Público
Público

Sentencia del 'procés' El Supremo considera probado que los Mossos espiaron a policías el 1-O y ayudaron a realizar el referéndum "en algunos casos"

La sentencia del Alto Tribunal es muy contundente en lo que respecta al entonces conseller de Interior, Joaquim Forn. Le impone 10 años y 6 meses de cárcel y el mismo periodo de inhabilitación absoluta por sedición. Afirma que hizo "inefectivas" las órdenes del TSJ de Catalunya "neutralizando" a los Mossos, dependientes de Interior.

El exconseller de Interior del Govern catalán Joaquim Forn durante su declaración durante el juicio al 'procés'. (EFE)

El Tribunal Supremo sostiene que los Mossos d'Esquadra espiaron a policías el 1-O y, "en algunos casos", colaboraron en la realización del referéndum soberanista del 1 de octubre de 2017.

La sentencia del juicio a la cúpula del procés, dada a conocer este lunes, es contundente con la actuación de la policía catalana, y en particular con la del entonces conseller de Interior, Joaquim Forn, el mando político del que dependían los Mossos. Forn ha sido condenado a 10 años y 6 meses de cárcel y al mismo periodo de inhabilitación absoluta por sedición [Aquí, todas las penas].

"En algunos casos,
[Los Mossos] llegaron incluso a recoger, hacerse cargo y trasladar material electoral, que les
era entregado por los ciudadanos que llevaron a cabo la gestión de las
correspondientes mesas de votación"

La Sala de lo Penal del Alto Tribunal ha aseverado que el entonces conseller de Interior se valió de su cargo para hacer "inefectivas" las órdenes del TSJC de evitar el referéndum del 1-O. "En todo momento ordenó su comportamiento, tanto como miembro del Govern como cabeza de la Consejería de la que dependían los Mossos d'Esquadra, a reconducir la interpretación de los mandatos del Tribunal Constitucional, del titular del juzgado número 13 de Barcelona, del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia y de la magistrada de la Sala de lo Civil y Penal de ese mismo tribunal, a un sentido y alcance que permitiera disimular su aparente cumplimiento con el decidido propósito de hacer inefectivas tales legítimas órdenes jurisdiccionales y del fiscal superior", reza la sentencia.

A su vez, en lo que respecta al 1-O, el Supremo afirma que en "algunos casos" los policías catalanes llegaron a colaborar activamente para facilitar el referéndum.
"Los Mossos -que dependían administrativa y no solo políticamente del
procesado Sr Forn- no interfirieron la emisión de votos, más allá de alguna
actuación aparente y en un mínimo número de centros. En algunos casos,
llegaron incluso a recoger, hacerse cargo y trasladar material electoral, que les
era entregado por los ciudadanos que llevaron a cabo la gestión de las
correspondientes mesas de votación", sostiene el fallo.

"La presencia de los Mossos no solamente careció de actividad alguna dirigida al desalojo de los centros", apunta, "sino que fue ocasión para que informaran de la estrategia policial que se seguiría al respecto". 

Además, los 7 magistrados del tribunal presidido por Manuel Marchene entienden que el dispositivo orquestado para esta jornada -con los mossos repartidos en binomios- se buscó dar "coartada de la insuficiencia" de este cuerpo. "La coartada de la insuficiencia de Mossos en cada uno y en todos los centros para cumplir el mandato de la magistrada del TSJ se mostró con cínica notoriedad", reza el texto, que también señala que esto dificultó la actuación de la Guardia Civil y la Policía Nacional. 

El 20-S y Sànchez como interlocutor

Por otro lado, en lo que respecta a la concentración ante la sede de Economía de la Generalitat del 20 de septiembre de 2017, el Alto Tribunal recuerda que Forn reconoció haber mantenido una "omunicación tardía a los efectos de regulación del derecho de manifestación, autorizando su realización". También esgrime que el conseller "demostró estar al corriente de sus dimensiones cuando dirigió una orden al mando de los Mossos para que confirieran al coacusado Jordi Sánchez facultades mediadoras".