Público
Público

sesión de control al Gobierno Sánchez, a Casado: "Si no hace oposición con sentido de Estado, lo pagará en las urnas"

El presidente del Gobierno le tiende de nuevo la mano al líder del PP para negociar los Presupuestos, pero Casado lo tacha de incoherente y le recuerda que él mismo defendía someterse a una cuestión de confianza si fracasaban las cuentas

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso durante la sesión de control EFE

Han pasado algo más de cinco meses desde que Pedro Sánchez resultó elegido presidente del Gobierno en la moción de censura que triunfó en el Congreso, pero el líder del PP, Pablo Casado, ya habla de cuestión de confianza. El presidente de los populares ha cargado contra Sánchez durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso en la que ha recordado unas palabras del líder del Ejecutivo instando a Rajoy a anticipar las elecciones o a someterse a una cuestión de confianza si no lograba aprobar los Presupuestos.

"¿Está de acuerdo el presidente del Gobierno con la opinión de Pedro Sánchez afirmando que, si no se aprueban los Presupuestos, o se anticipan elecciones o hay que someterse a una cuestión de confianza?", ha preguntado Casado, que ha acusado a Sánchez de sufrir "disociación de personalidad" por los cambios de criterio que a su juicio ha tenido el líder del Ejecutivo con cuestiones como las negociaciones con los independentistas o los Presupuestos Generales del Estado.

 "No sé qué prisa tiene en perder unas elecciones. Las habrá y podemos debatir", ha respondido el presidente, que ha insistido en que, antes de que acabe el año, el Gobierno traerá el proyecto de cuentas a la Cámara. Sánchez ha optado por volver a tenderle la mano al PP para negociar los Presupuestos y les ha advertido a los populares del desgaste electoral que puede acarrear su estrategia de oposición: "Si usted, desde la moderación, el diálogo y el respeto, está dispuesto a sentarse con el Gobierno para mejorar estos Presupuestos, le tendemos la mano; pero si no hace una oposición útil y con sentido de Estado, lo pagará en las urnas".

Apenas un mes antes, el presidente había anunciado que rompía relaciones con Pablo Casado después de que éste le acusara de ser cómplice del "golpe de Estado" que a su juicio habían intentado perpetrar los independentistas en Catalunya. Sin embargo, esta semana se conoció que conservadores y socialistas habían pactado la renovación de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), algo que no ha servido para que, al menos en público, el presidente del PP rebaje el tono con Sánchez.

"Si usted fuera responsable, pactaría con los partidos que defienden a España. Votaría a favor de evitar los indultos por rebelión, en vez de votar contra le ley de protección de símbolos. Haga caso al otro Sánchez, póngase de acuerdo con él. Se presente quien se presente, ganaremos los españoles echándole del Gobierno", ha zanjado su turno de intervención Casado, antes de que el presidente insistiera en que debe abandonar la "crispación".

Críticas a la Justicia española

Pero la presión al Gobierno no solo ha venido del lado conservador del hemiciclo. Tanto ERC como el PNV han criticado el funcionamiento del sistema judicial español ante un Sánchez que ha tratado de sacar pecho de la independencia de la Justicia. El portavoz de la formación catalana, Joan Tardá, se ha mostrado muy duro con el presidente del Ejecutivo y le ha instado a "salir del estercolero" y a "pedir disculpas por el pasteleo con Casado" anunciado el nombre del presidente del CGPJ antes de ser elegido. También la ha exigido que pida la dimisión del presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.

"No nos digan que en España existe una escrupulosa división de poderes. Existe un reparto de poderes. El sistema judicial es endogámico y clasista", ha dicho Tardá, que ha criticado de nuevo las peticiones de condena para los presos del "procés". Un argumento con el que Sánchez ha discrepado, amparándose en que es la Constitución la que establece que es el Legislativo el que elige a los miembros del CGPJ.

El diputado del PNV Mikel Legarda le ha preguntado al líder del Ejecutivo si está de acuerdo con la sentencia del Tribunal de Estrasburgo en relación al reconocimiengo mutuo de penas entre Estados miembros de la Unión, que avala la doctrina fijada por el Tribunal Supremo de no conmutar las penas cumplidas por miembros de ETA.

"La sentencia les recuerda que para tener beneficios penitenciarios tendrán que acogerse a la normativa española, ni más ni menos", ha contestado Sánchez.

Más noticias en Política y Sociedad