Público
Público

Un senador del PP cobró por un espectáculo 13.000 euros públicos que omitió a la Cámara

Joel Delgado Cáceres, senador por Lanzarote, firmó un contrato con el Cabildo de la isla para "producir" este show humorístico en 2016. Después de llevarlo a cabo, aseguró hasta en dos ocasiones a la Comisión de Incompatibilidades de la Cámara Alta que no estaba cobrando dinero público por otros trabajos. El parlamentario conservador reconoce este cobro, y afirma que remitió hace meses un escrito a los letrados de la Cámara Baja para que le aclarasen si ha "cometido un error", y por tanto si ha incurrido en incompatibilidad.

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 7

El Senado, en una imagen de archivo. 

Joel Delgado Cáceres, senador del Partido Popular por Lanzarote, cobró 13.438 euros de dinero público por producir un espectáculo de humor en octubre de 2016, apenas cuatro meses después de las elecciones generales en las que logró su escaño.

Público ha accedido en exclusiva al contrato firmado entre el Cabildo de Lanzarote y el parlamentario del PP, en calidad de "productor" del show Made in Canarias, de 80 minutos de duración. El hecho de que Delgado se embolsara este pago por parte del Cabildo puede ser contrario a la normativa sobre compatibilidades que recoge la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) en sus artículos 157 y 159.

Según la LOREG, la condición de senador es incompatible con cobrar de una administración pública, salvo contadas excepciones

"El mandato de diputados y senadores será incompatible con el desempeño, por sí o mediante sustitución, de cualquier otro puesto, profesión o actividad, públicos o privados, por cuenta propia o ajena, retribuidos mediante sueldo, salario, arancel, honorarios o cualquier otra forma". "En particular" -continúa la norma-, "la condición de diputado y senador es incompatible con el ejercicio de la función pública y con el desempeño de cualquier otro puesto que figure al servicio o en los Presupuestos de los órganos constitucionales o de las Administraciones Públicas”, reza la LOREG.

En conversación con este diario, Delgado reconoce este cobro y sostiene que, en realidad, quien pagaba era en realidad la Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote S.A., una entidad mercantil de carácter mixto creada en 2006. En el documento, sin embargo, sólo aparece el nombre del Cabildo, y quien lo firma es el consejero de Economía y Hacienda del mismo Celestino Arráez.

Delgado reconoce el cobro y afirma que ha pedido a los letrados del Senado que aclaren si incurrió en incompatibilidad

El senador del PP justifica este hecho incidiendo en que el Cabildo es mayoritario en esta sociedad, y afirma que el dinero con el que ésta opera "no es público", ya que también viene de empresas. Según la web oficial de esta entidad, los accionistas públicos -Cabildo y siete ayuntamientos- representan al menos el 80% del accionariado. 

Los escritos al Senado en los que no aparece este cobro

Además, existen distintos documentos remitidos a la Comisión de Incompatibilidades de la Cámara Alta en los que Delgado no facilita toda la información sobre este contrato. Insiste en al menos tres escritos distintos en que ni cobraba ni cobraría dinero público por sus actividades, aunque dos de estos textos están fechados con posterioridad a la firma del acuerdo con el Cabildo. 

Para empezar, así consta en su declaración de actividades del 8 de julio de 2016, recogida en la web del Senado, en la que figura que compatibiliza el escaño con su labor como autónomo en el sector servicios, y en la que aparece vacía la categoría de "ingresos con cargo al sector público" -lo que explica incidiendo en que entonces no percibía ingresos de este tipo. Ese mismo día, Delgado solicita autorización para desarrollar actividades también en materia de "servicios de mantenimiento y limpieza y producción de eventos musicales, deportivos y culturales".

Delgado afirma en escritos remitidos al Senado tras firmar el contrato que no cobra de ninguna administración

Tres meses después -el 7 de noviembre-, cuando ya había tenido lugar el espectáculo en cuestión, y en respuesta a un requerimiento de la Comisión de Incompatibilidades, Delgado declara "no depender económicamente de ninguna administración pública y/o entidad empresarial de titularidad públicacon la que actualmente" no tiene "ninguna relación".

Joel Delgado, en la imagen de la web del Senado.

Y, de nuevo en respuesta a la Comisión, el 29 de noviembre proporciona algunos datos más sobre su actividad "en régimen de autónomo", de nuevo sin reconocer cobros por parte de ninguna administración pública –"Declarando que no mantengo contratos por los que deba prestaciones que se paguen con fondos de administraciones, organismos o empresas del sector público estatal, autonómico o local". Sin embargo, quien contrató su show fue el propio Cabildo, en manos de Coalición Canaria -habitual aliado del PP en el Congreso de los Diputados-.

Por otro lado, en su respuesta a Delgado, publicada en febrero de 2017, la Comisión de Incompatibilidades -presidida por el líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla-, que lleva sin celebrar sesiones más de tres mese, se limitó a afirmar que, de la documentación presentada y del conocimiento” que poseía, no se podía deducir incompatibilidad. Las Cortes Generales no investigan por defecto las declaraciones juradas de los diputados y senadores -carecen de medios para ello- y se limitan a revisar la documentación que estos adjuntan.

Por su parte, el senador incide en que hace meses remitió un escrito a los letrados de la cámara para que le aclarasen si, efectivamente, cometió "un error", y por tanto incurrió en incompatibilidad. "Cuando me doy cuenta del posible error, cuando surge la duda, lo que hago es pedirle a la cámara un informe para poder, en todo caso, devolver la parte que corresponda".

"He sido yo el que he instado a que explique si he cometido algún tipo de incompatibilidad", afirma, insistiendo en que en sus años como concejal nunca cobró de administraciones públicas. También sostiene que no ocultó esta actividad a la cámara, ya que en julio y en noviembre, cuando remitió estos escritos, no estaba cobrando de ninguna administración -el espectáculo se celebró en octubre-. 

La empresa que no aparece en el contrato… ni en el registro

Hay otras circunstancias que rodean al contrato, fechado el 30 de septiembre, que también arrojan algunas sombras; el informe de necesidad -oficial y con membrete del Cabildo-, rubricado por el director del Patronato de Turismo y por el Consejero del ramo -Héctor Fernández Manchado y Echedey Eugenio-, afirma que es “necesaria la realización de un contrato menor con la empresa Naranja Producciones para la promoción de la isla de Lanzarote como destino de eventos culturales”, sin revelar en ningún momento el nombre del senador del PP, que es quien está tras Naranja Producciones. 

El senador sostiene que, de los 13.438 euros cobrados, finalmente declaró beneficios por 1.787 euros, "descontando gastos"

Lo curioso es que el nombre de esta empresa no aparece mencionado ni una sola vez en las cinco páginas del contrato en poder de este diario. En otro escrito también fechado en septiembre, Delgado se atribuye actuar "en representación del nombre comercial Naranja Producciones", para certificar "la exclusividad del espectáculo Made in Canarias".

De hecho, Naranja Producciones no es una empresa como tal. "Es una denominación comercial", explica el senador del PP. "Los autónomos no podemos poner nombre a nuestra propia empresa", incide. Apunta que, de los 13.438 euros cobrados, afirma que finalmente declaró beneficios por 1.787 euros, "descontando gastos".  Así consta en la factura que ha remitido a este diario, y que en esta ocasión lleva el membrete de Grupo Azul, Mantenimiento Integral de Empresas.

Los otros escándalos de Delgado

La UCO intervino conversaciones de Delgado en las que intentaba colocar a su madre como traductora de inglés, lengua que ella no conocía

Por otro lado, y además de su vínculo con la “empresa”/ “marca comercial” Naranja Producciones, en 2014 se publicó en medios locales canarios que, durante su etapa como concejal de Arrecife (2008-2016), antes de ser senador, Delgado rotuló la furgoneta de otra de sus supuestas empresas, Grupo Azul, con su número de móvil corporativo, costeado enteramente por el Ayuntamiento, y existen fotografías que así lo reflejan. Entonces, Delgado reconoció que en ocasiones había usado este teléfono con fines privados, aunque sostuvo que "no acostumbraba" a hacerlo, e incidió en que esta línea, pagada con dinero público, era la única de la que disponía.

Con todo, este no es ni mucho menos el único escándalo que salpica a Delgado. El senador del PP estuvo imputado en el marco del caso Unión -trama de corrupción en Canarias- por intentar colocar a su madre en el Ayuntamiento de Arrecife, en un puesto de traductora de inglés, aunque no consta que su progenitora tuviera siquiera el menor conocimiento de este idioma. La imputación llegó tras la intervención por parte de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) de numerosas conversaciones del entonces concejal, aunque finalmente fue desimputado porque esta contratación no tuvo lugar.

El espectáculo de Delgado

El show en cuestión, cuya duración estimada era de 80 minutos, tuvo lugar el 2 de octubre de 2016 en la explanada de los aparcamientos del Centro Comercial Nautilus de Costa Teguise, y en él estaba previsto que participaran Manolo Vieira, Kike Pérez y Aaarón Gómez. "Supone la ampliación de la oferta turístico cultural del municipio con el consiguiente beneficio para los visitantes y focales del área de Costa Teguise", rezaba el informe del Cabildo sobre el espectáculo.

La LOREG, clara con las incompatibilidades

El artículo 70 de la Constitución establece que es la LOREG la que determina "las causas de inelegibilidad e incompatibilidad de los diputados y senadores". Según el artículo 159 de esta normativa, “el mandato de los diputados y senadores es incompatible con el desempeño de actividades privadas”.

"En particular, es en todo caso incompatible la realización de las conductas siguientes: La actividad de contratista o fiador de obras, servicios, suministros y, en general, cualesquiera contratos que se paguen con fondos de Organismos o Empresas del sector público estatal, autonómico o local o el desempeño de puestos o cargos que lleven anejas funciones de dirección, representación, asesoramiento o prestación de servicios en compañías o empresas que se dediquen a dichas actividades".

Las excepciones a esta norma son escasas: "La mera administración del patrimonio personal o familiar"; "La producción y creación literaria, científica, artística o técnica, así como las publicaciones derivadas de ellas", sí quedarían fuera de este paraguas.

Más noticias en Política y Sociedad