deja sin efecto la detención y en libertad sin ningún tipo de medida cautelar".

Tras asegurar que no ve explicación alguna a las detenciones, el letrado ha afirmado que el sindicato no descarta iniciar acciones judiciales por todo el operativo de ayer en el que la Guardia Civil registró durante siete horas la sede de UGT en Asturias.

Operación "desproporcionada"

Juan Carlos Rodríguez, abogado de la ex empleada del Instituto de Formación y Estudios Sociales, Silvia Sariego, ha explicado que su defendida se ha vuelto a ratificar en la declaración que ayer realizó ante la Guardia Civil y que está "con la conciencia tranquila al no haber cometido ninguna irregularidad ya que siempre ha sido supervisada en el trabajo que ha realizado".

Por su parte, el ex responsable de Formación del sindicato, Daniel Rodríguez, ha señalado en UGT se pudieron hacer las cosas "mejor o peor", pero sin cometer ilegalidades y ha calificado de "desproporcionada" la operación llevada a cabo por la Guardia Civil.

"Somos gente honrada que nos sabemos de qué se nos acusa. No soy consciente de ninguna irregularidad y creo que el resto de compañeros han realizado su gestión sin irregularidades", ha subrayado Rodríguez.

El ex dirigente sindical, que ayer fue trasladado al hospital tras sufrir una crisis de ansiedad, ha apuntado que se encuentran "indefensos ante la puesta en escena" realizada en la sede de UGT.

Tampoco le encuentra explicación el ex secretario general de UGT-Asturias, Justo Rodríguez Braga, que a su salida del Palacio de Justicia de Oviedo ha negado que desde el sindicato se cometiera "ninguna irregularidad" en la gestión de las subvenciones que recibía para impartir formación a desempleados.

A su juicio, la operación llevada a cabo ayer por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que realizó las detenciones en los domicilios de los arrestados y registró durante siete horas la sede de UGT-Asturias, más bien responde a un circo mediático para tapar otras cosas que salen estos días en los medios de comunicación, como el caso Gürtel o el del Yak-42.

El que fuera máximo dirigente en Asturias del sindicato entre 2000 y 2016 fue detenido en su domicilio de Gijón, al igual que tres miembros de su ejecutiva y dos ex empleados del sindicato, arrestos que coincidieron con el registro en la sede de UGT.

"Estamos muy extrañados de lo que ha pasado y no lo entendemos. Se monta parafernalia tremenda para estar a las 24 horas en la calle sin ningún tipo de cargo. Parece que esto viene de muy arriba ", ha afirmado, antes de asegurar que él y el sindicato van a seguir colaborando para que la justicia aclare cuanto antes este caso.

Más noticias de Política y Sociedad