Público
Público

El Senado aprueba castigar hasta con cuatro años de cárcel huir tras un accidente

La reforma corrige en el Código Penal situaciones como el castigo por el abandono del lugar de los hechos si la víctima sigue viva, pero no si ha fallecido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Archivo. EFE

El Pleno del Senado ha aprobado con el apoyo de todos los grupos políticos salvo el de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea la modificación del Código Penal para endurecer las penas por imprudencias en la conducción y castigar hasta con 4 años de cárcel abandonar el lugar del accidente tras haberlo causado.

La reforma, que ha sido aprobada de forma definitiva al no incluirse enmiendas sobre el texto que salió del Congreso, corrige en el Código Penal situaciones como el castigo por el abandono del lugar de los hechos si la víctima sigue viva, pero no si ha fallecido.

Ese era el caso de Anna González, la mujer que impulsó la campaña que dio vida a esta reforma, #PorUnaLeyJusta -después de que su marido falleciera en 2013 cuando circulaba en bicicleta atropellado por un conductor que se dio a la fuga-, para que casos como este no quedaran impunes.

El texto ha salido adelante con 222 votos a favor, 17 en contra y ninguna abstención. La iniciativa, lanzada en 2017 por el PP en el Congreso, concitó un importante apoyo –sólo se opusieron los diputados de Podemos–.

Hasta el momento solo existía delito por la omisión de socorro, si la víctima estaba viva y no había más personas para auxiliarla

El objetivo es devolver a la vía penal algunas infracciones que la reforma del Código Penal de 2015 había sacado de esta ley. Las penas por las imprudencias al volante, en especial las derivadas del exceso de velocidad y el consumo de alcohol y drogas, se agravarán, diferenciándose entre imprudencia grave y menos grave.

Hasta el momento solo existía delito por la omisión de socorro, si la víctima estaba viva y no había más personas para auxiliarla. Encontramos también contradicciones como que la fuga con muertos no era delito pero sí con lesionados. Con la anterior regulación el 90% de los accidentes quedaban impunes.

Las penas por las imprudencias al volante, en especial las derivadas del exceso de velocidad y el consumo de alcohol y drogas, se agravarán

La proposición también establece que la muerte de varios ciclistas o peatones pase a estar penado con hasta nueve años de prisión en lugar de cuatro. Y las imprudencias menos graves al volante con resultado de lesiones leves, según el texto, pasarán a castigarse por la vía penal y no por la administrativa como hasta ahora. En suma, según han resaltado los portavoces, con la reforma el 90% de las víctimas que ahora se quedaban fuera del Código Penal, podrán acudir a esta vía.

A diferencia de la anterior legislación, se tendrá en cuenta el número de fallecidos, dándole poder al juez para agravar la pena hasta seis años si se causan como mínimo dos fallecidos o un fallecido y un lesionado grave. Y podrá agravarla hasta nueve años si hay demasiados fallecidos, aunque la norma no concreta cuál es el número exacto, dejando la apreciación al juez.

Más noticias en Política y Sociedad